martes, 26 de octubre de 2010

El mundo hecho cómic

Los dejo con el artículo que escribí y que fue publicado hoy en Perú 21, sobre los invitados del Mundo Viñeta. Ojalá les guste. Como de costumbre, el texto de abajo varía un poco del finalmente publicado.


El Mundo Hecho Cómic

Talentosos, experimentales y revolucionarios. Tres grandes del comic internacional pasaron por Lima para el tercer festival de Mundo Viñeta e impartieron su conocimiento y amistad en diversos talleres creativos y conferencias. Pierre Alary de Francia, Atak de Alemania y Carlos Gimenez de España pisaron tierras peruanas la semana pasada y para la alegría de todos sus seguidores, conversaron a fondo sobre sus orígenes, inspiraciones, experiencias con editoras extranjeras, problemas frecuentes, etc. En una de las pocas ocasiones que tiene la movida comiquera nacional, se vio cómo es que se desarrolla la historieta de alto nivel de una manera profesional y sincera.

Quizás lo más interesante de todo el evento fue el contraste que causaba ver el trabajo de los autores en conjunto; y es que los estilos que presentaron los invitados distaban tanto en uno del otro que terminaban siendo una buena representación del potencial del comic como medio.

Por ejemplo, Alary no es solo un dibujante de comics. El artista francés también fue un animador para Disney y habiendo trabajado en películas como Tarzan, tiene una base que le permite tener una visión más cinematográfica. Como dice, “la animación te da una visualización global de una secuencia. Te enseña cómo ubicar a los personajes en escena, como establecer una toma, etc. Te ayuda bastante a apreciar el ‘proceso de edición’ en comic, cómo ir de un panel a otro y cómo dar siempre un enfoque claro y directo.”

Totalmente distinto resulta el enfoque de Atak, el invitado alemán, quien es conocido por sus altos niveles de experimentación, jugando con formato y contenido para crear nuevos tipos de comics que van más allá de ver el medio como un simple sistema de entretenimiento juvenil. Para él, “el ambiente de comics es más atractivo que otros ambientes artísticos. Me gusta el hecho que no sean muy reconocidos, que no haya mucho dinero ni mucha popularidad en la creación de comics. Creo que como artista te da una mayor libertad para hacer lo que quieras.”

Y para rematar, nos visitó uno de los grandes. Reconocido internacionalmente por Paracuellos, las historias de niños de la posguerra española, Carlos Giménez es capaz de hablar sobre la fortaleza del ser humano y lo hermoso y trágico que es ser un niño con tan solo unos cuantos pincelazos.

¿Qué cosas te inspiran?

A mí me inspiran las cosas que me interesan. No tanto un libro sobre la guerra, como la guerra misma. Pero creo firmemente que uno tiene que ir más allá que solamente leer. Para contar historias, uno tiene que haber vivido, haber viajado, haberse enamorado, haber perdido una novia, etc. Uno debe tener los sentimientos comprendidos y usar estos sentimientos a la hora de crear.

Y algo que contar me imagino.

¡Y tener algo que contar, porsupuesto! A veces ocurre que hay muchos jóvenes que no tienen nada que contar y terminan creando historietas en las que nada pasa. Hablan del día que se masturbaron y hombre... ¡Eso lo hemos hecho todos! No tiene ningún interés. Yo creo que uno no está en condiciones de contar nada hasta que le ocurra algo. Tienes que sufrir, vivir, perder un hijo, perder una madre para tener algo que contar. Tienes que haber vivido primero.
.

1 comentario:

zetsubou kiddo dijo...

"Y tener algo que contar, porsupuesto! A veces ocurre que hay muchos jóvenes que no tienen nada que contar y terminan creando historietas en las que nada pasa. Hablan del día que se masturbaron y hombre... ¡Eso lo hemos hecho todos! No tiene ningún interés. Yo creo que uno no está en condiciones de contar nada hasta que le ocurra algo. Tienes que sufrir, vivir, perder un hijo, perder una madre para tener algo que contar. Tienes que haber vivido primero."


ejem,capitan ketchup