lunes, 17 de noviembre de 2008

Diez pensamientos no muy profundos sobre comics y la recesión en USA

Algo raro está ocurriendo en el mundo de los comics. Mientras que en el Perú se ha formado un boom en el número de lectores de comics gracias a los esfuerzos de la gente de Perú 21, en Estados Unidos lo opuesto está pasando. En este momento, la industria comiquera en el país yanqui está en declive debido a la actual crisis financiera, la más grande desde la Gran Depresión. La bolsa continúa en picada, el mercado inmobiliario está por los suelos y como es de esperarse, varias personas han dejado de comprar las aventuras de Spidey y Superman.

Cosas como el continuo incremento en los precios de un comic representan un gran problema para el bolsillo de los lectores gringos. ¿Sabes cuánto cuesta un comic en USA? ¿El mismo por el que tú has pagado dos soles con tu cupón de Perú 21? Cuesta tres dólares. O sea, algo de diez soles, cinco veces más de lo que cuesta en el Perú. Comprar dos comics americanos cuesta más que ir al cine en Lima. Por si fuera poco, las compañías norteamericanas están pensando en subir el precio un dólar más debido a la inflación. Unbelievable.

Otro ejemplo es la modalidad de compra-venta en USA. Una de las grandes ventajas que tenemos en el Perú es que podemos comprar los comics de Perú 21 en kioscos y supermercados al alcance de todos. En cambio, en Obamalandia, el 95% de las ventas de comics se llevan a cabo en tiendas especializadas en comics. El mercado se ha convertido en un nicho muy distinto a como era hace 30 años. Esto significa hoy en día para comprar comics, uno tiene antes que hacer un viaje en carro, taxi o micro a la tienda. Ahora, yo pregunto. En el Perú, ¿Quién se tomaría la molestia en viajar media hora en micro solo para comprar uno o dos comics? Esto claro, sin contar el continuo aumento en el precio del petróleo de los últimos 2 años (con la excepción de lo ocurrido en los últimos días).


(Superman nos enseña cómo ahorrar en gasolina)


A lo mejor, se preguntarán qué tiene que ver la situación actual de la industria de comics estadounidenses con el Perú. La verdad es que mucho. Verán, el Perú es un país que recién está dando sus primeros pasos en la publicación de historietas. Hoy estamos viendo los inicios de lo que puede ser el renacimiento del arte secuencial de una manera no vista en décadas. Por otro lado, el mercado gringo es uno mucho más maduro que ha probado y experimentado de todo. Por lo tanto, la reducción en el consumo de comics en Estados Unidos es un posible problema que puede llegar a ocurrirnos algún día. Se dice que en USA, el comic en su formato actual está muriendo. No dejemos que pase lo mismo acá.

Una persona con una perspectiva muy interesante sobre la relación recesión-comics es Tom Spurgeon, analista de comics extraordinario. Tom ha sido muy amable en permitirme reproducir sus opiniones en este blog. Esto es lo que él tiene que decir.

----------

No estoy seguro que lo que vaya a decir sea inteligente o interesante. Estas son pequeñas ideas que tenía en la punta de mis dedos. En general, yo creo que los comics son un medio de entretenimiento que está pasando por grandes cambios en Estados Unidos. Cosas como el Internet hacen que sea difícil separar los efectos de la recesión en los niveles de comics vendidos (muchos descargan comics ilegalmente sin tener que comprarlos). A diferencia de otras personas, la verdad no me preocupa pensar que es una industria que está muriendo. Lo que me preocupa son las siguientes cosas:

1. Los comics no están hechos a prueba de una recesión. Nunca lo fueron. Algunos de los periodos más oscuros para los comics ocurrieron durante épocas de crisis financieras en los 50s, 70s y 80s.

2. Hay muchas razones para creer que los comics son hoy en día más vulnerables a los efectos drásticos de la crisis económica.

3. Una razón por la cual me preocupo es que los comics ya no cuestan diez céntimos, como antes. Hoy en día cuestan $2.99, y muy pronto van a costar entre $3.50 y $3.99 casa uno. Tradepaperbacks (colecciones de varios números) y novelas gráficas se venden entre $7.99 y $24.99. Y volúmenes especiales pueden llegar a costar $200. Es increíble pensar que aún hay personas que dicen que los comics son un medio de entretenimiento de bajo costo. Comprarlos es una decisión cuidadosa y sumamente cara. Son el tipo de decisiones que se ponen en riesgo durante momentos de crisis.

4. Una segunda razón por la que los comics están en riesgo es que en este momento el mercado está compuesto por pocas personas comprando muchos comics. En buenos tiempos, esto representaría la base de una situación estable gracias a la devoción y dependencia de los clientes. En malos tiempos como el de ahora, significa que tan sólo basta que pocas personas dejen de comprar comics para desestabilizar el mercado.

5. Una tercera razón es pura y simple demografía. Personas entre 35 y 45 años reaccionan de manera muy diferente a una crisis económica que personas entre 12 y 17 años. Es poco probable que un niño de 15 años deje de comprar comics porque perdió el 23% de sus ganancias el mes pasado.

(Este billete es falso)

6. Por otro lado, se sugiere que la generación de lectores de la década de los 80s que compraba comics ya está desapareciendo. Series recientes diseñadas para audiencias mayores no han tenido el éxito que se esperaba. Solo porque hay más personas mayores de 17 años leyendo historietas no significa que las van a seguir leyendo cuando tengan 40 años. Tampoco sabemos si nuevas generaciones de lectores seguirán leyendo comics en Internet o con la misma fidelidad que sus abuelos. El comic es un medio de entretenimiento joven y una crisis económica puede cambiar cosas que creíamos estables.

7. Una cuarta razón es que hoy en día el mercado está inundado de comics. Los pensamientos positivos de hoy sobre el número y tipos de comics siendo publicados, pueden no reflejar la validez de un mercado sostenible. Los márgenes de ganancia son más pequeños y mantenerlos puede no ser tan beneficioso al largo plazo.

8. Una quinta razón es que los modelos de rentabilidad de muchos títulos de comics dependen de las ventas de otros títulos o tie-ins que necesitan funcionar en conjunto para poder venderse (léase todos los títulos que tienes que comprar para seguir Secret Invasion). Este fue un peligro advertido por Dan Didio en Heroes Con en junio. Si a un título le va mal, este puede bajarle las ventas a otros títulos causando un efecto cascada.

9. Tema aparte es la continua y eventual muerte del periódico norteamericano en su versión impresa. Lla mayoría de personas obtienes sus noticias a través del internet y esto va a tener un efecto negativo en los comics y tiras cómicas que son publicadas en varios periódicos.

10. Y el punto más importante en el futuro cercano es la caída en la publicidad impresa de la que se ha beneficiado tanto la industria. Hoy en día más y más empresas están dejando de poner publicidades en periódicos y revistas. En su lugar, prefieren ponerlas online, en páginas web. Los medios de entretenimiento impresos como el comic siempre vienen cargados de publicidad. Si esto pasa con las historias, lo más probable es que sea más rentable dejar de producirlas.


Palabras sabias de Tom Spurgeon. Si algo está claro es que muchas compañías de comics están pasando por un mal momento financiero hoy en día. Compañías como Tokyopop y Vertical Inc han tenido serios problemas y han despedido muchas personas. ¿Podría algo similar pasar en el Perú?

Tenemos que pensar que los comics que se publican acá son reproducciones de comics en inglés a través de una compañía europea. En este momento, no hay ni una empresa que produzca comics y que trate de abarcar un mercado nacional. Creo que el último ejemplo fue Capitán Leo y todos sabemos cómo terminó eso. Tal vez pasen diez o veinte años antes que nuestra situación se parezca en algo a la estadounidense. Pero igual debemos estar atentos. Lo que Spurgeon dice se aplica exclusivamente a Estados Unidos, pero nadie dice que de acá a un tiempo, algo similar pueda ocurrir en otros países del globo como el nuestro. Definitivamente, algo para ponernos a pensar. ¿Ustedes qué opinan?


Amén Rico McPato. Amén

No hay comentarios: