miércoles, 11 de marzo de 2009

Los 4 Fantásticos: El hijo no reconocido de Roger Corman


¿Han escuchado hablar de la peor película de comics de todos los tiempos? ¿Una tan mala que hace que Spider-Man 3 parezca Ciudadano Kane en comparación? Estoy hablando de los 4 Fantásticos, producida por Roger Corman y dirigida por Oley Sassone. Pero ojo, este no es el film de los último años con Jessica Alba como la Mujer Invisible (que también demostró se puede hacer un bodrio de película con cientos de millones de dólares). Este es el engendro de 1994, época en la que los efectos de computadora aún eran una revelación tecnológica futurista.

¿Qué dicen? ¿Que no recuerdan ninguna película de los 4 Fantásticos en 1994? No se preocupen. No son los únicos. Esta película es tan mala que nunca llegó a estrenarse en salas comerciales. ¿Por qué? Es una historia triste en verdad. En 1994, la productora "Constatin Films" iba a perder los derechos comerciales de la creación de Stan Lee y Jack Kirby a no ser que empezaran producción para finales de año. Corman hizo lo que cualquier ejecutivo de Hollywood haría y le dio $1.98 millones de dólares (no están leyendo mal) al director para que hiciera cualquier cosa con tal de no perder la licencia. Menos de la cuarta parte del presupuesto de Little Miss Sunshine... para un film de super héroes.

Lo triste es que nadie del elenco supo esto. En buena fé, los actores hicieron rondas de prensa, fueron a eventos y hasta dieron entrevistas. La película nunca se estrenó y fue directo al basurerero junto a los corazones rotos de los actores. Desde entonces, el film se ha convertido en una película de culto y copias piratas se venden siempre en convenciones de comics en gringolandia. Diez años luego, "Constantin Film" haría los éxitos de taquilla que todos conocemos por cientos de millones de dólares. Cosas de la vida.

Pero felizmente vivimos en la época de youtube en la que podemos encontrar cualquier cosa en Internet. Y la película de los 4 Fantásticos de 1994 es una de ellas. Así que pónganse su cinturón y prepárense para la experiencia cinemera más estremecedora de sus vidas. En especial, presten atención a los brazos falsos de hule de Mr. Fantastic y al traje de la Mole que francamente parece hecho de heces. Mmmm... heces. Disfruten!

















No hay comentarios: