martes, 22 de diciembre de 2009

De Dioses y Monstruos


Los dejo con la columna que escribí para Perú 21 sobre La liga de Caballeros Extraordinarios, que fue publicada el día de hoy junto a un artículo sobre el aniversario 90 de Felix el Gato y una nota sobre el impacto de Corto Maltés en la moda europea. (ojo: El texto original varía un poco del que fue publicado) Los que vienen siguiendo el blog desde el inicio, se darán cuenta que algunas partes fueron tomadas de uno de mis primeros posts ¡Ojalá les guste!

----------

De Dioses y Monstruos

El Hombre Invisible es real y anda escondido en una escuela de monjas, fecundando niñas y haciéndose pasar por el espíritu santo... Pensemos en esa línea por un momento. ¿Qué tipo de historia funciona bajo premisas como esta? En el mundo existen pocos comics con la habilidad de estallar desde la primera página con conceptos camaleónicos y simples a la vez. ‘La Liga de Caballeros Extraordinarios’ de Alan Moore y Kevin O’Neill es una de esas obras.

En su saga, ambos han creado algo sublime: La Liga de la Justicia en la era victoriana. Es un crossover literario de los personajes de ficción más importantes de finales del siglo 19. Una aventura histórico-fantástica usando a los Superman y Batman de la época. Hablaremos entonces de personajes como el Capitán Nemo, el tecno-pirata por excelencia, de Alan Quatermain, el cazador de las minas del Rey Salomón, ahora un anciano adicto al opio y del mismo Dr. Jekyll y Mr. Hyde, su versión aberrante.

El comic brilla porque es la apoteosis de cultura pop de los últimos siglos. Moore enloqueció y ha usado todo libro o película imaginable como su juguete personal para crear un universo de seres magníficos y extraños. ¿El Dr. Caligari? ¿Robots de Metrópolis de Fritz Lang? ¿Fantomás? Todos vivieron y caminaron sobre la tierra. El mundo de La Liga no se parece en nada al nuestro. Es un lugar extraño e insólito en el que los asesinos aéreos de Fu Manchu se cruzan con los extraterrestres de la Guerra de los Mundos de H.G. Wells.

De una forma u otra, todos hemos leído las mismas obras de literatura y sin lugar a dudas, estos personajes se han vuelto parte de nuestra conciencia colectiva. La ficción pop no solo refleja nuestro mundo. También ayuda a inspirarlo y a crearlo. ¿Cuántos mitos han tenido aplicaciones reales? Basta analizar las obras de Verne para ver lo adelantado que estuvo. Moore sabe esto. Él reconoce el poder de la imaginación y le rinde homenaje usando la mejor herramienta posible: los mismos hijos de la literatura.

3 comentarios:

Markus - My Little Rocker Sister dijo...

Vi la Liga de la Justicia...un toston de pelicula...pero los personajes interesantes pero como es obvio el comic debe de ser increiblemente superior...a lo visto en pantalla...a ello entons...garantia More....XD
Bien con la Columna

Gianco dijo...

Hey!
Gracias por las palabras. Es verdad. La película de la la liga de caballeros... es un mojón del tamaño de un asteroide. Nada que ver con el tono o el estilo del comic.

Jesús Cossio dijo...

claro! el comic es bueno, la pelicula una shit. ademas, metieron a un personaje yanqui sólo para complacer a las audiencias de USA... ese tom sawyer action man...

ademas, el comic tiene un monton de referentes que hace a uno rastrear cosas interesantes de la literatura de ese siglo (un recurso bastante mejor usado que en Planetary, por ejemplo)