jueves, 2 de abril de 2009

El arte de Yoshihiro Tatsumi

Una de las cosas que más me molesta de los fanáticos del comic, es su total rechazo hacia el manga o manwha, el arte secuencial oriental. Muchos lectores de comics (no todos obviamente) son capaces de amar incondicionalmente las historias de hombres que se visten de roedores voladores o de demonios fantásticos con motocicletas en llamas, pero cuando les pones al frente un dibujo de personajes con ojos gigantes (una caracteristica del manga), te lo tiran por la ventana sin pensarlo un segundo.

Y eso simplemente está mal.


Pero entiendo el rechazo inicial de varios. Los animes (versiones animadas del manga) que han llegado a nuestras costas son en su mayoría infantiles y dejan mucho que desear en su narrativa. Por ejemplo, Supercampeones y Sailor Moon son dibujos entretenidos y que nos divirtieron en su momento. Acción y emociones a granel, no hay duda. Pero seamos honestos. Al final del día, el efecto de estas historias es igual que el caramelo: ricos en el momento, pero no nos llenan el estómago.

Sin embargo, recordemos algo. La industria del manga en japón es super archi ultra gigantesca. Se come enterita a la del comic norteamericano. La producción de historietas orientales es cien veces superior a la gringa y ni qué decir de la europea. En realidad, hay manga de todo tipo: manga para amas de casa, para jugadores de basket-ball y hasta para enófilos. Lo que llega a nuestras costas es solo el 1% (exagerando, claro). A lo que voy, es que hay manga de todo tipo y de toda calidad artística (desde Pokemon hasta Evangelion). Y la verdad es esta. Hay historias geniales que muchas personas pueden perderse por un tonto rechazo a lo que no conocen. Historias como las de Yoshihiro Tatsumi.

(Adrian Tomine junto a Yoshihiro Tatsumi)

Tatsumi es uno de los pocos genios del manga oriental que he tenido el placer de disfrutar (otro siendo el clásico Tezuka). En realidad, si no hubiese sido por la editora Drawn & Quarterly, nunca habría tenido la suerte de leer las publicaciones (editadas por Adrian Tomine) de este autor japonés aclamado críticamente. Para que tengan una idea, Tatsumi es considerado el padre de lo que se llama Gekiga - manga para adultos en la década de los 50s y 60s con tonos muy distintos al output comercial de entonces. Sus historias eran naturalmente de un corte dramático y no era raro leer cuentos de suicidios, fetos abandonados o asesinatos entre parejas.

Sin embargo, lo excepcional no es el tema que se trata en sus piezas (cualquier puede contar un asesinato). Lo genial de Tatsumi es la economía que usa al contar sus historias. Cómo dice David Welsh, "las colecciones de sus historias son descabelladamente depresivas, pero están pulidas tan perfectamente y contadas con tal precisión que el libro se puede leer como el viento si uno lo deseara".

Es cierto. Tatsumi puede manejar toda una historia en pequeños espacios de hasta 8 páginas - cosa que puede sonar excesivamente pequeño en estos años de descompresiones narrativas - pero lo hace con tal naturalidad y fluidez que nos llega a transmitir todo lo que necesitamos saber. Sus personajes se vuelven reales con el mínimo diálogo posible y el saber que la mayoría de sus historias están basadas en recortes de periódicos de aquél entonces, le da a su trabajo un realismo singular.

Sus personajes casi siempre son personas de las bajas clases sociales que llevan a cabo los peores trabajos imaginables. En 'The Pushman & Other Stories' vemos a mujeres prostituirse y someterse a abortos para poder seguir trabajando. Vemos un voyeur con tendencias suicidas y a uno de los primeros proyeccionistas de películas pornográficos de los 50s. Y eso sin contar la historia más triste de todas: la del recogedor de basura que todas las noches encuentra fetos muertos acompañados de rosarios afuera de hospitales.


Pero ojo, sus historias son dramáticas pero nunca melodramáticas. Hay una gran diferencia. Tienen un tono sombrío y funcionan en un ambiente de tristeza, pero el autor nunca va a hincarnos con un palo y decir '¡llora! ¡llora!'. El tono es más que nada observacional y como dice Welsh, "Tatsumi evita sensacionalizar sus historias o repartir juicios (...) La moral está ausente en sus piezas y la verdad no tengo la más mínima idea sobre cómo lo logró. Pero lo aplaudo, porque su presentación es exactamente la adecuada."

Si alguna vez llegan a cruzarse con algún trabajo de Tatsumi, por favor levántenlo y llévenselo a sus hogares. No se arrepentirán. Arte secuencial en su mejor expresión. Los dejo con un segmento de su último volumen 'Goodbye' que salió a la venta el año pasado y que estuvo en todas las listas de los mejores comics del 2008. Es una pequeña historia de un periodista que visitó Hiroshima luego de la bomba atómica. Arte secuencial con tonos de narrativa periodística que no tienen nada que envidiarle a Joe Sacco. Disfruten.










6 comentarios:

Guido Cuadros dijo...

El comic, el manga, el cine, la literatura, etc. son solo MEDIOS, esto son medios que en determinadas ocasiones pueden servir como medios de expresión artistica.

En estos medios, en cualquiera de ellos podemos encontrar ''basura'' como tambien obras de arte.

Cuando comprendera la gente que el arte y la calidad de la historia dependen de LOS AUTORES, y no del medio. Por eso es que da pena cuando te encuentras con gente que dice: no leo mangas, o no leo comics, o ''una pelicula es mejor que un comic'' etc. etc.

No importa si es manga, comic, pelicula o libro, lo que importa es que haya una buena historia, que haya creatividad y un buen trabajo por parte de los autores. Ninguno de estos medios es de por si superior a otro:'' el comics es mejor que el manga'' '' el manga es mejor que el comic'' etc. etc. esos son debates de acomplejados o gente de muy corta inteligencia.

Todo depende de la historia, no del medio. El arte ( como tambien y mas abundantemente, la mediocridad) no prefiere a ningun medio en especifico y puede valerse de cualquiera de ellos para consumarse.

Sobre el autor, muy interesante, si pues buscando informacion de Tomine, que me lo recomendo Alberto Fuguet, averigue un poco de este autor Tatsumi que es ''de culto''. Muy interesante la verdad.
He estado averiguando y si pues, Tomine lo esta re-introduciendo al tio para la snuevas generaciones y estan sacando nuevos volumenes recopilando lo mejor de su obra. por si a alguien le interesa el orden de estos volumenes es asi:


vol.1 Push Man & Other Stories
vol.2 Abandon the Old in Tokyo HC
vol.3 Good-bye

Pucha lo malo es que estan $20 cada uno y en estados unidos (al cambio unos 90 soles en Park Comics) De verdad que antoja leerlos.

Y tu ciudadano, ya tienes los tres volumenes?? provecho man, una prestadita seria voz , jeejje

Daniboi dijo...

Troll RANT al inicio del articulo!! jajajaja si pues... ya leiste "Monster" gianco? Esa wada es un EXITO rotundo y total.

DarkClaw dijo...

definitivamente buen material. y buena la comparacion con Joe Sacco. y bueno.... Troll Rant? jajaja

Gianco dijo...

Jaja, digamos que hay un TROLL en cada uno de nosotros.

Guido: Tú lo has dicho. El comic es un medio y eso es lo que muchas personas olvidan. Historias de superhéroes es solo un género al igual que historias pulp o de ciencia ficción.

Y sobre las colecciones, tuve la fortuna de conseguir the pushman y goodbye a mitad de precio en USA. un golazo. el 2do volumen es un pendiente que tengo pero no hay duda que las ediciones estan buenísimas.

Guido Cuadros dijo...

oe gianco, no te animas a sacarles unos juegos de fotocopias a esos tomos?' como son en blanco y negro salen bien. sacales, unos 5 juegos, los anillas, y tranquilamente lo vendes cada uno a 20 lucas, me apunto man.

Gianco dijo...

Hey Guido,
De hecho me encantaría poder compartirlo con ustedes pero pucha, me imagino sabrás que al fotocopiarlo, se termina arruinando la espina del comic.

Y si lo vendiera, la verdad no me interesaría ganar nada con tal de que más personas lo lean. Cobraría solo el costo de impresión. Pero a lo mejor hay otra forma. A ver si me sugieres algo. Saludos!