miércoles, 12 de noviembre de 2008

Consecuencias de una vida de anime


En el blog de Sintonizandocom, encontré un artículo de la National Geographic. Se titula Planeta Manga y habla de toda la cultura que se ha formado a raíz de este arte. Al parecer, el 50% de la población en Japón lee al menos un manga una vez por semana. Increíble.

Una vez leído, me quedo con varias preguntas ¿El manga/anime es un arte o un estilo de vida? ¿Los otakus que se disfrazan de personajes son puros poseros o acaso tienen un aporte verdadero al medio? El autor del artículo, tiene bastante que decir.

Según la definición de Jean-Marie Bouissou, director de investigaciones en Sciences-Po, “el manga es como una película en viñetas, con una banda sonora mínima que, generalmente, se mira más que se lee.” Prepublicado de forma serializada, en blanco y negro, sobre papel reciclado y en revistas a buen precio, se ha convertido en una forma de consumo común y se dirige a casi todos los rangos de edad, las categorías sociales y los géneros (shojo para las chicas, shonen para los chicos). Las expresiones de los personajes se exageran. Las emociones se expresan por los ojos abiertos como platos, el miedo por grandes gotas de sudor y el enfado por una boca gigantesca. Este grafismo seduce a los lectores, y más cuando evolucionan en una sociedad donde el esparcimiento es en ocasiones casi inadmisible.
Takuma Horibe, realizador de 32 años, compra sus mangas con regularidad. Su biblioteca cuenta con centenares de ejemplares. De hecho, ya no sabe donde guardarlos. Apila su ropa en cajas de cartón puestas en el suelo, para dejar sitio en las estanterias a su colección. “Cuando leo, a veces lloro” comenta el fan, que dice sentirse emocionado por la psicología de los personajes y el realismo de las escenas descritas. El solo hecho de hablar de ello basta para hacer emerger una emoción. “Algunas frases son utilizadas por los jóvenes a diario. El comportamiento de los héroes me ha enseñado una cierta filosofía de la vida, como que hay que tener el valor de denunciar las injusticias.” Los valores universales como el valor y la amistad son las recetas del éxito.
Peso pesado de la industria del libro en Japón, el manga representa el tercio del mercado y mueve alrededor de 4 mil millones de euros. Tres gigantes editoriales (Kodansha, Shueisha y Shogakukan), se reparten el 80% del sector. Algunas revistas semanales de manga forman parte de las mayores cifras de prensa impresa. Es el caso de la Shonen Jump, que en 1995 imprimía 6’5 millones de ejemplares.
¿6.5 millones de ejemplares? Ouch Marvel y DC. ¡Ouch! Pueden leer todo el artículo aquí.

2 comentarios:

ArT dijo...

Chevere el Articulo, hasta me ha hecho pensar en dejarlo todo y dedicarme a contar historias. Felizmente (para mis deudas) solo duro 1 segundo.

Saludos, siempre leo el blog

ArT

Gianco dijo...

Hola Art, créeme que sueño constantemente con lo mismo. ¿Quién sabe? A lo mejor algún día, jaja.

Gracias por las palabras de aliento. Bienvenido, siempre