martes, 16 de agosto de 2011

It's Always Sunny in Philadelphia vuelve en setiembre

Las comedias que sigo actualmente son poquísimas. Tenemos a Louie (fácil el mejor show cómico de TV desde Arrested Development), tenemos a Eastbound and Down, a Childrens Hospital (nunca defrauda), a Community y a... It's Always Sunny in Philadelphia.

La séptima temporada arranca en noviembre y es deber de todos, seguirla sin falta. Y si nunca la han visto, nunca es tarde para empezar a ver una de las comedias más negras y divertidas de los últimos años. Cuando escribí un post sobre la serie, tuve lo siguiente que decir:

"Como se darán cuenta, es una serie que no respeta nada ni a nadie. Y como es de esperar, polariza a su teleaudiencia (en el 2do capítulo, uno de los protagonistas marcha con un cartel que dice "¿Y si hubiesen abortado a Jesús?"). La serie es re-negra y no teme ensuciarse las manos tocando temas de todo tipo. El resultado es una de las comedias más chistosas que he visto en los últimos años."

De lo que he visto, en la nueva temporada tenemos a un Mac gordo. El actor que hace de Mac, Rob McElhenney engordó más de 30 kilos con el único objetivo de hacernos reír. Y eso... tenemos que agradecerlo.

Los dejo con unos previews para la nueva temporada. Ver a Charlie haciendo de Helen Keller es demasiado.






2 comentarios:

Angello Tangherlini dijo...

Confirmo lo dicho, tuve la oportunidad de ver sólo dos capítulos cortesía del señor Gianco y ahora es infaltable en mis noches de series vía Internet (porque en polvos azules no la he encontrado). Es una mezcla de los Simpsons en sus mejores épocas con Family Guy y más mucho más.

gmolero42 dijo...

Que genial!!!!
este sitcom es un cague d risa absoluto.
Algo pajasa que me paso fue que cuando fui de work and travel a usa dos de mis mejores patas gringos eran fans de esta serie, siempre hacíamos chongos al respecto como hablar de haber chupado hasta "brown out" o cantar Dayman como locos. feeling.