viernes, 3 de diciembre de 2010

Itinerario semanal de un Mangaka

¿Quieren saber cómo es la rutina diraria de un mangaka anónimo? Miren el siguiente cuadro de todas sus actividades semanales.


Con razón hay tantos ponjas locos. El color azul indica las hora trabajando en bocetos. El color amarillo indica los huecos para almorzar. El gris las horas para dormir. El naranja las reuniones con editores. El verde las horas para trabajar en portadas y colorear las páginas. El rosado el tiempo en que asistentes ayudan. El blanco, el tiempo libre que tienen.

Así es. Solo tienen 3 horas libres a la semana para hacer cosas que no tengan que ver con comics. Todo un sistema industrializado, que no quepa duda. Pero con esto en cuenta, no sorprende que produzcan comics de 20-30 páginas por semana.

(visto en Poststarboy)
.

5 comentarios:

Gregory House dijo...

No veo que sea alguien anónimo, si buscamos el nombre que vemos arriba [Shiibashi Hiroshi], veremos que es autor de "Nurarihyon no Mago"; un manga de la Shonen Jump.

Saludos

Gregory House dijo...

Y antes de que lo olvide, semanalmente dicho manga [como casi todos los de la Jump] cuenta con 19 páginas.

Saludos

zetsubou kiddo dijo...

bueno, todos sabemos que la industria del manga y el comic son industrias muy esclavizantes en donde se trabaja mucho y se cobra poco hasta que llegue el tan ansiado exito que te lleva a cobrar un monton sin levantar el lapiz por muchos años como en el caso de toriyama

Gianco dijo...

No estoy muy al tanto del caso de Toriyama pero ojo que Tezuka, el mangaka más popular de la historia, trabajaba a horas y ritmos incesantes (aún siendo famoso).

Tenía una cuarto de 2x2 en el que se encerraba y producía hoja tras hoja. Dibujaba en los carros, aviones, mientras comía, mientras iba a fiestas (tomaba una copa, se disculpalaba, iba a un cuarto a dibujar un par de páginas, regresaba por otro copa y repetía esta rutina). El tío al igual que muchos otros mangakas era una máquina.

Raschid dijo...

Las horas dedicadas por el mangaka son 40 en total frente a 53 que representan las del apoyo de los asistentes (y el horario no señala el número de asistentes, por tanto, la carga podría dosificarse). Da, más bien, la impresión que la referencia en la cantidad de horas en celeste podría tratarse también de una formalidad a cumplir con la casa editora (pienso en los términos laborales para cumplir con las 40 horas a la semana).

Por otro lado, recuerdo que una vez trabajé con un chiquillo que le hacía asistencia a un mangaka y no la pasaban nada mal en la casa del artista gráfico, donde tenían de todo: desde comida y trago hasta videojuegos, películas y otras distracciones. Era una especie de hotel para rockeros en gira, pero sin salir al escenario y sin groupies, por supuesto.

Creo que los casos de Osamu Tezuka o el de un Jack Kirby en Occidente son excepcionales frente a la regla del trabajo conjunto.

Un abrazo, Gianco