martes, 31 de mayo de 2011

El Elegido


Mark Millar, nombre asociado al mainstream norteamericano, querido por unos, repelido por otros. Sin embargo yo no tengo problemas en decir que Millar es uno de mis guionistas favoritos, por una simple razón, a diferencia de Bendis (por hablar de Marvel) y de Geoff Johns (Por hablar de DC), Mark Millar no se siente tranquilo dedicándose solo a los superhéroes, es cierto, es una persona netamente comercial, pero su cerebro nunca deja de imaginar, siempre lo hace trabajar y le exprime historias muy interesantes. Ahí tenemos a Wanted, Kick-Ass, Nemesis, Chosen.

Si nos ponemos a ver sus trabajos para Marvel y DC, de repente encontremos lo mejor que se ha hecho en ese campo en los últimos años, claro, dentro de lo que puede ser entendido como algo bueno para personajes que tienen demasiados años de vida, por ejemplo, Millar hizo de la línea Ultimate un espacio para historias más maduras, con mayor atractivo; así mismo, en el otro lado, en DC, este escocés imaginó cómo sería la historia de Superman si su cápsula espacial no hubiera terminado en Kansas si no en la Unión Soviética. Y ni qué decir de su trabajo en The Authority, pura inventiva y polémica, algo a lo que Millar está acostumbrado. Como les digo, este tipo tiene ideas realmente interesantes, y lo mejor de todo, que no le basta trabajar con personajes creados por otros, él aspira a crear su propio universo de personajes y lo está logrando.

A qué viene todo esto? Pues sucede que hace algunos días, por primera vez leí Chosen, un comic escrito por Millar con el arte de Peter Gross, por allá en el 2004. Esta es una historia del Jesucristo Norteamericano, pero como siempre pasa con este escritor, nada es lo que parece.



Este comic en tres entregas, nos cuenta la historia de Jodie, un niño de doce años, que llevaba una vida normal en un pueblo rural de Estados Unidos hasta que un accidente de tránsito desata sus poderes mesiánicos. Este púber poco a poco descubre que no es un ser humano común y corriente, su madre guarda un secreto que es develado llegado el momento y a partir de ahí comienzan las vivencias de quien se cree es la reencarnación de Jesucristo.

El pueblo donde vive Jodie se ve totalmente alterado por los milagros que comienza a realizar este joven, acompañado siempre por sus amigos al puro estilo de los apóstoles de Jesús. Varios milagros de la vida de Jesús, narrados en la biblia, son revividos en las páginas del comic, y son vistos más que nada coma pruebas que tiene que realizar el protagonista para demostrar que realmente es la reencarnación de Jesucristo. Como siempre, hay quienes no creen, y en este caso, al puro estilo de Millar, el que no cree es un padre católico, que por diversos azares de la vida, ha perdido la fe, criticando al pueblo por creer en el niño que dice ser el hijo de Dios vivo. Convirtiéndose de esta manera en una especie de antagonista.

Gross hace un buen trabajo con los lápices, y el coloreado da el efecto que se quiere conseguir, el de narrar una historia ocurrida en los ochentas, la impresión de que estamos leyendo una combinación de Los Años Maravillosos con El Nuevo Testamento.


Como dije, esta historia no es lo que parece, cuando creíamos haber presenciado un momento definitivo que demuestra la presencia del hijo de Dios en la tierra, nos damos cuenta que estábamos totalmente equivocados, y la historia queda ahí, es como haberse comido una hamburguesa gigante con papitas y gaseosa, disfrutarla de manera excepcional y darnos cuenta de que seguimos con hambre, así nos deja Millar con esta historia, exigiendo una secuela. Felizmente, hay rumores de que Millar y Gross harán dupla nuevamente para proseguir con la historia de Jodie, y hasta se especula del posible título: “The Second Coming”.

¿Lectura recomendada? Claro que sí, son tres números que lo atrapan a uno porque es una historia atractiva, con toques de ternura, emoción, suspenso y obviamente matices teológicos, y el final llega tan rápido que te toma por sorpresa haciéndote enarcar las cejas y querer leerlo nuevamente. De verdad, si tienen la oportunidad, léanlo.

3 comentarios:

Guido Cuadros F.A. dijo...

Buena reseña Angello.

Efectivamente creo que Mark Millar es el escritor más decente del ambiente del mainstream superheroico norteamericano (algunos trabajos suyos como Wolverine Enemy of the State / Agent of Shield o 1984 me parecieron muy interesantes y dinámicos, aunque también tiene patinadas como Civil War).

Y me parece muy positivo que no constriña su creación a éste campo y esté siempre inmerso en proyectos personales, donde no tiene que limitar su creatividad ni su inventiva y es totalmente libre de hacer con sus personajes lo que le venga en gana.

Sebastian Martell dijo...

solo una cosa e leido su kick ass 2 # 3 y veo que en la edicion tpb esta el titulo como american jesus , por lo que seria bueno conbiar el nombre para evitar errores

Angello Tangherlini dijo...

En realidad el título en inglés es The Chosen.