miércoles, 3 de marzo de 2010

Ciudadano POP entrevista a Jeffrey Brown

Para sorpresa de todos los incrédulos... ¡Regresamos con las entrevistas en Ciudadano POP! Para volver con un bang, los dejo con una entrevista a Jeffrey Brown, ganador del Ignatz y uno de los mejores caricaturistas gringos trabajando en este momento. Si no conocen el nombre, no se preocupen. Jeffrey es dueño de un estilo extraño e íntimo y entre sus mejores trabajos tenemos a AEIOU, Clumsy y las aventuras de Bighead. Algunas de sus historias son semi autobiográficas sobre sus relaciones personales y otras como Bighead son cuentos de acción desenfrenados con personajes deformes. No se olviden de visitar su blog Jeffrey Brown Comics.

----------


Ciudadano POP (CP): ¿Cuál es tu origen secreto? ¿Qué libro o artista hizo que te enamoraras del medio?

Jeffrey Brown (JB): El primer comic que compré en mi vida fue X-Men #192. Me convertí en un fan al instante y en un coleccionista de comics Marvel, en especial los X-Men. Eventualmente me cansé de los comics de superhéroes, pero descubrí el trabajo de algunos artistas europeos, en particular el del francés Moebius. Para cuando me fui a la universidad, había dejado de leer comics por completo, vendiendo casi toda mi colección. Luego, en el 2000 redescubrí mi amor por los comics con el trabajo de Chris Ware y Daniel Clowes y desde entonces, he leído todo lo que he podido conseguir, incluyendo muchos de los comics que tuve de pequeño y que vendí cuando crecí.

CP: ¿Cuán autobiográficos son tus comics autobiográficos? Es decir, ¿Sueles “torcer” ciertos eventos reales que te ocurrieron para beneficio del aspecto dramático de la historia?

JB: Todas mis historias son tan precisas como las puedo recordar. Claro que hay que tener en cuento que como no tomo notas y trabajo solamente desde mi memoria, es cuestionable cuantos de los hechos que relato son 100% correctos. Yo nunca busco cambiar cosas o llevarlas por el camino de la ficción, pero creo que aparte de la desconfiabilidad de los recuerdos de uno, hay un elemento de perspectiva. Todas mis historias son narradas desde mi punto de vista y es natural asumir que hay cosas que dejo de lado mientras que otras personas pudieron haberlas incluido. En ese sentido, a pesar que mis comics tienen una apariencia de documental por momentos, en realidad son una especie de construcción de varios elementos.

CP: Mientras veía tu blog, me di cuenta del proceso que usas para escribir guiones. Parece que juntas elementos en un esquema que no incluye ni el diálogo final ni pautas visuales. ¿Qué beneficios te da esta libertad? ¿Cuánto espacio dejas para la improvisación?

JB: Tengo varias cantidades de espacio libre que dejo para improvisar, casi siempre más cuando escribo ficción o humor. Cuando hago mi material autobiográfico, frecuentemente tengo una idea completa y específica de lo que quiero expresar en el comic y casi siempre tengo todo resuelto antes que empiece a dibujar. A pesar que mis guiones pueden parecer minimalistas, la mayoría de lo que se ven son notas a cosas que están planeadas en mayor amplitud en mi cabeza.


JB: Así que mientras una página del guión puede indicar un panel con la palabra “caminar”, la verdad es que en el contexto de la historia que planeo, tengo una idea más específica de lo que eso significa, ya sea una referencia a algún elemento en el fondo o alguna expresión concreta que esté haciendo en ese momento. Siempre que escribo, en mi cabeza ando pensando en el trabajo final.

CP: Uno de mis libros favoritos es la serie ‘Conversation’ con James Kochalka en la que colabora con otros artistas es una especie de mash-up de dibujos. Tú trabajaste con él en el #2. ¿Cómo fue esa experiencia colectiva? ¿Te acercaste al material de la misma forma en la que harías un comic solo?

JB: Fue divertido y muy diferente de cualquier cosa que haya hecho hasta ese momento. Dado que nosotros seguiríamos y responderíamos a los avances de cada uno, fue difícil tratar de controlar y guiar las cosas en una dirección particular, o establecer algo con un ritmo determinado. Por ejemplo, yo podría dibujar un panel, tratando de seguir con la misma idea en el panel que seguía a la respuesta de James, pero su panel a veces llevaba el material en direcciones completamente distintas.


CP: Tu trabajo oscila entre lo autobiográfico y la ficción humorística. ¿Necesitas estar en un estado emocional particular para crearlos?

JB: Para mí… creo que el trabajo que hago guía más mi estado emocional que yo tener que estar en un estado para crearlos… Así que cuando escribo sobre cosas tristes que me han ocurrido, empiezo a ponerme triste, sin importar que estuviera contento durante todo el día. A medida que he ido creciendo, me parece que tengo un mejor control sobre mis propias emociones, así que puede que esto ya no sea tan cierto.

CP: ¿Quiénes son tus influencias principales fuera del mundo de los comics?

JB: Son tantas las influencias… series de TV cómicas como Kids In The Hall o Monty Python, los films de Terry Gilliam, libros de Haruki Murakami, Mc Sweeney's. Mucha música - Yo La Tengo, Phil Elverum, Andrew Bird. Carl Sagan ha tenido una gran influencia en mí.

También hay muchas corrientes artísticas que me han influenciado como el expresionismo alemán, pero también otro rango de artistas como Robert Motherwell, Joseph Beuys, David Shrigley, Hannah Hoch. Trato de absorber todo lo que pueda encontrar, hasta cierto punto, y hasta las cosas que no le gustan necesariamente a uno pueden terminar influyéndonos de maneras sorprendentes.

CP: ¿Y dentro del mundo de comics?

JB: Chris Ware, Julie Doucet, Chester Brown, Dan Clowes, Grant Morrison, Paul Hornschemeier, Anders Nilsen, Moebius, Art Adams, Ivan Brunetti, Phoebe Gloeckner, Adrian Tomine... demasiados para nombrar todos la verdad!

CP: ¿Qué palabras tienes para artistas que trabajan en países latinoamericanos donde no necesariamente hay un sistema establecido que los apoye en términos de publicación?

JB: Si tienes tinta y papel, puedes hacer comics. Aún en Estados Unidos es difícil hacer una vida del dibujo. La mayoría tiene otros trabajos, hacen encargos de ilustración o viven frugalmente. Claro que ser un artista de cualquier tipo puede ser duro el 99.9% de las veces. Simplemente tienes que querer hacerlo, y si tienes materiales para dibujar, puedes hacerlo, y si tienes acceso a una fotocopiadora, un scanner o al internet, entonces puedes poner tus comics en un espacio donde todos pueden verlo. Pero siempre debes preocuparte antes por hacer el trabajo. El tema de la publicación viene en un segundo lugar.

(Colaboración de Brown para el brillante Bart Simpsons' Treehouse of Horror #15)

CP: Finalmente, esta es una pregunta que hago a todos los artistas que entrevisto. Si por algún motivo cósmico no te hubieras convertido en un creador de comics, ¿Qué otra cosa te gustaría hacer?

JB: Creo que sería un jugador de futbol norteamericano profesional. La verdad es que siempre me gustó más dibujar, y además, las prácticas de futbol norteamericano interferían con mi tiempo exclusivo para ver dibujos animados.

CP: ¡Genial! Mil gracias por tu tiempo Jeffrey.

---------

Gracias a Jeffrey Brown por responder nuestras preguntas y ojalá les haya gustado la entrevista a este científico loco del mundo de los comics. Y si no han leído algo suyo, ¿Qué esperan? No se olviden que pueden empezar, visitando su blog.

POSTS RELACIONADOS

- El arte de los comics de Jeffrey Brown

- Wolverine de Jeffrey Brown

4 comentarios:

Jesús Cossio dijo...

hola. por qué lo llamas "caricaturista?
no sería mejor "dibujante", "autor de comics" o "historietista"?

saludos

Gianco dijo...

No se...
¿Cuál es la traducción de cartoonist? Caricaturista siempre me sonó un equivalente en el sentido que cartoonist también es el nombre que se le da a alguien que hace tiras cómicas, pero sí entiendo que puede sonar un poco... no se... peyorativo?

De los que propones me quedaría con autor de comics. O mejor artista y punto, jaja. Saludos!

Jesús Cossio dijo...

no digo que "caricaturista" sea peyorativo. es inexacto: caricaturista es quien hace caricaturas, o sea retratos humoristicos.

Raschid dijo...

Buena entrevista, Gianco... sería interesante indagar en la tercer pregunta para saber, si "eso" que tiene en la cabeza lo está viendo, conceptualizando o todo esto y otras cosas más antes de plasmarlo gráficamente...

Eso que pasa en el interior de un creador antes de salir afuera en su trabajo, nos intriga a buena parte de gente.