miércoles, 10 de febrero de 2010

Eustace Tilley, el New Yorker y Comics

Pregunta: ¿Saben cuándo es que uno se da cuenta que los comics son un medio artístico reconocido por las altas esferas intelectuales del mundo?

Respuesta: Cuando el New Yorker contrata a Chris Ware, Adrian Tomine, Daniel Clowes e Ivan Brunetti para que hagan 4 portadas distintas. El resultado es el siguiente.


Para celebrar su aniversario #85, la revista de comentarios, crítica y ensayos más snob de gringolandia tuvo la genial idea de trabajar con reconocidos artistas del mundo de comics, quienes retrataron a su manera, un retrato del emblemático personaje de Eustace Tilley. De más está decir que deben haber gastado una buena suma de $$ para contar con los servicios de estos 4 genios locos, pero lo que resulta particularmente interesante es que según Françoise Mouly, la directora artística de la revista, hay un mensaje oculto dentro de las 4 portadas.

¿Lo pueden hallar? Creo que yo ya lo descubrí pero igual aún hay elementos como las mariposas rosadas que no puedo descifrar. La obra en conjunto se llama "Evolución" y pueden ver las imágenes en grande en la misma página del New Yorker . Los dejo con mi favorita, la de Adrian Tomine.

2 comentarios:

Manuel dijo...

al principio había visto portada por portada y no me había percatado que juntando las cuatro portadas se puede ver la imagen de eustace tilley.

lo paja son los elementos en conjunto que forman la figura... todo encaja! la portada de ware es la que más me vacila por todos los detalles que forman el rostro: la mariposa que se asoma por la ventana proyecta una sombra, que viene a ser la boca; la paleta es el lente o la lupa; los bocetos en el piso forman la mano; el cable del teléfono forma el perfil del rostro de tilley; los libros sobre la mesa, el ojo medio cerrado; los papeles en la esquina, los cabellos...

Gianco dijo...

Exacto! Es una maravilla. Y tenemos todo el elemento de la mariposa rosada que en el de Ware como decías, está posicionada en el mismo lugar que en la ilustración original de Eustace Tilley.