lunes, 28 de noviembre de 2011

Ayúdenme a ganar una apuesta

Esta es la última portada del New Yorker. La hizo Daniel Clowes (obviamente).


Ahora, estaba conversando con un amigo sobre esta imagen y le comenté que me parecía una portada atípica para la revista. Mi amigo - a quien llamaremos Peter Arno - me preguntó por qué y le dije que se debía a que estaba acostumbrado a cierto tipo de humor por parte del New Yorker.

No me malentiendan - soy fan de la revista. Y si bien aprecio el hecho que apunten a un cierto plano de discusión intelectual, no es ningún secreto que la revista a veces puede ser un poco muy "culta" para su propio bien - referencias oscuras, gags crípticos, 'ivy league humor', etc. En ese sentido, la portada de Clowes me pareció sumamente directa y fácil de digerir. Me encantó como a todos, cierto, pero me pareció extraño que la hayan escogido. Y fue en ese momento en el que Peter Arno me dijo: "¡Alto! Cualquier persona entendería esta portada. Es más, la mayoría de rostros que aparecen son altamente reconocibles."

En ese instante, yo pensé... "¿Lo Son?"

Y bueno... ahí fue cuando llegamos al punto de la apuesta. Confieso que mi perspectiva sobre el futuro de la raza humana no es del todo alentador y se de antemano que más del 90% de la población que ve una foto de Mark Twain, piensa inmediatamente en el Coronel Sanders. Peter Arno en cambio está seguro los personajes que aparecen en los bolsos / muñecos / loncheras son lo suficiente famosos como para ser reconocidos por el lector promedio de este blog.

Así que nada, todo depende de ustedes queridos lectores. Ayuden a probar que la lectoría de este blog está compuesta por gente intelectualmente hábil y procedan a nombrar todos los rostros que puedan. De ganar Peter Arno, me comprometo a no volver a subestimar a mi prójimo (al menos por una semana).
.

29 comentarios:

Jorge Orlando dijo...

Shakespeare, Twain, Hemingway, Wolfe. ¡Me falta uno!

Nichtung dijo...

Hay pequeños bustos de Mark Twain y de Shakespeare. Hay una remera de Shakespeare junto a la de "Read". Hay bolsos de Virginia Woolf, y de Joyce (si fuera de una revista ibérica podría decir que de Pessoa). Con el señor barbudo me jodieron, capaz que Hemingway, no sé. La lonchera puede ser de Kafka, pero no la distingo bien. Hay unos calendarios en el fondo pero no los veo bien. Creo que sí, aunque puede que me haya equivocado con las identificaciones, creo que es una portada de referentes accesibles.

Nichtung dijo...

Perdón, no son bustos, son muñequitos. Lo lamento, tengo la vista un poco mala :P

Jorge Orlando dijo...

¡Chejov!

Guido Cuadros F.A. dijo...

Hola Gianco, no reconozco todos los rostros de los personajes que aparecen en esta librería, representados en bolsos, polos, o muñequitos. Pero hay algunos que son inconfundibles.

A ver, el del bolso de arriba es Ernest Hemingway (de quien he leído ''Por quién doblan las campanas'', ''El viejo y el mar'' y varios cuentos suyos). El del polo rosado de atrás es William Shakespeare (de quien no he leído nada, pues en mi adolescencia leí a Nietzche, y el deploraba a Shakespeare, considerándolo un escritor ramplón y simplón que escribía para el gusto de las masas, -y ya nunca me dieron ganas de leerlo- pero sí he visto representaciones de Romeo y Julieta y otras obras suyas interpretadas por el elenco de Chespirito, las que me gustaron mucho). Los muñequitos también son de Shakespeare y de Mark Twain (yo también hubiera dicho General Sanders a primera vista, pero obviamente ya inferí que todos son escritores, pues están dentro de una librería).

Supongo que la idea es burlarse un poco de la juventud que ya casi no lee y que ha reducido su consumo cultural a ponerse una prenda de un escritor, músico o personaje histórico (como los polos del ''ché'' de marcas carísimas y hechos con mano esclava usados por gente que ni sabe quién fue el ché).

Finalmente, nunca he leído esta revista completa, he leído a veces algunos artículos sueltos pero no muchos. He visto sí varias portadas realizadas por Art Spiegelman. Me he dado cuenta de que la mayoría -no todas- son ''graciosas''. Pero en general no me parece que la portada de Clowes sea ''inusual''.

No entiendo tu punto Gianco ¿según tú esta portada es muy fácil de digerir y normalmente son más complicadas de digerir? ¿Eso es lo que dices? Yo también creo que mucha gente no podría distinguir ninguno de los rostros que aparecen en el dibujo, pero tampoco creo que el hecho de reconocer todos los rostros sea garantía -necesariamente- de ser culto o intelectualmente hábil. En todo caso es un tipo de conocimiento netamente memorístico, lo cual no siempre indica inteligencia.

Ahora obviamente, los que sólo leen Blackest Night y Dark Avengers van a ver la portada y seguro no van a entender un carajo. ¡Saludos y a ver quién le achunta a todas las referencias!

Angello Tangherlini dijo...

Me parece reconocer a Hemingway y a Shakespeare....puede ser?

Guido Cuadros F.A. dijo...

Hola Gianco, no reconozco todos los rostros de los personajes que aparecen en esta librería, representados en bolsos, polos, o muñequitos. Pero hay algunos que son inconfundibles.

A ver, el del bolso de arriba es Ernest Hemingway (de quien he leído ''Por quién doblan las campanas'', ''El viejo y el mar'' y varios cuentos suyos). El del polo rosado de atrás es William Shakespeare (de quien no he leído nada, pues en mi adolescencia leí a Nietzche, y el deploraba a Shakespeare, considerándolo un escritor ramplón y simplón que escribía para el gusto de las masas, -y ya nunca me dieron ganas de leerlo- pero sí he visto representaciones de Romeo y Julieta y otras obras suyas interpretadas por el elenco de Chespirito, las que me gustaron mucho). Los muñequitos también son de Shakespeare y de Mark Twain (yo también hubiera dicho General Sanders a primera vista, pero obviamente ya inferí que todos son escritores, pues están dentro de una librería).

Supongo que la idea es burlarse un poco de la juventud que ya casi no lee y que ha reducido su consumo cultural a ponerse una prenda de un escritor, músico o personaje histórico (como los polos del ''ché'' de marcas carísimas y hechos con mano esclava usados por gente que ni sabe quién fue el ché).

Finalmente, nunca he leído esta revista completa, he leído a veces algunos artículos sueltos pero no muchos. He visto sí varias portadas realizadas por Art Spiegelman. Me he dado cuenta de que la mayoría -no todas- son ''graciosas''. Pero en general no me parece que la portada de Clowes sea ''inusual''.

No entiendo tu punto Gianco ¿según tú esta portada es muy fácil de digerir y normalmente son más complicadas de digerir? ¿Eso es lo que dices? Yo también creo que mucha gente no podría distinguir ninguno de los rostros que aparecen en el dibujo, pero tampoco creo que el hecho de reconocer todos los rostros sea garantía -necesariamente- de ser culto o intelectualmente hábil. En todo caso es un tipo de conocimiento netamente memorístico, lo cual no siempre indica inteligencia.

Ahora obviamente, los que sólo leen Blackest Night y Dark Avengers van a ver la portada y seguro no van a entender un carajo. ¡Saludos y a ver quién le achunta a todas las referencias!

Oporto dijo...

Hoy vi The I.T. Crowd a tu amigo mejor lo llamamos Peter File. Sin usar Google reconozco a Hemingway, Virgina Wolf, James Joyce (amarillo), William Shakespeare, Proust (creo)y Twain

Carlos dijo...

Solo reconozco a shakespeare y creo que el muñeco de mark twain, aunque ese de ahí abajo en el poster amarillo cubierto por muñecos me parece bertolt brecht, pero sinceramente no creo que sea el. Veo al fondo lo que parece una imagen de kafka? y creo que tambien veo a bukowski, pero creo que estoy adivinando. Tu ganas Gianco.

Jesús Cossio dijo...

Hemingway, Shakespeare, Virginia Woolf, Mark Twain, James Joyce, ¿Kerouac?

kapitanketchup@gmail.com dijo...

hemingway, shakespeare, charles dickens, simone de beauvoir y creo que el ultimo escritor es james joyce.

Rober A. dijo...

Bueno, así al ojo pues yo veo a Hemingway, Virginia Woolf, James Joyce, Mark Twain y Shakespeare...

Y sí, son bastante reconocibles, no nos subestimes, Gianco... ;)

Saludos...

Gustavo dijo...

Aparte de Hemingway y Shakespeare la verdad no reconozco mas. Pense que Twain era el coronel Sanders, la mujer y el tipo de lentes me pierdo. Esta bien woodyalanesca la cosa yo creo.

Trilcico dijo...

Es la primera vez que entro a tu blog. Reconozco a Virginia Woolf, Shakespeare, Mark Twain y James Joyce.
Saludos

Frederic

Gianco dijo...

Jaja que loco. Donde todos vieron claramente a Virginia Woolf, yo vi a Emily Bronte.

Y si, el de rosado es Hemingway y el de amarillo es Joyce.

Los bobbleheads son de Shakespeare y Mark Twain.

Y el que sale en la lonchera del fondo es Kafka. Aunque por un toque creí ver a Scott Fitzgerald.

En fin, gracias por participar chicos. Han restaurado mi fe en la humanidad. Un 'Digital Air Five' a todos!

Manuel dijo...

llego tarde para leer el post, pero bueno, creo que para la próxima tu pata "peter" debería apostar dinero o algún comic por allí.

por cierto, peter arno rules! (el firme, claro)

Gianco dijo...

Guido:

Gracias por el extenso comentario! Cada uno es libre de interpretar la portada a su gusto, pero en este caso creo que el "chiste" es que un hombre entra a una librería de nombre 'Books algo' y los únicos libros impresos disponibles están en un estante oculto debajo de unos muñecos, mientras el iPad o los tablets digitales están sobre una mesa, en una ubicación preferencial.

Y a la par, como indicas, tenemos un comentario sobre la comercialización de estos escritores, cuyos rostros gradualmente se convierten en marcas a pesar que cada vez menos personas leen sus obras. Saludos!

tristan dijo...

Sin mirar los otros comentarios y sin pasarme horas escudriñando la portada yo diría que puedo reconocer a Shakespeare al fondo, Hemingway arriba, Virginia Wolf en medio y diría que Pessoa abajo en los posters. y las figuras veo a Quevedo??? Pos eso, que responsabilidad!

FernandoH dijo...

Gianco,

Pregunta sencilla. No reconocer a Twain, Hemingway, Shakespeare hace que tus lectores no sean intelectualmente habiles?

Abrazo

Raschid dijo...

Mmm, Gianco, en mi caso, reconozco a Argüedas, Ciro Alegría, Blanca Varela, al Inca Garcilaso y al premio Nobel, Vargas Llosa... nah, demasiado "neoyorkino" (en el lugar común de Nueva York como gran centro de producción cultural) en su carátula Clowes...pero no importa porque está excelente, je.

Un abrazo

Gianco dijo...

Me acabo de dar cuenta que el hombre se parece bastante a Mister Wonderful.

http://dekalogue.fr/wp-content/uploads/2011/05/MW11excerpt.jpg

Alguien dijo "crossover"?

Cairo dijo...

Yo no reconocí a nadie. Sólo leo manga.

Benjamín Corzo dijo...

Hola Gianco,
Excelente tu interpretación de la portada. Añadiría que el pata que entra y,obviamente, pregunta por libros es "tío", sesentón más o menos. O más, por que JUan Acevedo ya está en base 6 y se le ve más jóven. Pero al punto, los libros están en un pequeño espacio pegado al suelo. Están en la lona. El contexto es que desde el 2010 en EEUU los libros digitales se venden más que los libros físicos,
hecho que se resaltó en reciente congreso de editores realizado en Bogotá, Colombia. En ese congreso latinoamericano se consideró que la primacía del libro físico en esta parte del mundo no llegará a los próximos 15 años. El argumento central es que los niños que inician su etapa escolar ya comienzan a leer con códigos digitales. Para poner un ejemplo: el niño de hoy inicia sus comunicaciones a distancia por la internet y los telefs celulares. El telefono de casa (que en mi generación era casi un lujo) pasa a ser un complemento secundario e inclusive los matrimonios jóvenes ya ni lo solicitan. Si bien la informalidad y la piratería retrasarán algún tiempo esta primacía de los medios digitales en el Perú, mucho me temo que el formato papel pase a ser en el futuro un medio extraño y exótico para las nuevas generaciones.
Sobre las imágenes de los literatos me parece que la idea es manifestar tu simpatía "comprándolos" y llevándolos contigo en polos, gorros, etc y leyendolos en los aparatos que se muestran al frente, tablets, ebooks, y, en general, en todos los medios digitales que iran apareciendo.
Será mejor lo que se viene? Mucho me temo que no. Preveo un programa que te permita comprar la guerra del fin del mundo de Vargas llosa con un programa que te resume la obra en una página del tablet lo que te permitirá alucinar y dartelas que te la has leído completamente. Borricos informados.
Brutos con inteligencia digital. eso es lo que se viene.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Sr. Benjamín Corzo:

Yo creo que detrás de todo este ''boom de la lectura en aparatos digitales'' hay dos grandes grupos detrás, que no se cansan de sobredimensionar las bondades de la lectura digital, y de paso llenarse la boca hablando de la ''obsolescencia del libro en formato físico''. Por un lado, están las grandes empresas informáticas -que están entre los grupos de poder más grandes del mundo- que obviamente tienen que vender sus mercancías y las presentan como ''la última maravilla'' así no tengan nada de maravillosas. Y por otro lado los snobistas tecnológicos (entre ellos muchos jóvenes), gente que anda pendiente de cada nuevo lanzamiento que se hace, que cambia de celular o de tablet cada dos meses, etc. y que es gente que no suele leer mucho, al menos no novelas o libros de ensayo, y que suele soltarse pachotadas del tipo: ''leer un libro en tablet es mucho mejor porque de paso puedo revisar mi correo electrónico''. Esta gente recibe la atención de los grandes medios y hasta de editores que los consideran ''grandes expertos'', cuando repito, es gente que sabrá mucho de tecnología, pero que no lee casi nada.

Yo creo que el libro en formato físico no va a desaparecer (o al menos no debería) por un tema básico: es práctico. Me parece mucho más cómodo leer una novela como La Guerra del Fin del Mundo (700 páginas promedio) en formato físico que en una computadora o tablet portátil. Comerse 700 páginas frente a una pantalla luminosa, y sujetando el frágil aparatito éste, no lo podría soportar. Además pongo unos ejemplos: el libro se me puede caer desde una altura de varios metros y no le pasa nada, lo puedo leer en la playa y si se me cae en la arena no se malogra, lo puedo meter en una mochila y ponerle peso encima o guardarlo en sitios calientes (pongamos la maletera del carro) y no le va a pasar nada con las altas temperaturas, etc. Cualquiera de estas cosas estropearía un tablet de 300 dólares. Y hasta por una cuestión de comodidad.

Yo creo que la lectura digital se presta para pequeños artículos, o lectura de noticias, pero para obras extensas no hay nada mejor ni más práctico que un libro clásico. Ahora que las nuevas generaciones lo desprecien y que lo poco que lean lo lean en formato digital, eso es otra cosa, que no tiene nada que ver con la practicidad ni la calidad de cada uno de los formatos.

Resumiendo: veo mucho snobismo, mucho entusiasmo ingenuo, mucha propaganda y mucho ''cebo de culebra'' en esto del ''boom de la lectura digital''. Es mi opinión. ¡Saludos!

Gianco dijo...

Al igual que Guido, creo que el formato impreso nunca va a desaparecer. No obstante, si creo que va a convertirse eventualmente en un nicho. Explico por qué brevemente.

(Antes debería decir que hasta hace unos dos años pensaba igual que Guido, pero hay ciertos hechos que son innegables)

1 - Guido dice que más práctico es llevar un libro de 700 páginas que un tablet. Personalmente diría que está equivocado. Un kindle pesa 170 gramos. En cambio, La guerra del fin del mundo pesa 430 gramos (ver en Amazon. Más del doble.

2 - El problema de la luz de la pantalla ya fue corregido hace tiempo. Se han hecho varias pruebas y leer libros desde tablets modernos cansa igual (o en algunos casos menos) la vista que leer un libro normal.

3 - El efecto iPod. Muchas personas leen decenas de cosas a la vez en su día a día, desde novelas, comics, periódicos, revistas, etc. Al igual que un iPod que te permite albergar cientos de discos en un aparato diminuto, un tablet te permite guardar miles de páginas en un espacio pequeño. Esto se verá especialmente beneficioso en el caso de alumnos escolares/universitarios quienes no tendrán que andar cargando ni gastar en decenas de libros gruesos.

4 - Aún ni se ha empezado a explorar las posibilidades de un tablet en lo que concierne a la lectura. Por ejemplo, tan solo pensemos en el elemento del hipertexto, seleccionar imágenes o textos que nos lleven a otras piezas de lectura. Por ejemplo, Ulises de Joyce. Es un libro sumamente complejo que requiere de un conocimiento previo sobre decenas de temas. ¿Que sería más práctico? ¿Comprar un libro como el de Frank Budgen que analice la obra? ¿O poder acceder en el mismo momento y con una pasada del dedo a un link para ver exactamente qué es lo que Joyce quiso decir en ese momento? O aplicándolo más a los comics: La Liga de Caballeros Extraordinarios de Alan Moore y los cientos de referencias a comics de antaño. En vez de ir con la guía de Jess Nevins al costado, no sería más conveniente poder acceder en ese momento a la referencia oculta de Moore? O mejor aún, ir a otra página en la que podamos leer el guión original tal cual lo escribió Moore? Una especie de 'director's commentary' del libro? O incluso más fácil. Lees una obra y no entiendes una palabra. Te levantas a buscar un diccionario? O simplemente seleccionas la palabra y ver su significado en el momento? Las posibilidades son infinitas en realidad.

5 - El tema de lo frágil que es el aparato es otra cosa. Es cierto que un ambiente como en la playa se llena de arena. Pero apuesto que en uno o dos años, va a haber una corrección para esto. Y sobre el tema del calor, hmm...creo que ese tema ya se corrigió.

En fin, como dije al inicio, personalmente siempre voy a preferir un libro impreso. Pero es innegable que un tablet ofrece varias particularidades positivas que un libro no.

Guido Cuadros F.A. dijo...

Hola Gianco:

Buenos los puntos que acotas, sí he tenido en consideración muchos de ellos.

Pero a a ver, algunas cositas. Me parece que el lugar adecuado para leer -sobre todo una obra extensa- es en tu casa, en tu cuarto o en tu sala, o en una biblioteca, donde uno está cómodo, concentrado, en silencio (aunque hay gente que también suele leer en los micros, pero me parece que ahí se perjudica mucho la concentración, además que el tambaleo incomoda la vista). Osea por este tema del peso o el volumen, no creo que sea necesario estar llevando un libro de aquí para allá y de allá para acá ¿no? Generalmente lo compras y lo llevas a tu casa y de ahí no lo mueves ¿me equivoco?.

Bueno en ocasiones si me he llevado libros a la calle, cuando trabajaba en trámites y tenía que hacer larguísimas colas (de una hora o más) en registros públicos o en la asociación automotriz. Así me leí la trilogía Millenium (que son 3 ladrillazos). Igual, pese al peso, lo práctico es que en cualquier momento (si te llaman al celular, o si toca que te atiendan o lo que sea) te basta con cerrar el libro y aventarlo dentro de tu mochila, sin muchas preocupaciones (mochila que está llena de otras cosas también). Creo que un tablet, primero está todo el asunto de prenderlo y apagarlo, y aparte su fragilidad, no lo puedes aventar así de la nada en tu mochila y rellenar la mochila con cosas de peso encima. Hay que tener más cuidado con esos frágiles aparatos. Cualquier cosita y se te raja la pantalla.

Ahora lo de los hipervínculos es interesante. Pero creo que ahí hay un camino peligroso que puede derivar hacia la simplificación y empobrecimiento de la lectura. Repito, para cuestiones muy puntuales de estudio, análisis de técnica literaria o proceso creativo puede servir (como el ejemplo que pones, al leer un cómic y encontrarse con una viñeta específica, poder acceder al guión original de justamente esa viñeta específica, sería magnífico). Pero no a la hora de enfrentarse a textos extensos y complejos, sean literarios, historietísticos o ensayísticos. Así pues como dices, ciertos lectores cuando tengan una duda (por ejemplo leyendo el libro de Joyce) se van a conformar con hacer click y recibir una explicación de dos o tres líneas, en vez de leerse un libro completo (como el de Frank Budgen sobre el libro de Joyce), lo cual sería algo mucho más enriquecedor a mi parecer. De ahí estamos también a un paso de recibir toda la información ''masticadita'', la gente en vez de leerse libros completos se va a contentar con dudosos resúmenes (¿quién m... los hará?) a los que puede acceder ''con sólo un click''.

Creo que todo tiene sus pros y sus contra, pero lo que a mí me molesta es la forma en que mucha gente muestra un entusiasmo desmedido y una especie de fascinación fanática por la lectura digital y los tablets, de la misma forma que quieren dar por muerto al libro físico de buenas a primeras, que me parece sigue siendo muy práctico, no en vano su tecnología tiene 500 años y no necesitó de ningún cambio. Interesante debate.

Benjamín Corzo dijo...

De acuerdo contigo Gianco, hablé de primacía, no de desaparición del libro en formato papel. Lo que la historia nos enseña es que las antiguas tecnologías conviven con las modernas pero al final algunas se imponen y las otras pasan a cumplir un papel secundario, quedandose en los nichos que mencionas. Pruebas hay a montones pero en el caso del libro menciono dos, la primera es la desaparición de las enciclopedias de cuchumil tomos. Editar e imprimir sus actualizaciones demoraban un montón mientras que ahora te compras la enciclopedia británica en Cds y su actualización se realiza a a diario via internet. Dos, recuerdo que hace 11 años,el 2000, participé en un congreso internacional de editores en Madrid y la gente de microsoft y de apple presentaron como gran novedad sus ebooks que eran unos armatoste que en el caso de microsoft se colgó, la pantalla encendida brillaba de tal manera que te impedía mirarla, en fin, los libreros se mataron de risa. Pero recuerdo claramente que el representante de microsoft dijo muy seriamente que reconocían los defectos pero "que lo iban a resolver, que el tiempo está a nuestro favor" Parece que es cierto, el tiempo está a su favor y he visto los nuevos ebooks y la verdad es que han progresado mucho, puedes subrayar y queda grabado, puedes pasar y regresar las páginas a voluntad, el brillo de la pantalla es mínimo, y efectivamente parece que todos los problemas que aun tienen los irán superando. Reconocer esto no tiene por que significar renegar del formato papel. Personalmente creo
que en el futuro los editores nos veremos obligados a definir los contenidos y como paso final tomar la decisión de elegir el mejor formato para su publicación. En mi caso mi relación afectiva es con el formato papel pero eso no me debe llevar a cerrar los ojos a la realidad y el futuro previsible.
Un placer hablar contigo Gianco

Guido Cuadros F.A. dijo...

Bueno, la aparición del automóvil no hizo que la gente deje de usar caballos, mulas o bicicletas ¿no? De la misma manera con la aparición de la internet, no ha desaparecido ni la radio ni la televisión. Al final como dice el señor Corzo, lo que la historia nos enseña es que tecnologías surgidas en distintas épocas más que eliminarse o excluirse unas a otras lo que hacen es coexistir.

Lo que sí creo que debería dejar de existir son los periódicos. Eso sí me parece un gasto de papel excesivo, que sea realiza a diario y en cantidades industriales. Pongamos con ejemplo El Comercio. ¿Alguien se lee ese periódico de principio a fin? Difícil, la gente suele leer entre un 20% y un 50% de los periódicos que compra. Y la mayoría de la información que aparece en los diarios -digo la mayoría, no toda- pierde vigencia ¡al día siguiente!. Por eso creo que, para lo que es noticias, recibir información periodística, leer artículos de opinión, actualidad política etc. la internet es un medio mucho más práctico y eco-amigable (y uno lee sólo lo que le interesa). Ahora claro, ahí viene el tema del ''acceso'' a las tecnologías, no todos tienen computadora en su casa, menos internet (yo no tenía hasta hace menos de un año). Repito interesante debate y aprecio mucho tus comentarios Gianco, como también los del Sr. Corzo :) Ojalá más gente participe. ¡Y todo esto a partir de la portada del maestro Clowes!

Nichtung dijo...

No creo que pueda aportar mucho en el debate sobre el libro digital, pero acá les dejo una ilustración de Max que entronca con la portada de Clowes en lo que concierne al consumo de fetiches de "alta cultura": http://max-elblog.blogspot.com/2011/12/sillon-de-orejas-206.html