jueves, 3 de diciembre de 2009

Dick Briefer y Frankenstein


A todo el mundo le encanta hablar de comics de los sesentas para adelante. Que Alan Moore hizo esto, que Jack Kirby lo otro. Pero muy pocas veces recordamos que existieron decenas de caricaturistas geniales en décadas anteriores que por el mero hecho de haber nacido en una época en la que la industria no respetaba a sus creadores, se vieron lastimosamente hundidos en un mar de ignorancia colectiva. Algunos han sido rescatados en tiempos modernos claro – Fletcher Hanks es un nombre que me viene rápido a la cabeza. ¿Pero qué hay del resto? ¿Qué hay de gente como Dick Briefer?

Antes que nada debo agradecer a Doug Gray ya que sin su ayuda, el lápiz de Briefer hubiera pasado completamente desapercibido por mi costado. Gray se ha tomado la molestia de colgar todo un comic de Briefer en su blog, y la verdad que merece ser visto. Si van a ver solo una cosa de comics en esta semana, que sea esta: El Regreso de la Momia, de Frankenstein #161948.


¿Vieron eso? No es por nada pero si pudiera jugar alterando la realidad del mundo, haría que más dibujantes de comics aprendan de caricaturistas como Briefer, Barks y Kurtzman en vez de artistas como Jim Lee o Romita Jr, que si bien son unos maestros altamente capaces, parecen a veces querer darle una atención sobreabundante a elementos como la perspectiva y la anatomía. Y esto conduce a que a veces obvien cosas tan simples como ese ligero tono de diversión y flexibilidad que en mi opinión debería acompañar siempre a los comics. Darwyn Cooke lo sabe, al igual que Daniel Clowes o Peter Baggee.

Como dice Gray, “en este comic, la información de cada panel es procesada rápidamente a primera vista. Los fondos aparecen solo cuando se necesita un fondo detallado, y se abandonan cuando no se necesitan. Y las escenas de acción son como de costumbre, súper fluidas; a veces parecen ser solo dibujos de gestos.” Y eso no es todo. Miren los colores. Se nota que ha habido un gran cuidado a la hora de pintarlos y si tomamos en cuenta las capacidades técnicas de la época, lo más probable es que esto sea cierto. El comic usa mayormente colores primarios, simples y directos. Logra transmitir la información de la página a la retina de la mejor manera.

¿Y quieren saber qué es lo triste del asunto? Que casi nadie habla del arte de Briefer hoy en día, posiblemente uno de los mejores caricaturistas de su época. Pero quién sabe, a lo mejor esa mezcla de lo absurdo con lo divertido y lo inocente que lo hace tan genial, es imposible de enseñar


Pueden leer todo el comic dando click en el link de arriba.

2 comentarios:

el tio berni dijo...

Fantagraphics ya ha anunciado que publicará un tomo recopilatorio con el Frankenstein de Briefer.

http://www.fantagraphics.com/index.php?option=com_myblog&show=Fantagraphics-Announces-Seven-New-Collections-of-Golden-Age-Comics.html&Itemid=113

Gianco dijo...

el destino trabaja de formas misteriosas. Qué genial noticia. A romper el chanchito se dijo!