martes, 31 de mayo de 2011

Pensemos en Colores

Los dejo con la columna que escribí para Perú 21 y que salió publicada el día de hoy. Como de costumbre, lo que leen abajo varía un poco de lo finalmente publicado. Ojalá les guste.


Pensemos en colores

Cuando abres un comic, ¿En qué piensas? ¿En la historia? ¿El dibujo? Si bien, estos dos ejes son fundamentales en guiar la composición narrativa, hay muchos otros factores importantes que no consideramos a menudo. Por ejemplo, ¿Qué hay del color? ¿Piensas en el color que se está usando para los personajes, los objetos o el ambiente mismo? Pensar en colores – en especial si estás haciendo un comic – puede ser algo complicado. Diferentes colores simbolizan diferentes estados emocionales y estos a su vez tienen variaciones culturales (el blanco no representa lo mismo en occidente que en oriente). ¿Por dónde empezar entonces?

Personalmente, siempre recomiendo empezar por los grises. Piensa en grises y en el color negro todo lo que puedas – que al fin y al cabo no olvidemos, también es un color. La combinación, el entrelazado de grises puede ayudar a crear efectos reflejos, texturas y sensaciones de profundidad. ¿Y por qué empezar por el negro? Bueno, todo se debe a que hasta hace poco, los procesos de dibujo y de coloreado siempre han permanecido aparte.

Como indica Frank Santoro, “antes de la era digital, no existía forma barata de fotografiar e imprimir un comic a color”. Recién a raíz de la computadora, todo esto ha cambiando. No obstante, esto puede convertirse también en un impedimento. Antes, los creadores se veían obligados a pensar y analizar el color que usaban. Ahora, es tan fácil pintar todo en photoshop, que muchas personas caen en errores simples de coloreado. En otras palabras, las posibilidades de crear un desastre visual se han multiplicado. Mucho ojo la próxima vez que decidas pintar un comic. El color debe apoyar el dibujo y brindar otros matices, no opacarlo.