sábado, 24 de mayo de 2014

Viene el CuCo... Cuadernos de cómic

De hecho, llegó en abril y por segunda vez. Les debía esto.

Desde fines del 2012, en España se gestó una nueva propuesta editorial digital dedicada al estudio de la historieta en cualquiera de sus manifestaciones y desde cualquier ángulo, siempre que hubieran pretensiones académicas de por medio. Se trata de CuCo, Cuadernos de cómic; una publicación de vocación semestral editada por la editorial del mismo nombre y que con su segundo número se va consolidando como un buen referente para adentrarse al estudio del cómic desde nuestro idioma.

Luego de meses de arduo trabajo editorial, el número uno de la revista salió en setiembre del 2013 y en abril de 2014 acaba de salir el segundo número. Las revistas incluyen artículos analíticos, ensayos y reseñas. Por supuesto, la descarga es absolutamente gratuita. Hay artículos muy buenos y otros un tanto generalistas, pero la lectura es cien por ciento recomendable. Copio abajo los índices:

miércoles, 21 de mayo de 2014

J-Music NAU

El título de este post correponde al nombre del próximo evento del Keijiban Kurabu-ケイジバンクラブ (sí, aquellos que nos traen el Natsu Matsuri cada año) dedica a todas las formas de música japonesa.

Si eres un fanático acérrimo de la cultura pop nipona con todo seguridad que este evento es para ti. La gente de Keijiban Kurabu-ケイジバンクラブ ha realizado y riguroso casting para la selección de las mejores voces peruanas dedicadas a cultivar la J-Music, lo que incluye canciones de anime o de solistas y grupos de J-pop. Además se contarán con las participaciones especiales de Berioska Liliana, jpop idol nacional, y Edison Adrian, pianista miembro del conocido grupo Animatissimo y otaku de corazón.

La cita es este sábado 24 de mayo a las 6 de la tarde en el Dai Hall del Centro Cultural Peruano Japonés.

viernes, 9 de mayo de 2014

Post de batianiversario 2: Oda a la capucha (a ti no, Bruce)

Dado que empezamos el mes de aniversario del buen murciélago (y que estamos en el año de aniversario en general), y dado que es mi superhéroe favorito, pues continuaré con los batipost hasta que se me acaben las ideas, hasta que se me pase lo friki o hasta que se acabe el año. Los intercalaré con otro tipo de entradas, por supuesto; tampoco se trata de atormentar a los infieles.

No es necesario ser un friki del encapuchado, como es el caso de un servidor, para saber que hasta el cansancio se ha dicho que la capucha es la verdadera piel de Bruce, mientras que su vida de civil es la máscara. Uno de los momentos más claros de esto es cuando, durante la saga de Bruce Wayne: Fugitive (que están reeditando por aniversario), la batifamilia trata de convencerlo, por la razón y por la fuerza, de que no se deshaga de la identidad Bruce Wayne. Batman, además, en más de una ocasión ha dicho que esa identidad es absolutamente prescindible.


Pero también es cierto que Batman es un símbolo y una leyenda que no necesita de un sujeto específico, ni siquiera de Bruce (aunque sí de un digno ocupante), y me estoy situando dentro de la lógica interna del batiuniverso. Esto nos lo han dejado claro los guionistas a lo largo de los años, desde las fantasías extravagantes del Alfred de la Silver Age en donde se dan las primeras sucesiones del legado (Dick es Batman y Robin es el hijo de Bruce y Batwoman, quien eventualmente llevará el manto), pasando por los sueños de Paul Pope y por los elseworlds en que Damian lleva la capucha, hasta Terry McGinnis (Batman Beyond), entre otros. Este último, por cierto, es mi favorito porque la sucesión es irreversible y en cierta forma canónica, aunque demasiada alejada del “presente” como para que lo sea enteramente.




De hecho, este tema de la sucesión del legado (la capucha) es una, en mi opinión, de las grandes particularidades del personaje. Ser Batman es una herencia deliberadamente planeada de esa forma (tal vez no en su origen, pero ahora indudablemente que sí), para la cual hay un maestro y un pupilo, es una tradición controlada en la cual virtualmente podría participar cualquier ser humano (si aguanta) y quienes participan lo hacen con la bendición del patriarca. No pasa lo mismo con ningún otro de los grandes de DC: