jueves, 27 de enero de 2011

El gato del rabino: La película


Así es, sus ojos no los engañan. El comic de Joann Sfar está siendo convertido en una película y llegará pronto a las salas de cine (al menos según la página web de la productora). La verad que bien por Joann Sfar. Ya le tocaba hace mucho que sus historias sobre gatos que hablan sean vistas y gozadas por un mayor público. El film está siendo dirigido por el mismo Sfar junto a Antoine Delesvaux y de las imágenes que se muestran, podemos ver que tiene todo ese aire de inocencia y espiritualidad que caracteriza los BDs del autor. En caso se pregunten de qué trata, les copio lo que tuve que decir del comic cuando lo puse entre las mejores novelas gráficas de la década.

La historia es simple. En la década de 1930 en Argelia, el gato de un rabino ataca a un loro y luego de comérselo, obtiene la habilidad de hablar. Lo primero que hace para sorpresa de su dueño es... mentir. Así empieza lo que definitivamente es uno de los mejores trabajos hechos en Europa en los últimos diez años. La creación de Sfar no es un gato cualquier. Es un ser que reconoce su condición de animal y que al momento de abrir la boca dice exactamente lo que los humanos pensamos en secreto de nuestras mascotas. Y es que el gato es una especie de filósofo maquiavélico. Hace preguntas constantes sobre el cielo y el infierno. Miente siempre que le conviene y cuando su amo quiere educarlo en las enseñanzas de su religión para convertirlo al judaísmo, el gato no tiene mejor solución que exigir un Bar Mitzvah en su honor.

La obra de Sfar es una gran jornada de esas que son imposibles de hacer hoy en día y que se desenvuelve con gran espiritualidad gracias a la increíble paleta de colores del francés. Cada parte de su viaje, cada paso en su jornada tiene un texto, un sabor y un aroma distintivo que es transmitido directamente a las fosas nasales del lector. Sfar ha creado un mundo lleno de vida, una cápsula del tiempo de una época en la que los judíos y árabes convivían y en el que un gato extraño era capaz de apreciar la belleza y lo peculiar de la vida mejor que cualquier persona en la tierra.

Es bueno. Muy bueno. Ojalá que la película esté a la altura. De las imágenes que se pueden ver, parece que sí (¡miren el detalle!). Los dejo con un par. Hay más en el link de arriba.