miércoles, 22 de septiembre de 2010

Un Regard Moderne

El Ciudadano POP se disculpa por su reciente ausencia blogueril ya que se encuentra cerrando un negocio importantísimo con ACME (tienen una interesante propuesta en lo que se refiere a yunques). Los precios suben, las cuotas bajan y la bolsa no espera a nadie. Todo es Vende! Vende! Compra! Compra! En fin. Para recuperar el tiempo perdido, los dejo con la columna que salió en Peru 21 el día de ayer. Como de costumbre, el texto que leen abajo es distinto - y en este caso considerablemente más extenso - que el publicado finalmente. Ojalá les guste.


Un Regard Moderne

La tienda de comics más inusual en todo Paris es un objeto de arte en su propio derecho. Toma todas las cualidades tradicionales de estética que guiarían la mano de un diseñador de interiores y las hace añicos, convirtiéndose a sí misma en una fortaleza de libros, un lugar donde apenas puedas caminar y donde te ves rodeado en todo momento por hojas empastadas, afiches, litografías, etc. Es imposible ver todo lo que hay en este lugar. Ni siquiera trates de hacerlo. Detrás de cada cerro de libros apilados sobre el suelo que suben hasta el techo, hay tres montículos más, tentándote a que los alcances. Sin lugar a dudas, la pesadilla de Defensa Civil. El lugar en mención se llama un Regard Moderne y es de lo mejor que Francia tiene para ofrecer en comics.

¿Existe algún lugar de este tipo en el Perú? Probablemente alguna tienda de revistas antiguas en Quilca, donde encontrar un comic antiguo es una verdadera caza del tesoro en la que se puede recuperar por unas breves horas – dependiendo de la voluntad del individuo – ese placer extinto de excavar y excavar hasta por fin encontrar algo único, algo que solo tú sabes lo valioso que es y que tienes por seguro que es único en su especie. Lo mismo ocurre con un Regard Moderne, pero claro, las dimensiones son totalmente distintas. ¿En qué otro lugar puedes encontrar una copia del Bring Me Your Love, escrito por Charles Bukowski e ilustrado por Robert Crumb? ¿Dónde más puedes encontrar afiches promocionales de los libros de Trondheim, Sfar, Menu, etc? Este lugar es una pequeña joyita, que no quepa la menor duda, y prueba de esto es el hecho que queda en una pequeña calle parisina, sin ningún café ni tienda de ropa cerca, el típico lugar que pasarías de largo si no miras dos veces.

¿Y por qué hablo de este lugar? No sé. Quizás porque sigo intoxicado de mi visita. Aún no comprendo cómo Jacques Noël, el dueño, lograr recordar dónde ubica cada comic – o perdón, BD – ni cómo usa esa escalera que tiene en una esquina para alcanzar repisas altas en un espacio donde sin lugar a bromas, no pueden entrar más de cinco personas. Si por azares de la vida se encuentran algún día en Paris, háganse un favor y visiten esta pequeña boutique. Está a unas cuadras del Louvre. Solo crucen el río y estarán en casa.

----------

Bueno... en caso se pregunten cómo diablos se ve este lugar, les ahorro la googleada y los dejo con un mini foto-reportaje. Las imágenes fueron tomadas por yours truly.

Empezamos el recorrido y la verdad es que uno tiene que saber dónde buscar, porque la tienda literalmente se encuentra en una pequeña calle parisina donde uno creería que no hay nada. De pronto, boom.



Esto es lo que uno ve solo en las vitrinas. Y según he leído, el dueño cambia las vitrinas diariamente. ¿Cómo lo hace? No tengo la más mínima idea.


¡Wilson! ¡Millionaire!


Y... abrimos las puertas.


A la entrada, me recibió al toque un pequeño amigo friki.


Y esto es lo que pueden ver dentro. ¿Listos?


(El dueño, Jacques Noel)

Si las fotos parecen tomadas muy de cerca es porque en verdad no hay espacio para moverse más atrás. Esto es lo más alejado que pude estar de los libros. Si piensan ir con mochila o bolsas, están locos. Les conviene dejarlas en una esquina de la tienda, porque si no, les aseguro que tumbarán cerros de comics.


La tienda está dividida en dos espacios. Este es el primero que se encuentra entrando a la mano derecha. Les mentiría si digo que pueden entrar dos personas cómodas. Aquí la cosa es de uno en uno.


¿Vieron que cuando dije que los comics llegaban al techo, no estaba exagerando? Uno podría pasarse horas, días, viendo todo lo que hay en este lugar.


¿Se imaginan cuántas joyas deben haber enterradas en este lugar?




¡Chris Ware represent!


Y abajo pueden ver el otro espacio de la tienda. Habían libros que quería ver pero simplemente no podía sacarlos, por miedo de moverlos y derrumbar el caos perfecto que los mantiene en su posición. Piensen en ellos como pequeños engranajes de una gran máquina. Mueve uno que no debas y todo se caerá al suelo.



Y esto es lo que uno ve desde dentro, lo más profundo de la tienda. La salida y la satisfacción de haber visitado una de las tiendas más geniales que hay de comics. Au revoir!


3 comentarios:

trejos-comics dijo...

Saludos desde las tierras esmeralda! :)
Lo felicito por su blog! he quedado muy agusto con la informacion que hay aqui y la diagaramcion tambien es maravillosa. Felicidades!!!

lo invito a visitar mi comicblog! gracias! :)
http://www.trejoscomics.blogspot.com/

Manuel dijo...

este es el tipo de librería que visitaría casi a diario, aunque sospecho que saldría medio mareadao y con dolor de cabeza! creo que si tuviera un lugar donde hospedarse (tipo la Shakespeare & Co. - también en París), me quedaría a vivir allí...

solo conozco este lugar por fotos y pues por todas las que he visto, veo que SIEMPRE hay libros y revistas nuevas, tanto en su interior como en las vitrinas (cosa que no pasa con tanta frecuencia en los y revistas del centro de Lima) -- y creo que incluso algunas postales que adornan los marcos de la fachada también son siempre diferentes!

chévere el fotoreportaje gianco!

mili dijo...

Me encanta la última foto! Muy buena!