sábado, 10 de enero de 2009

COMICS: Criminal Vol 1. Coward (por Ed Brubaker y Sean Phillips)


Primero debo admitir que no soy fan de Brubaker. No he leido Gotham Central. Daredevil me parece que nunca llegará a los niveles de cuando Bendis escribía (aunque el arte de Michael Lark es buenísimo) y no he leído su trabajo independiente. Entonces, ¿quien me creo para escribir sobre Criminal de Brubaker?... la misma pregunta me hice yo, pero después llegué a la conclusion que un comic (especialmente uno que mantiene el formato de Criminal) no depende del historial de su autor (a pesar que es una buena manera de enfocar una critica) sino de la fuerza de la historia.

Criminal son historias independientes "noir" que se publican en storyarcs de 5 números. El primero "Coward" es una obra sólida pero que a mi parecer no trasciende el género como para merecer los Eisners y Harveys que ha ganado.

La historia es sencilla: Leo, un criminal experto en estrategias de asalto y sobretodo en el plan de escape, es contactado por un antiguo colega para robar un maletín lleno de diamantes. Todo sale mal y debe escapar. Luego, evidentemente debe vengarse de quien lo traicionó.


Es una historia que hemos visto cien veces pero que Brubaker escribe de manera emocionante. Leo es un personaje tridimensional lleno de fallas y de clichés "debe respectar las reglas de la organización", "creció bajo las enseñanzas del amigo de su padre", "no cometará el mismo error que marcó su pasado"... es decir todo lo que hemos visto una y mil veces. Sin embargo, la manera en la que cuenta el relato y el arte de Phillips son sólidos y creo que convierten a Criminal en el "Sin City" de una nueva generación (con las respectivas y gigantescas diferencias). Es heredero, en todo caso, del tono de Sin City.

Creo que la mejor comparación es, lamentablemente, con Jinx de Brian Bendis. Sin embargo, Jinx tenía un diálogo super interesante y los paneles de Bendis, que como artista tiene un estilo particular.


Al final del día, Criminal es interesante por ser un comic que no decepciona, por lo menos en esta primera entrega, y que tiene el potencial de convertirse en un tradepaperback interesante para chequear cada 6 meses.

Es la dosis anual de crime noir que todos necesitamos ya sea en cine o en comic para recordar que muy en el fondo todos quisieramos tener una "voz de monólogo" que encuentre frases atrevidas mientras caminamos por un callejón oscuro y recordamos las reglas de la calle.

No hay comentarios: