sábado, 15 de noviembre de 2008

El Proceso Creativo de Jason

Matthias Wivel entrevista a Jason,el maestro detrás de 'Yo Maté a Adolfo Hitler' para The Comics Journal. Wivel no se amilana para nada y pregunto de todo. Muy interesante ver lo arbitrario del proceso creativo de Jason. Muy recomendado. En especial para aquellos que les gusta escribir clichés o historias trilladas de género.


Tus comics tienen una clara preocupación con la muerte, el trazo fatalista que se mantiene por todo tu trabajo. Dado que siempre usas convenciones de género para obtener esta emoción, me pregunto si tienes alguna opinión sobre de donde viene tu interés inicial en este tema.

En verdad no. Me temo que estas son cosas en las cuales nunca pienso. También es la razón por la cual me siento como alguien falso al hacer entrevistas – cuando se me pregunta por qué mis cómics son como son, no tengo ninguna explicación. Sientes que tienes que responder algo, y casi siempre es lo primero que te viene a la cabeza. Pero en verdad no siento que sea tan interesante el saber el por qué. Si, me doy cuenta que hay una preocupación con la muerte. Personas mueren a cada rato. Gente muerta camina entre nosotros. ¿De dónde viene esto? No lo sé. Nadie cercano a mi ha muerto. A veces me preguntan si la muerte al final del primer capítulo de Hey, Wait... es autobiográfica. No lo es. Hay una imagen recurrente en mis cómics: gente cavando tumbas. Está en muchas de mis historias. ¿Pero qué significa esta imagen? ¿Significa algo? Si significa algo y yo descubro que significa, ¿qué significa esto? No lo sé. ¿Quién sabe? Tal vez Freud. ¡Alguien póngalo en el teléfono!

Claro, entiendo el problema de analizar tus propias historias. En verdad no estaba pensando en eso específicamente. Más bien trataba de acercarme a tu elección de escoger marcados géneros como el marco de la mayoría de tus cómics – algo que es aparente en Pocket Full of Rain el cual es un crimen con elementos del estilo hard-boiled. Creo que lo que pregunto es ¿por qué usas vistes los temas humanos en tus historias de esta forma, en vez de hacer un material de género más directo?

¿Pero dónde está la diversión en eso? ¿Hacer una historia de un crimen que se ha hecho un millón de veces? ¿Y qué se yo de ser un criminal? Nunca he robado nada en mi vida. Bueno, algunos borradores y cosas así cuando era un niño. Pero dejemos eso de lado. Si vas a hacer una historia de género, deberías aportar algo nuevo. Al mismo tiempo, hacer realismo social directo tampoco me interesa – como el enfoque de Mike Leigh/Ken Loach, de contar historias de mineros desempleados. Si veo una película de esas en TV, cambio de canal en cinco minutos. Me parecen aburridas. Para mí, lo interesante es juntar esos dos mundos. Yuxtaponerlos: el real y el ilusorio.

Ahora mismo estoy trabajando en una historia sobre una pareja que tiene una discusión. Él no ha limpiado el departamento como se supone que debía haberlo hecho. Era su turno y ella está llegando del trabajo. Ella está cansada y el hogar está hecho un desorden. Ellos discuten, esto continua por un rato, todo normal, cosas de todos los días y de pronto un monstruo de ciencia ficción de los 50s aparece, levanta a la mujer y corre. Esa es la idea. El encuentro entre lo cotidiano y lo fantástico que me parece interesante, o al menos, divertido.

¿Para ti, que añade el monstruo a la historia, aparte de un gag chistoso? ¿Qué tiene Krypto el Super Perro que hace caer a un chico de su bicicleta, que no lo puede hacer una anciana saliendo de su casa? Hace que el lector preste más atención, claro, así que me pregunto si esto es algo que haces para capturar la emoción que buscas de una manera más fácil?

No se que tanto quiero hablar de una historia que aún no termino, pero definitivamente es más que un gag. El resto de la historia es sobre este incidente, como afecta al hombre que se queda atrás y a su hijo. Es una historia sobre el divorcio, supongo. Un monstruo espacial de los 50s es más divertido que un tribunal de divorcios, ¿no? Pero el final es el mismo que si se hubiese tratado el proceso del divorcio, la forma en que la idea no los deja en paz. Creo que el final de la historia tendrá mayor peso, si al comienzo das la impresión que se trata de una absurda comedia. Lo cual aún es. No veo alguna contradicción entre ambas. Yo crecí en los 70s y en esa época todo era muy político. Todos los libros que leíamos eran sobre el desempleo, racismos, liberación femenina y temas así. Eran demasiado aburridos y más aburrido era tener que escribir un ensayo sobre esos temas. No había espacio para la imaginación o la fantasía.

¿Por qué ve a Krypto? No se. No se si buscaba una emoción en específico. Visualmente, funciona mejor, creo. Dice algo del personaje del chico – cuando ve un perro estúpido de un comic antiguo en el cielo, en lugar de una anciana saliendo de la nada.

Esto me recuerda a una de tus primeras historias en Comix 2000, en la que un personaje que vive en un mundo fantástica se transporta a un mundo ordinario mientras duerme. Se levanta, se lava los dientes, toma café, se pone su corbata, y sale a trabajar. Y entonces, por un breve segundo, se detiene. Y siente que hay algo raro, antes de continuar su camino. Para mi, esta es una de tus mejores historias – la sensación momentánea de la normalidad como algo raro parece buscar la irracionalidad o la verdad imaginaria que todos pensamos que existe de vez en cuando. No se, me gustaría saber si tienes alguna opinión al respecto o qué tan real, algo imaginario puede ser para ti.

¡Diablos, esta entrevista es difícil! No, no tengo ninguna opinión particular al respecto. ¿Cuándo eras niño, alguna vez pensaste que todo el mundo, todos alrededor tuyo, eran parte de un show escenificado para tu beneficio? Yo nunca lo pensé, pero a veces jugaba con esta idea. No se si es algo común o no.

No hay comentarios: