viernes, 25 de febrero de 2011

¡Ben Katchor al ataque!


Ben Katchor - autor de Julius Knipl y The Jew of New York - es un especimen sumamente curioso. No solo es uno de los dibujantes más intensos que surgieron en la segunda ola del movimiento under norteamericano, junto a gente como Art Spiegelman o Gary Panter. Es también uno de los artistas más hábiles que hay en la exploración del comportamiento humano y el espacio que nos rodea; en lo extraño y chocante que pueden resultar nuestras acciones, dependiendo del ángulo en que se les vea. El hombre es un monstruo, que no quepa duda.

Y sin embargo... no es muy conocido por muchas personas.

El por qué, no lo se. Tal vez se debe a que su output no ha sido muy frecuente como el de otros, tal vez a que su estilo de componer y entintar no es muy fácil de digerir para el ojo no entrenado. Por el motivo que fuese, la verdad es que es una pena, ya que su obra merece ser vista por más personas.

No obstante, vivimos en la era de la autopista de la información y como sabrán, TODO se puede encontrar en el internerd. Point in case, Metropolis, que tiene a nuestra disposición un archivo con varios comics de Katchor.

Metropolis es una revista de arquitectura y diseño y en cada edición, publica una nueva tira de Katchor. Si me preguntan, esto es una genialidad, ya que no hay ningún otro dibujante que sea tan bueno a la hora de explorar espacios urbanos, la forma en que los construimos, los habitamos y también la forma en la que los destruimos.

Consideren por ejemplo, 'La Casa Semanal' (The Weekly House) en la que un hombre diseña una casa con un cuarto para cada día de la semana. Como dice el personaje principal:

"Dedico los lunes a la crianza de palomas. Los martes son para hacer un poco de lectura seria. Los miércoles, invito algunos amigos para una orgía. Los jueves contemplo mi estado de crédito en un cuarto de concreto, iluminado por un solo foco. Los viernes, me achicharro con mis propios jugos en un sauna sueco."

Etc., etc. Si quieren ver lo que pasa el sábado y el domingo (o el resto de comics de Katchor sobre espacios urbanos y personajes pintorescos), pues no esperen más y clickeen aquí. Su ego se los agradecerá.