miércoles, 25 de mayo de 2011

No es un género

Los dejo con la columna que escribí para Perú 21 y que salió publicada el día de ayer. Como de costumbre, lo que leen abajo varía un poco de lo finalmente publicado. Ojalá les guste.


No es un género

Por enésima vez, el comic es un medio, no un género. Lo menciono porque honestamente creo que este es uno de los mayores problemas al que se enfrenta como movimiento cultural. ¿Cuántas veces hemos escuchado la frase: "No me gustan los comics porque son muy infantiles"? Bueno, la realidad es que el POW!, el BLAM! Y el SNIKT! a los que estamos tan acostumbrados son nada más y nada menos que onomatopeyas usadas comúnmente en un determinado sector de historias y la mayoría sabe que el espectro de comics es mucho más amplio que esto. ¿Por qué entonces los no versados en el tema recurren inmediatamente a imágenes de seres musculosos volando y villanos caricaturescos cuando hablamos del tema?

Quizás el problema emerge a raíz de que en la industria de comics occidental, la producción mayoritaria está enfocada en crear historias que atienden a un solo género: el de superhéroes. La falacia en la que caemos entonces, es que todos los comics deben ser iguales. Para tener un ejemplo más claro, imaginemos un mundo en el que todos los cines solo pasaran películas de terror. ¿Qué pensaríamos entonces? ¿Qué El Exorcista es lo máximo a lo que puede apuntar el sétimo arte? Con todos los respetos que se merezca la película, esta sería lamentablemente una visión muy cerrada.

Y lo mismo ocurre con el comic. La única diferencia es que al ser una industria de mucha menor envergadura, lo que más resaltan son los comics de capas. En realidad, el comic es una plantilla en blanco. La única condición es el uso de imágenes para narrar y si bien artistas como David B. y Ware se han encargado de abrir la puerta en tiempos recientes, la verdad es que aún ni hemos divisado la cima. Como dicen, las posibilidades son infinitas.


NOTA: El Exorcista es un peliculón. Que quede claro eso.