jueves, 17 de febrero de 2011

La vida a través de la muerte


Hace aproximadamente veinte minutos acabo de leer Daytripper, el trabajo en conjunto de los gemelos Fábio Moon y Gabriel Bá, son tantas cosas que quisiera expresar, que empezaré por un par de palabras que puedan resumir esta historia: Maravillosamente diferente.

La historia de Daytripper es bastante surrealista y se presta a diversas interpretaciones, probablemente cada persona que lo lea tendrá su propio concepto del comic, y eso es lo que la hace mucho más interesante. El protagoniasta, Brás de Oliva Domingos, es un escritor de obituarios en un diario de Sao Paulo, cuya principal aspiración es convertirse en un reconocido escritor. Este comic nos presenta diferentes momentos en la vida de Brás, diferentes años de su vida, cuestión que es presentada de manera interesante ya que cada número nos muestra al protagonista en una edad diferente, pero no sigue un orden cronológico, si no más bien, totalmente aleatorio. El primer capítulo nos muestra a Brás a los 32 años, el segundo a los 21, inclusive veremos a un pequeño Brás a los 11 años.

Cada uno de estos capítulos nos presenta un episodio importante en la vida de Brás (alcanzar el éxito profesional, conocer a su futura esposa, el nacimiento de su hijo, etc.), que sin embargo termina siempre con su muerte. Sí, parece raro, pero en cada episodio somos testigos de una parte de la vida y de la muerte de Brás, un concepto que particulamente nunca antes había visto en un comic, y que lo convierte en una de los mejores que he leído en los últimos cinco años.


Como dice el título de este post, básicamente, y desde mi punto de vista, lo que pretenden Bá y Moon es presentarnos una historia de la vida a través de la muerte, es decir entender lo valioso que es vivir, lo importante que es aprovechar cada minuto, porque no sabemos si al siguiente estaremos aquí, y tomar las decisiones correctas, mucho en esta historia se basa en las decisiones tomadas, que en el caso de Brás son las equivocadas, aunque dejándose llevar siempre por un sentimiento o una necesidad. Me pasó y tal vez a quien la lea tal vez, que al empezar cada capítulo esperaba ver cómo moriría el protagonista en esa ocasión, pero luego, el obituario que aparece al final es conmovedor y definitivamente lo lleva a uno a la reflexión. Ahora, si alguien lo lee, alguna vez, díganme si no les parece que el capítulo noveno es el mejor de todos, el que tiene más espíritu y fuerza.


En fin, recomiendo totalmente la lectura de este comic, no hay forma de que se arrepientan. Posiblemente sea la historia de ficción más humana que haya leido. Si no eres un aficionado a los comics, o si conoces a alguien que no lo sea, pues este puede representar un buen punto de partida.
.

4 comentarios:

tristan dijo...

Buena recomendación. Intentaré hacerle caso y ya le diré.

Saludos

H. Jordan dijo...

Ya lo pedí vía Amazon. Ahora a esperar paciente a que llegue junto con Blankets.
Saludos,
Hernán

Jesús Cossio dijo...

se ve bueno!

gracias por el yara---

Anónimo dijo...

una gran recomendación ciudadano. mi capítulo favorito es el 10, es la muerte que todos quisieramos no?.