lunes, 17 de octubre de 2011

Benjamin Corzo nos cuenta lo que fue el festival Viñetas del fin del Mundo

Benjamin Corzo, cabeza de Contracultura, estuvo de invitado este año al 2do festival de historietas “Viñetas del fin del mundo” organizado por la Agrupación chilena de Narrativa Gráfica e Ilustración. Benjamín fue en calidad de editor y tuvo la chance de juntarse con personas de otras editoras internacionales como IDW de Estados Unidos y Glenat Francia.

Le hice unas preguntas a Benjamín sobre lo que fue el evento (incluyendo la posibilidad de trabajos en conjunto con autores chilenos) y tuvo la amabilidad de responderlas.


Ciudadano POP (CP): ¿Que tal la convención Chilena? ¿Nos puedes dar una breve descripción de lo que fue tu visita?

Benjamín Corzo (BC): El evento fue organizado por NGI, una asociación de narradores gráficos chilenos que es totalmente horizontal, es decir no tienen una directiva ni dirigentes, y funciona por que tiene un nucleo promotor formado íntegramente por creadores (guionistas y dibujantes). Cuando ellos como NGI se acercaron al estado chileno pesaron sus casi 1000 miembros para recibir respaldo en temas de capacitación, especialmente.

El año pasado hicieron su I encuentro internacional con la participación de editores de Francia, EEUU y Argentina. Este año a editores de esos mismo países se adicionó un editor peruano. Tuvimos que dar exposiciones sobre nuestros trabajos ante auditorios de cientos de personas, calificar presentaciones de proyectos y se organizaron reuniones bilaterales.

CP: ¿Qué tipo de reuniones tuviste y con quiénes conversaste?

BC: En Chile hay 4 editoriales que trabajan exclusivamente la historieta y 3 que lo hacen esporádicamente. Tuvimos reuniones con ellos y con dos hemos acordado iniciar publicaciones conjuntas que se lanzarán simultáneamente en Chile y Perú. Adicionalmente pedí una reunión especial con Franck Marguín, el editor general de Glénat Francia. Simpatizamos mucho y estamos escribiéndonos para ver que se puede hacer de cara al futuro.

No sabes lo que es, cuando me comentó que su título más vendedor es Titeuf (una especie de Calvin & Hobbes francés) que ya está en su número 12 y que cada lanzamiento fue de !!2 millones de ejemplares!!!, es decir ya van por los !!24 millones de libros!! casi me paro y me quito. Era abrumador. Pero es un gran tipo y de una sencillez increíble. Aprendí mucho de él. Y sentí que hay química entre nosotros. Voy a hacer lo posible para traerlo al Perú. Lo que sabe de historieta está a años luz de lo que aqui conocemos.


CP: ¿Cómo ves la movida chilena?

BC: Es muy organizada y me sorprendió el nivel cultural de sus promotores. Su nivel de profesionalismo. En eso nos llevan ventaja. Allí la gran mayoría de historietistas son arquitectos, ingenieros, etc. Creo que su principal característica es que han logrado unirse y eso les otorga una fuerza tal que han logrado crear nuevos espacios laborales y defender mejor los existentes. Existe mucho entusiasmo en la movida chilena pero su talón de aquiles está en sus temas, se nota que falta lo que aquí sobra, es decir creatividad e ingenio. Tal vez por que allá las cosas funcionan mejor y aquí estamos acostumbrados a luchar contra la adversidad. Y ya se sabe que no hay nada como los problemas para que aflore el ingenio y la creatividad.

CP: ¿Existe la posibilidad de intercambiar material? ¿O de realizar algún tipo de alianza estratégica con la industria chilena?

BC: Me han hecho pedidos de varios libros que debo despachar pronto. De mi parte también les he hecho compras. Adicionalmente como te comenté ya existe un acuerdo formal para la primera publicación binacional de historieta. Estoy seguro que será un éxito y la idea es un trabajo conjunto a mediano y largo plazo.

CP: ¿Qué opiniones tienen en Chile sobre la movida peruana?

Los promotores de NGI admiran la historieta peruana. Me sorprendió que sepan tanto de nuestros libros y nuestros autores. Se declararon fans de Cossío, César Santibañez, Rodrigo La Hoz, Carlos Lavida, etc. Les llevé el último libro de Miguel Det y se quedaron pasmados. Según ellos nosotros no somos concientes de lo que estamos creando. Que como es nuestro día día no vemos los alcances de lo que nuestros creadores están haciendo. Quiero creer que es así. Me parece que algo estamos avanzando y es muy gratificante que te lo digan afuera.

CP: ¿Algo más que agregar?

BC: Cuando expuse les dije que si bien algo podía aportar yo iba principalmente a aprender. Y efectivamente, haber hablado con el francés Marguín ha sido alucinante. Aprendí tambien bastante de Chris Ryall, editor de IDW, una editorial gringa. En la mesa que tuvimos ante mi propuesta de editar cosas trascendentes y evitar las publicaciones para ñoños, él se declaró ñoño, un tipo simpatiquísimo. Cuando les pedí consejos me dieron algunos muy valiosos, por ejemplo que hacer si tenía que decidir entre un gran dibujante pero incumplido con un dibujante regularon pero muy profesional. O sobre los contenidos y el alcance de las líneas de edición. Para mí ha sido algo relajante y sumamente enriquecedor.

(De derecha a izquierda el decano de la escuela de diseño gráfico, Chris Ryall, editor de IDW, Javier Doeyo, editor de Historietas Argentinas, Frank Marguin, editor de Glénat Francia y Benjamin Corzo)

1 comentario:

XFlint dijo...

fue un placer tener en el Segundo Encuentro Internacional NGI a Benjamín. Pudimos aprender mucho de él y de los otros editores.