miércoles, 4 de noviembre de 2009

Ciudadano POP Entrevista a Didier Tronchet


Tuve la grata oportunidad de conocer a Didier Vasseur durante su visita al Perú hace dos semanas para el festival de Mundo Viñeta. Más conocido como Tronchet, Didier es un escritor y dibujante de comics francés (o mejor dicho BDs) que juega mucho con el humor negro y el cinismo de la sociedad moderna. Algunos de sus personajes recurrentes como Raymond Calbuth y Jean-Claude Tergal sirven para mostrarnos un mundo en el que la miseria humana y la comedia bailan de juntos de cabo a rabo. Sin lugar a dudas un creador sumamente interesante, Didier tuvo la amabilidad de respondernos algunas breves preguntas.

----------

Ciudadano POP (CP): Hola Dider. Cuéntanos. ¿Qué te trajo al Perú?

Didier Tronchet (DT): Mundo Viñeta tuvo la gentileza de invitarme. Me encanta poder tener contacto con personas en Sudamérica y como vivo en Ecuador, me es muy fácil poder venir acá. Y la verdad es que me ha encantado ver el movimiento de comics en este país. Donde yo vivo actualmente (Quito), no hay muchas personas haciendo comics. En cambio, cuando vine al Peru el año pasado tuve la chance de ver el trabajo de varias personas y vi muy buenos dibujantes. Quedé contento de ver a varias personas trabajando profesionalmente. Algunos dibujantes incluso me recordaron a algunos artistas europeos.

CP: Que bien. Me gustaría habar de tu estilo. Corrígeme si me equivoco pero creo que estudiaste derecho antes de dedicarte al dibujo.

DT: Así es, pero fue por poco tiempo. También hice unos estudios que me orientaron al área de periodismo. Fui un reportero para una periódico francés pero no duró mucho tiempo

CP: ¿Y qué te llevó de eso a querer hacer comics?

DT: Un día el periódico en el que trabajaba dejó de funcionar. Entonces me pregunté a mí mismo que quería hacer y lo único que se me ocurrió fue dibujar. Mi verdadera pasión era contar historias y creo que lo hacía mejor a través del dibujo. Cuando eres un reportero, te ves obligado a contar las cosas exactamente como sucedieron. Pero cuando haces trabajos de ficción, tienes una libertad incluso más grande que a veces te permite ser más real que la realidad misma. Yo aprendí como reportero a ser fiel al material y trato de usar eso para contar historias ficticias sobre la vida.


CP: Tu también eres un escritor y escribes para otros dibujantes. ¿Que otras sensibilidades aplicas a la hora de escribir sin dibujar? ¿Sueles indicar exactamente al artista como es que quieres una página?

DT: No no, yo también soy un dibujante y se que no es muy interesante dar direcciones al milímetro. Me gusta que el dibujante sea libre. Me gusta decirles que es lo que sucede en una escena y trato nunca de decir haz esto primero y luego esto. Creo que no es bueno para el dibujante. Algunas veces los escritores son escritores frustrados y quieren tratar de controlar todo. Pero en mi casa, trato de dar libertad al dibujante y para qué, siempre me sorprenden los resultados.

CP: ¿Y qué hay de tu propio proceso? ¿Sueles escribir guiones antes para tí mismo?

DT: Depende de la longitud de la historia. Uno necesita saber más o menos a donde va, pero en mi caso trato de dejar que la historia se abra. Trato que la historia se maneje sola y personalmente creo que esto la enriquece. Si sabes exactamente a donde vas, el resultado puede ser aburrido.


CP: Se parece a lo que decía Garcia Marquez en referencia a sus creaciones, sobre cómo sus personajes frecuentemente lo sorprendían con sus acciones.

DT: Me pasa lo mismo. A veces los personajes son mas imaginativos que el autor y por este motivo les debemos dar libertad. Sin embargo, nuestra responsabilidad como escritores es conocerlos a fondo y lograr que se vuelvan parte de nosotros. Solo así podrás dejarlos volar y llegarás a un punto en que confías plenamente en ellos en llegar al final de la historia.

CP: ¡Cobran vida!

DT: Así es.

CP: Tus raíces están en el comic europeo. ¿Quiénes son tus influencias?

DT: Definitivamente comics y artistas franceses. Lo más probable es que sepas esto pero en Francia no abundan los superheroes y las historias en general tienen otro tono. En lo personal me es sumamente difícil relacionarme a un personaje como un superheroe porque... ¡Yo no soy uno! No soy un superheroe y por lo tanto se me dificulta el seguir a un personaje que vuela por los cielos con los calzoncillos afuera. Mis influencias son dibujantes franceses desde los 70s y también cosas como Tintin y Asterix.


CP: Para terminar la entrevista, me gustaría hacerte una pregunta que hago a todos los artistas que entrevisto. Si por algún motivo cósmico nunca te hubieras dedicado a hacer comics, ¿Qué otra profesión te gustaría tener?

DT: Hmmm... Me gustaria ser un director de cine. Lo bueno de ser director es que si pido un avión y un incendio, la gente corre y lo crea. En cambio, si soy un dibujante, yo tengo que hacer todo el trabajo.

CP: (risas) Genial. Gracias por tu tiempo Didier.

DT: Gracias a ti.

----------

Mil gracias a la Alianza Francesa y a Roberto Ramirez por hacer posible esta entrevista, y a Lea Desbourdes por apoyarnos con la traducción en vivo. Y no se olviden de visitar la página de Didier mouseando aquí.

2 comentarios:

Guido Cuadros F.A. dijo...

Ven? Trochet también se burla de los calzoncillos afuera de los superheroes. pero tenían que darle el poster de All Star Superman a alguien que recitaba un poema cursi sobre ''el nerd que todos llevamos dentro'' y ''todos quisieramos ser superman''.

No pues, nadie quiere ser superman, ni tronchet ni yo, punto.

Anónimo dijo...

Aprendi mucho