viernes, 2 de septiembre de 2011

...Y Un Día DC Reinició


Para esas mentes infanto-juveniles, va este artículo sobre lo que para mí el evento flashpoint ha sido durante estos últimos tres meses.

Ya hace algunos años sucedió con Green Lantern, personaje de DC, digamos, secundario, quien por mucho tiempo fue el centro de los clásicos megaeventos que la editorial lanza por año: Sinestro Corps Wars, luego vino Blackest Night y terminó con Brightest Day. Entre estas idas y venidas, Geoff Johns (encargado de lanzar al estrellato la serie de Green Lantern) revivió a Barry Allen, el Flash que todos (o casi todos) quieren. Entonces, llegó el momento de Flash, sacándolo del sotano de superhéroes y convirtiéndolo en uno de primer nivel a la altura de Superman, Batman y ahora Green Lantern. Es así que nace Flashpoint, como un evento en donde todo gira en torno a Flash y que ha servido como estrategia comercial para resetear todo el universo DC y empezar nuevamente las historias de sus personajes.
Este evento tiene sus fundamentos en un (aparentemente) universo paralelo, es decir, es el concepto "What if?" convertido en un evento. Un universo alterno en donde todo lo que podíamos haber conocido, no existe más. Donde la mitología de cada superhéroe ha sido descompuesta y vuelta a amalgamar pero con variaciones considerables.

Particularmente este concepto de universos paralelos y líneas temporales que se superponen me gusta mucho, y Flashpoint tiene mucho de este elemento narrativo, y tiene mucho de emotividad también, creo que dentro de sus posibilidades DC ha tratado de darle un final digno, bien contado, a lo que fue su continuidad oficial hasta el momento.


Otro punto a favor de este evento han sido los tie-ins, algunos son de una calidad y originalidad sorprendente, muy bien narrados y de buena factura. Me animo a decir que el trabajo de Azzarello y Eduardo Risso en Batman: Knight of Vengeance es el comic que sobresale por encima de todos los demás, impecable narración y muy buen arte, en sólo tres números se desarrolla un drama muy bien estructurado. Otro de los comics que vinieron con el Flashpoint ha sido Frankestein and The Creatures of the Unknown escrito por Jeff Lemire, es decir, no hace falta ahondar más para darnos cuenta del tipo de narración que contiene este comic. Aparte de estos dos tie-ins, los otros no dejan de tener aspectos interesantes, pero no sobresalen y no impactan, como los dos que he mencionado.

En fin, este miercoles salió a la venta Flashpoint #5 y en ese número se desenreda la madeja de hilo y entendemos el por qué de esta realidad distorsionada. Un número cargado de momentos muy emotivos, obviamente con altibajos, con viñetas que realmente son relleno para darle sentido a alguno de los tie-ins (que no he mencionado), pero en concreto, digamos que es un digno final para el universo DC como lo conociamos.

Ahora comienza este nuevo universo DC, donde, por lo que se ha podido conocer los personajes han variado un poco, no es solamente que, por ejemplo, Barbara Gordon nunca haya quedado paraplégica, si no también vemos cambios en el comportamiento de los superhéroes principales, por ejemplo, Batman, no es el personaje duro, a quién no le entraban balas, ahora es un poco más buena gente, Superman ya no es el boyscout honorable, incenton que todos conociamos, ahora es un poco más "rebelde". En todo esto hay algo que no podemos negar, estas grandes editoriales, aunque con conceptos trillados, siempre saben como llamar la atención y continuar vendiendo sus productos.

34 comentarios:

Guido Cuadros F.A. dijo...

Me parece que para ser una persona adulta y seguir entusiasmado y pendiente de todos los últimos eventos y ''novedades'' de ésta clase de cómics y disfrutar su lectura no basta con tener una mentalidad de tipo infanto-juvenil. Aparte me parece que hay que tener un gusto especial por un tipo de historias repetitivas, una capacidad de asombro ante lo predecible y ante lo hecho mil veces antes, cierto espíritu conformista, y una falta de exigencia desconcertante para con lo que se lee. Osea, en cristiano, hay que tener una venda en los ojos para no darse cuenta que te están ofreciendo lo mismo una y otra vez y otra vez y otra vez, ad infinitum. Y eso que te ofrecen tantas veces ni siquiera es algo bueno, creativo, original, inteligente, novedoso, es algo mediocre, algo sin creatividad, la repetición eterna de los mismos tópicos y las mismas fórmulas. Y sin mencionar que estamos hablando de cómics completamente parametrados, en los que los autores de turno siguen normas inquebrantables, en los que los personajes siguen teniendo una moral propia de los muñequitos G.I. Joe.

Y por lo que he leído en blogs ahora van a contar de nuevo cómo se conocieron los superhéroes y el viejo cuentazo de la sociedad que les teme y les rechaza y que no los acepta, osea lo mismo que te contó Stan Lee hace 40 años con sus X-Men, pucha mejor lee el original y no la copia pues cuñao.

Angello Tangherlini dijo...

Creo que sí, tengo un gusto terrible por las historias repetitivas, si no, no explico por qué aún me gusta ver los capítulos del chavo y del chapulín colorado que he visto cien veces, o de repente ver el padrino cien mil veces y seguirme emocionando cuando Michael Corleone, en la escena final, con total hipocresía, asegura a su esposa que no, no tiene nada que ver con la mafia.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Hola Angello:

Que te veas un millón de veces la misma pelicula, no hace que esa película sea repetitiva, mucho menos si hablamos de una genial trilogía como El Padrino de Francis Ford Copolla. Si, al estilo DC, saliera una película de El padrino cada mes -con directores y actores ''al paso''- hasta llegar al número 500 o 600 y repitiendo siempre los mismos temas, enfrentando a los mismos enemigos, repitiendo las mismas peleas, etc. entonces sí hablaríamos de una obra repetitiva.

Y en el caso de El Chavo y El Chapulín, del maestro Roberto Gómez Bolaños junto a un espectacular cast de actores humorísticos, pues puede ser cierto que estos programas usaban los ''gags'' o ''diálogos repetidos'' como parte esencial de su estructura, pero en lo que respecta a las historias, brillaban por su originalidad y creatividad, y por las interpretaciones geniales. Ningún capítulo de El Chapulín Colorado era igual a otro, todos los casos fueron siempre diferentes. En los cómics de superhéroes de Marvel o DC ¿cuántas veces se han repetido los mismos enfrentamientos, el mismo tipo de aventuras, las muertes y resurreciones de un mismo personaje, los orígenes de los mismos, etc.? Hasta el hartazgo.

Lo mismo con el chavo del 8 y su vecindad. Si ese programa marcó a tanta gente y sigue vigente, y se puede seguir viendo hoy en día y seguir causando gracia, risa y ternura es precisamente por su originalidad, por su autenticidad, porque es algo único e irrepetible. ¿Has vuelto a ver una serie como ésa? estoy seguro que no. En cambio DC te lanza 52 series paralelas, todas las cuales, detalles más detalles menos, te van a contar el mismo tipo de historias, con el mismo tipo de personajes y el mismo tipo de dilemas (disfraces, superpoderes, identidades secretas, etc.). Eso sí es ser repetitivo.

¡Saludos!

Gianco dijo...

Primera vez que veo que alguien usa a El Chapulin como argumento contra los comics de superhéroes.


... weeeiiiird.

Jorge Orlando dijo...

¡No contaban con su astucia!

H. Jordan dijo...

Agua que no has de beber, no se le mira el diente...no.
A caballo regalado, déjalo correr...no.
Si estás con un caballo, y tiene sed, es mejor que tome el agua...no.
Bueno, la idea es esa!
Hernán

Angello Tangherlini dijo...

Lo que quiero decir Guido es que en escencia es lo mismo, argumentos que por nuestra propia voluntad, a pesar que sabemos que son repetidos y sepamos lo que va a pasar igual son un divertimento, es solo eso, un medio de entretenimiento, otro punto es el que corresponde a juzgar si la gente que lee tal o cual comic es conformista o no. En mi caso, aprecio y valoro y las considero superlativas a obras como Maus, Watchmen, American Splendor, Ghost World y demás que he leído y que no tienen absolutamente ni punto de comparación con lo que ahora producen DC y Marvel, pero mira, yo también consumo Marvel y DC, bueno, más de DC en realidad, pero no creo que yo tenga una venda en los ojos, porque a cada tipo de comic le doy la dimensión que para mi merecen, sin creer que porque leo mainstream se me vaya a achicar el cerebro o importarme que la gente crea que soy un infantil o que no sé lo que es apreciar el "alto" comic, como tampoco por haber leído comics con mucho mejor trama, mejor desarrollados crea que soy un lector sobresaliente de comic, nada que ver. En fin, como digo, leer DC no está mal, ni tampoco bien, es cuestión de gustos y entretenimiento, ya cuando quiero leer algo que me impacte no dudes que recurro a Moore, Clowes, Gaiman, Crumb y otros.
Saludos.

Jorge Orlando dijo...

No todos los días uno se sienta a ver "El Padrino", o a escuchar "La Novena". No todos los días uno se puede (o quiere) sentar a leer el "alto cómic".

Hay muchas veces en el que uno sólo quiere un poco de entretenimiento, de pura diversión. Y no hay nada de malo en eso.

Gianco dijo...

No saben las veces que he visto Billy Madison. La puedo citar todita, de cabo a rabo.

"Veroooooonica !! I thank youuu!!

For kicking the shit out of me!"

M. Pitri dijo...

Los nuevos 52 es un evento tan grande que incluso hasta a la gentita cool que no le interesa suelta vaaaarias lineas hablando al respecto.

Que genial, no?

Que un evento haga que incluso a quien no le interese, se involucre tanto, es simplemente aplaudible.

Incluso hay mucha gente que era Marvel corazon y por primera vez leen algo de DC y los esta jalando.

Lo unico que puedo desear es que esto se mantenga y no se baje la calidad luego que pase el factor novedad.

H. Jordan dijo...

De acuerdo con el yuppie enternado de Jorge Orlando. Es como en toda manifestación artística. Si lo aplicamos al cine que se ha estado tocando en este post, en efecto uno un día podrá pasarse de vueltas con una película densísima de Lynch, y otro día simplemente pasar un rato tranquilo viendo American Pie. Todo tiene su momento y oportunidad.

Ahora, me parece que lo que más critica Guido Cuadros es el hecho que una persona adulta consuma exclusivamente comics DC o Marvel. Acá la situación podría cambiar porque en el fondo podría tomarse por algunos como algo extraño. Sin embargo, creo que si ese es el gusto de una persona, tampoco la descalifica. Si ese es el comic que le gusta consumir, será porque busca ese tipo de diversión. No hay nada de reprochable en su actividad desde un punto de vista estrictamente liberal. Y eso es lo más importante, la libertad de cada uno para decidir que leer.
Hernán

H. Jordan dijo...

Billy Madison!!!
Lo mejor son las escenas con Chris Farley en el bus!!!
Hernan

Gianco dijo...

"Little pieces of shit! I swear I'll turn this damn bus around!"

Angello Tangherlini dijo...

LIBERTAD, exactamente a eso se resume todo, la deliciosa y encantadora libertad. Así de simple.

H. Jordan dijo...

That Verónica Vaughn is some piece of asssssss...I know for experience...

Rober A. dijo...

Coincido con muchos de los comentarios que se han dado en este post. Yo también creo, y será la vejez supongo, que cada quien es libre de leer lo que le venga en gana, y lo mas importante, disfrutarlo.

Conosco gente adulta, madura, muy inteligente, jodidamente inteligente, que se desvive por Conan o por Spiderman (tengo un amigo que cariñozamente llama a Spiderman "el arácnido") y diablos, yo no los veo para nada infantiloides, estrechos de mente ni nada por el estilo, es más, a mi me parece genial que todavía haya gente que se maraville y sorprenda con cosas tan pequeñas y "simples" como una historieta.

Y dos cosas finales: Me desagrada y aburre soberanamente El Chavo... no lo soporto. Por lo repetitivo y "absurdo" (en el mal sentido) que me resulta, lo siento... pero, por las mismas razones, me desvivo con Little Britain, una serie absurda y tonta, pero a la que amo...

Y bueno, yo de un tiempo a esta parte prefiero a los "frikis" irredentos de los superheroes o mangas que los "frikis" o "culturosos" del "alto" comic o cine, los primeros me caen bien, hasta me enternecen; los segundos me irritan.

Un saludo

Angello Tangherlini dijo...

Excelente comentario Rober A. Concuerdo contigo todo, o casi todo, en lo del Chavo, discrepamos.
Un fuerte abrazo.

Rober A. dijo...

Bueno, Angello, no soy perfecto ;)

Y conste que lo he intentado con lo del Chavo, pero no puedo...

Guido Cuadros F.A. dijo...

Algunos hablan de ''diversión'', de ''entretenimiento''. Yo también aprecio los cómics que tienen como objetivo primario entretener o divertir al lector (lo que se suele llamar lecturas de evasión) pero simplemente los cómics actuales de superhéroes (ojo: de cuando en cuando intento leer uno, a veces llegan a mis manos por préstamos de amigos o porque envío cómics tipo Green Lantern Rebirth a amigos de provincias, y aprovecho para leerlos) no me entretienen ni me divierten en lo absoluto, me aburren y me causan tedio. Será que aquí estamos teniendo radicales concepciones de lo que es entretenimiento. Un ejemplo de cómics muy divertidos y entretenidos para mí son por ejemplos los cómics de John Byrne (Fantastic Four, Superman, West Coast Avengers) y vaya que son entretenidos y me hacen ''viajar'' por mundos de fantasía y ciencia ficción, pero tampoco es que se queden en eso, todo buen cómic, todo buena historia SIEMPRE va a hacer algo más que entretener, siempre te va a hacer reflexionar o pensar sobre tu realidad.

Allá los que quieran hacer divisiónes absurdas e inexactas entre ''cómic de superhéroes'' y ''alto cómic, cómic culturoso'' o como quieran llamarlo. Lo único que existe es buen cómic (así sea de entretenimiento) cómic mediocre y cómic basura.

Y bueno, si se trata ahora de recitar odas a la LIBERTAD, pues claro, cualquier persona de 40 o 50 años también tiene toda la libertad de ver y disfrutar viendo los programas televisivos de los Teletubbies o de el dinosaurio Barney ¿no?. ¿De eso estábamos hablando? ¿Así zanjamos el debate? ¡Saludos!

Jorge Orlando dijo...

Sí, así zanjamos el debate.

Gracias por participar.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Que yo sepa, la discusión está abierta a todos los comentaristas y lectores del blog. No sabía que una sola persona (quien ni siquiera pertenece al grupo de administradores de CIUDADANO POP) tenía el poder para decidir en qué momento se acababa un debate.

Supongo que hay que atribuir estos comentarios desafortunados al encono y fijación de cierta persona hacia mí, personalmente no pienso caer más en provocaciones tontas e infantiles. Ante ese tipo de actitudes sólo hay que mostrar indiferencia.

Guido Cuadros F.A. dijo...

En todo caso, si se trata de cómics de superhéroes preferiría mil veces leer un cómic como este antes que los ingenuos, aburridos, formulaicos y predecibles bodrios de Brubaker o Geoff Jhons.

http://4.bp.blogspot.com/-83nMBlgMLBg/TmUYyfXfp-I/AAAAAAAAD-M/DupkquXZhbU/s1600/superman-sirena.jpg

Anónimo dijo...

Uffff... Cualquiera d esos comics d silver age se come vive a los d hoy en dia.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Recontra psicodélicos ¿no?

Anónimo dijo...

No le veo nada de sicodélico la verdad. Simplemente se nota que no se tomaban ellos mismos en serio y q x lo tanto, eran libres de no seguir ninguna formula y dejar que su imaginación vuele.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Bueno sí, eran más imaginativos, más creativos. Quizá ingenuos también, pero honestamente ingenuos. Los cómics de Marvel y DC de hoy en día son terriblemente ingenuos, pero pretenden no serlo, lo que resulta en historias aún más bobas e inverosímiles.

¡Por dios! cada vez que me acuerdo de la estupidez enredada y pretenciosa y tremendamente aburrida de ''Captain America Rebirth'' de Brubaker por ejemplo, me dan náuseas. Qué mal recuerdo, me dejó realmente un sabor como de excremento en la boca. A ese tipo de cómic si no dudaría en llamar cómic basura.

Anónimo dijo...

Obviamente, yo tampoco pienso promover más "debates", sino luego vienen las hermanas, las primas, las tías y los vecinos a defender a las personas.

De otro lado, se viene una buena sorpresa. Queden atentos a las novedades.

Saludos,

Jorge Orlando

Guido Cuadros F.A. dijo...

¿las primas, las tías y los vecinos? de qué hablas oye, ¡si tú eres el primero en andarle pidiendo a todos tus compañeros del trabajo que comenten en el blog para defenderte y darte la razón!

Rober A. dijo...

Cof, cof, Verónica, cof, cof, tú hermana, cof, cof, Guido. A eso se refiere, Jorge Orlando

Pero regresando al tema, cada quien es libre de leer lo que le venga en gana y disfrutarlo. Ello no implica, claro, que haya comics que sean jodidamente malos. O el hecho de que algo que a MI no me guste pueda ser motivo de calificarlo como repudiable o malo, y satanizar a todo aquel que le pueda gustar

Un ejemplo... Tom Strong. Me gaste mi dinerillo comprando algunos primeros números, no me gustó. Un amigo me prestó los siguientes, además de los especiales, y nones, no lo soporto. Me aburre, me parece demasiado infantil (en el mal sentido), los dibujos son muy buenos, pero nada que ver, literalmente, me aburre. Y si de homenajes se trata pues me quedo, por lejos, con Planetary. Pero claro, ello no quiere decir que Tom Strong sea un mal comic, ¿verdad? Y no solo porque lo escriba Alan Moore... No solo sé, puede haber en ese título algo con lo que yo simplemente no conecte.

Y bueno, espero que los futuros post evitemos las puyas, insultos y demas cosas, joder, que ya somos adultos...


PD. Y antes que lo digas, Guido, o cualquier otro, NO, NO soy un adicto a los superhéroes y por tal motivo no he podido captar la "quintaescencia" de Tom Strong o de Mr Moore... simplemente no me gusta, ¿eso es malo? No lo creo.


Un saludo a todos.

Gianco dijo...

Suficiente con los ataques personales. El tema está chevere, sigamos con él.

Jorge Orlando dijo...

¡Oye, pero mis amigos te dieron la razón a ti, Guido!

De otro lado, sí, sería bacán comentar qué cómics que todo el mundo reconoce como "maravillosos" no nos han impactado mucho.

A mí, por ejemplo, me está costando mucho trabajo leer y apreciar "Jimmy Corrigan". Lo tengo como pendiente hace varios meses y no me animo a concluirlo.

Igual, debo completarlo un día y quizá sí me termine emocionando.

Gianco dijo...

Interesante. Recuerdo haber comprado Jimmy Corrigan en el 2004. No pude leerlo y lo dejé de lado.

Como un año y medio, dos años luego me dije a mi mismo 'ya déjate de huevadas' y lo leí todito en unos 2, 3 días. Terminó siendo uno de los mejores comics q he leído.

Jorge Orlando dijo...

Sí, exactamente igual a ti. Prometo leerlo lo más pronto que pueda. Por mi parte, creo que tuve problemas con el formato, pero cuestión de superarlo y darle.

Ah, y para los interesados, ya está el nuevo compilado "Esperanza": http://www.amazon.com/Esperanza-Love-Rockets-Book/dp/1606994492/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1315410434&sr=8-1

Y ya se viene el volumen 4 de "New Stories": http://www.amazon.com/Love-Rockets-New-Stories-Vol/dp/1606994905/ref=pd_sim_b_1

H. Jordan dijo...

A mi por ejemplo no me impactó Sin City...lo confieso.

Probablemente los dos o tres primeros tomos me entusiasmaron, pero a medida que avancé con los siguientes poco a poco me fui desencantando.

No se por qué, porque a muchos les encanta dicha obra de Miller, pero la verdad que a mi en lo particular me terminó "cansando".

Distinto me pasa con cualquier cosa que leo de Moore.

Hernan