miércoles, 25 de enero de 2012

Exit wounds de Rutu Modan - Reseña

(Exit wounds, Montreal, Drawn & Quarterly, 2007, 172 pp.)

Obra ganadora del Premio Eisner a Mejor Nueva Novela Gráfica en el año 2008 y categoría “Esenciales” en el Festival de Angouleme en el mismo año.

Por Raschid Rabi

Durante el taller de guiones dado en nuestro país por el recientemente fallecido Carlos Trillo (*) , mencionó la obra de la israelí Rutu Modan (1966), como una variante inteligente de las tramas de aventura en las historietas. El protagonista, Koby Franco, un taxista ocasional es llamado de manera especial para realizar un servicio en un puesto militar en Tel Aviv. Allí Numi, una larguirucha soldado, le informa que la última víctima aún sin ser identificada de un reciente atentado suicida probablemente sea su padre. A partir de este punto, se desata la “aventura”: la búsqueda del padre o de sus restos. Koby descubrirá, más bien, que Numi mantuvo una relación afectiva con su padre. Ahora bien, esta “verdad” aleja y acerca a los dos a lo largo del relato, ya que el protagonista ha tenido una relación tensa con un padre poco dedicado.

“Exit Wounds” está ambientada en el Tel Aviv actual en medio de atentados suicidas y una comunidad de personas que intenta salir adelante a pesar de esta situación. No es un relato con un tono social o crítico, ni siquiera se destaca la situación política. Esto lo destacó Trillo al hablarnos de este trabajo. Más bien, el contexto es un pretexto para una historieta que examina las relaciones entre las personas y los sentimientos entre sí y hacia ellos mismos.

El trazo de Modan es uniforme y austero y, más bien, el equilibrio entre esa línea y los colores planos, pero de tonos suaves distiende la relación entre los personajes y lo narrado. La tensión producto de la búsqueda central del relato en la transición o dilema de ser persona desaparecida o cadáver ya sea en el padre o amante se equilibra con esta línea casi naif y los colores producto, tal vez, de la experiencia en relatos infantiles de la autora.

A esto, se añaden diálogos muy simples e inteligentes que refuerzan un sentido de cotidianidad y cierto tono lacónico del relato (los textos solo ocupan tímidamente la parte central de los globos) que refuerza los sentimientos contenidos e inexpresados entre los personajes. En ese sentido, una de las mejores secuencias que sintetiza lo señalado ocurre en la playa después de la avería del carro entre los personajes principales: familiaridad y extrañeza ante los propios sentimientos se perciben durante esta secuencia.


En esta obra, la búsqueda del padre representa el clásico anhelo por la propia identidad a través de las similitudes o diferencias respecto a la figura paterna. Pero la variante y aporte de Modan es a través de la figura femenina no materna que completa e integra (o desintegra) una imagen ya no tan familiar de nuestro padre. Finalmente, lo central es la exploración de nuestros sentimientos y el pretexto es la búsqueda. Tal vez, en ese sentido, el maestro Trillo destacó esta variante de la trama de aventura en estas “heridas de salida” aún por cerrar del trabajo de Modan.

-----

(*) El taller se titulaba “¿Cómo hacer un buen guión de historietas?” y se desarrolló en la 13° Feria Internacional del Libro en los días 27 y 28 de Julio del 2008. La visita de Trillo y Juan Sasturain se logró por las gestiones de Benjamín Corzo, responsable de la librería/editorial “Contracultura”, y la Cámara Peruana del libro.

18 comentarios:

Billy dijo...

¡Qué bella la viñeta de la chica saliendo de entre las olas!
Ese trazo y ese coloreado evocan irremediablemente a Tintín. Apropiarse de esa apariencia para narrar una historia de premisas tan sombrías como las que describes promete sin duda. La buscaré.
PD: Cuidado, que hay una película con el mismo nombre, protagonizada por el versátil Steven Seagal.

Benjamín Corzo dijo...

Hola Raschid. Gianco, felicitaciones por el jale editorial.
Gracias Raschid por mencionarme y bacán que hablemos de historietas que es lo nuestro.
Antes de conversar de la novela gráfica permíteme mencionar que la venida de Carlos trillo se debió al contacto de mi gran amigo Javier Doeyo quien trataba a Trillo como a un padre y viceversa.
Luego de visitarnos, Trillo se quedó encantado de LIma y su gente. Imagino que por eso me invitó a pasar un día completo en su casa ubicada en Olivos, un paradisiaco pueblito ubicado en las afueras de Baires. Vivía a escasos metros de la residencia presidencial y pude ver desde las ventanas de su oficina el enorme prado y el helicoptero estacionado para uso de los presidentes argentinos. Esas charlas en su oficina, el paseo por el pueblo y el almuerzo en un restaturant a orillas del río de la plata son de lo más gratificante que me ha tocado vivir. Al lado del abrazo que me dió Solano López diciéndome "tengo un nuevo amigo" y nuestras posteriores reuniones en el Tortoni, constituyen esos gratos recuerdos que me dejaron dos grandes que nos abandonaron el año pasado para consternación de sus admiradores.
Pero vayamos a la novela, Trillo la puso como ejemplo de un buen guión y vaya que si lo decía Trillo había que ponerle atención. De todo lo que mencionó me quedaron grabados tres conceptos que el consideraba importantes en las historietas modernas, la primera es que en estas épocas de globalización debería evitarse situar la historia en lugares específicos. Indicó que por eso la novela dibujaba una charla en un café en el que se veían a lo lejos mezquitas con lo que situaba la historia en algún lugar del medio oriente, punto.Algún lugar del medio oriente. Segundo, me indicó que los códigos de lectura de la historieta suponen inducir al lector a "completar la historia". Me puso el ejemplo que en la novela hay una escena de la madre preparando el desayuno que le pregunta a su hijo, sentado en la mesa de la cocina, "Sabes algo de tu padre" "Nada mamá, debe andar por allí con una nueva jovencita"
Suficiente, con eso el lector deduce un hogar roto, un padre ausente y seductor de jovencitas. Tercero, la historia debe tener elementos actuales y giros argumentales que capturen la atención del lector. Me puso como ejemplo que cuando la jóven protagonista de la historia se presenta como novia de su padre y le pide ir a reconocer el cadaver el hijo le pregunta como lo haría si el cadaver está irreconocible, ella le contesta que tenía una chalina que ella le tejió. Cuando van a ver el cadaver él se percata que la chalina era de fabricación industrial. Igualmente cuando luego de enamorarse tienen sexo ella le dice "Haces el amor igual que tu padre". (Por favor disculpenme las licencias tomadas por que cito de memoria)
La verdad, una novela gráfica extraordinaria con unos dibujos que potencian la buena línea narrativa. Un buen ejemplo a seguir en el desarrollo de la historieta peruana.

Benjamín Corzo dijo...

Hola Raschid. Gianco, felicitaciones por el jale editorial.
Gracias Raschid por mencionarme y bacán que hablemos de historietas que es lo nuestro.
Antes de conversar de la novela gráfica permíteme mencionar que la venida de Carlos trillo se debió al contacto de mi gran amigo Javier Doeyo quien trataba a Trillo como a un padre y viceversa.
Luego de visitarnos, Trillo se quedó encantado de LIma y su gente. Imagino que por eso me invitó a pasar un día completo en su casa ubicada en Olivos, un paradisiaco pueblito ubicado en las afueras de Baires. Vivía a escasos metros de la residencia presidencial y pude ver desde las ventanas de su oficina el enorme prado y el helicoptero estacionado para uso de los presidentes argentinos. Esas charlas en su oficina, el paseo por el pueblo y el almuerzo en un restaturant a orillas del río de la plata son de lo más gratificante que me ha tocado vivir. Al lado del abrazo que me dió Solano López diciéndome "tengo un nuevo amigo" y nuestras posteriores reuniones en el Tortoni, constituyen esos gratos recuerdos que me dejaron dos grandes que nos abandonaron el año pasado para consternación de sus admiradores.
Pero vayamos a la novela, Trillo la puso como ejemplo de un buen guión y vaya que si lo decía Trillo había que ponerle atención. De todo lo que mencionó me quedaron grabados tres conceptos que el consideraba importantes en las historietas modernas, la primera es que en estas épocas de globalización debería evitarse situar la historia en lugares específicos. Indicó que por eso la novela dibujaba una charla en un café en el que se veían a lo lejos mezquitas con lo que situaba la historia en algún lugar del medio oriente, punto.Algún lugar del medio oriente. Segundo, me indicó que los códigos de lectura de la historieta suponen inducir al lector a "completar la historia". Me puso el ejemplo que en la novela hay una escena de la madre preparando el desayuno que le pregunta a su hijo, sentado en la mesa de la cocina, "Sabes algo de tu padre" "Nada mamá, debe andar por allí con una nueva jovencita"
Suficiente, con eso el lector deduce un hogar roto, un padre ausente y seductor de jovencitas. Tercero, la historia debe tener elementos actuales y giros argumentales que capturen la atención del lector. Me puso como ejemplo que cuando la jóven protagonista de la historia se presenta como novia de su padre y le pide ir a reconocer el cadaver el hijo le pregunta como lo haría si el cadaver está irreconocible, ella le contesta que tenía una chalina que ella le tejió. Cuando van a ver el cadaver él se percata que la chalina era de fabricación industrial. Igualmente cuando luego de enamorarse tienen sexo ella le dice "Haces el amor igual que tu padre". (Por favor disculpenme las licencias tomadas por que cito de memoria)
La verdad, una novela gráfica extraordinaria con unos dibujos que potencian la buena línea narrativa. Un buen ejemplo a seguir en el desarrollo de la historieta peruana.

Benjamín Corzo dijo...

Hola Raschid. Gianco, felicitaciones por el jale editorial.
Gracias Raschid por mencionarme y bacán que hablemos de historietas que es lo nuestro.
Antes de conversar de la novela gráfica permíteme mencionar que la venida de Carlos trillo se debió al contacto de mi gran amigo Javier Doeyo quien trataba a Trillo como a un padre y viceversa.
Luego de visitarnos, Trillo se quedó encantado de LIma y su gente. Imagino que por eso me invitó a pasar un día completo en su casa ubicada en Olivos, un paradisiaco pueblito ubicado en las afueras de Baires. Vivía a escasos metros de la residencia presidencial y pude ver desde las ventanas de su oficina el enorme prado y el helicoptero estacionado para uso de los presidentes argentinos. Esas charlas en su oficina, el paseo por el pueblo y el almuerzo en un restaturant a orillas del río de la plata son de lo más gratificante que me ha tocado vivir. Al lado del abrazo que me dió Solano López diciéndome "tengo un nuevo amigo" y nuestras posteriores reuniones en el Tortoni, constituyen esos gratos recuerdos que me dejaron dos grandes que nos abandonaron el año pasado para consternación de sus admiradores.
Pero vayamos a la novela, Trillo la puso como ejemplo de un buen guión y vaya que si lo decía Trillo había que ponerle atención. De todo lo que mencionó me quedaron grabados tres conceptos que el consideraba importantes en las historietas modernas, la primera es que en estas épocas de globalización debería evitarse situar la historia en lugares específicos. Indicó que por eso la novela dibujaba una charla en un café en el que se veían a lo lejos mezquitas con lo que situaba la historia en algún lugar del medio oriente, punto.Algún lugar del medio oriente. Segundo, me indicó que los códigos de lectura de la historieta suponen inducir al lector a "completar la historia". Me puso el ejemplo que en la novela hay una escena de la madre preparando el desayuno que le pregunta a su hijo, sentado en la mesa de la cocina, "Sabes algo de tu padre" "Nada mamá, debe andar por allí con una nueva jovencita"
Suficiente, con eso el lector deduce un hogar roto, un padre ausente y seductor de jovencitas. Tercero, la historia debe tener elementos actuales y giros argumentales que capturen la atención del lector. Me puso como ejemplo que cuando la jóven protagonista de la historia se presenta como novia de su padre y le pide ir a reconocer el cadaver el hijo le pregunta como lo haría si el cadaver está irreconocible, ella le contesta que tenía una chalina que ella le tejió. Cuando van a ver el cadaver él se percata que la chalina era de fabricación industrial. Igualmente cuando luego de enamorarse tienen sexo ella le dice "Haces el amor igual que tu padre". (Por favor disculpenme las licencias tomadas por que cito de memoria)
La verdad, una novela gráfica extraordinaria con unos dibujos que potencian la buena línea narrativa. Un buen ejemplo a seguir en el desarrollo de la historieta peruana.

Jesús Cossio dijo...

Se ve muy bien. Varias veces he leído de esta novela en los mejores términos y ahora se me abre más el apetito lector (o veedor, diría Cairo).

De acuerdo con Benjamím... en parte. Es decir, esos tips y estilos de hacer un guión valen y son adecuados para "construir" una buena historia, pero discrepo que sean la "mejor" manera de narrar.

Benjamín Corzo dijo...

Hola Jesús,
Me limité a recordar con cariño y glosar a Carlos Trillo hablando sobre guiones de historietas. Pero ante tu cuestionamiento salta la pregunta ?Cuál es la mejor manera de narrar una historia?

Max Pepper dijo...

Es que yo no creo que haya una "mejor" manera de narrar. Creo que depende del tipo de historia que quieras contar. Entendí la referencia a Trillo, desde luego, él parte de una escuela más clásica.

Jesús Cossio dijo...

Hola Benjamin:

Yo tambien entendí tu punto. Tuve la suerte de escuchar a Trillo en bs as y sus referentes son como dice Max Pepper, muy clásicos. Desde el pato Donald a Flash Gordon.

Tambien decía que una historia debe parecerse en estructura a una novela "escrita", y crear el suspenso de las novelas por entrega de su infancia.

Pero tambien creo que muchos dibujantes han descubierto formas de contar que no son importadas de la literatura. Por ejemplo, aquello del "suspenso" no creo que juegue un rol importante en muchos autores, sino jugar con la continuidad y la ruptura de ésta.

Jesús Cossio dijo...

Max:

Yo si creo que hay una "mejor" manera de narrar. Verás, si lo que quieres es narrar como prioridad, lo simple es mejor (es lo que enseño en mis talleres y vi a Carlos Reyes hacer una charla muy buena de lo básico en un guión).

Por ejemplo, si tú quieres contar algo como Tintin en el Tibet - algo de aventuras exóticas, las elipsis recurrentes pueden hacer perder el hilo al lector. Si quieres contar algo como El Eternauta, donde la tensión se alimenta del temor colectivo, no puedes construir tu narración en torno a las profundidades psicológicas de un solo personaje.

Jesús Cossio dijo...

Benjamin:

Es cierto eso que dices de que una buena técnica es que el lector "complete la historia" - pero me parece que ahora algunos autores dan menos pistas para que esa "completación" sea tan ambigua que termine construyendo un clima en sí.

Jesús Cossio dijo...

Max:

Por cierto, eso de "clásico" también va perdiendo perspectiva... no muchos hemos podido acceder a los autores del canon clásico: Barks, Hergé, McCay, Raymond, etc. (Yo he podido leer algo de Barks y de McCay y bastante de Hergé).

Pero si le preguntas a algunos chicos que dibujan te dirán que los clásicos son Alan Moore o Grant Morrison o Neil Gaiman.

Jesús Cossio dijo...

Raschid, noto que en un tu reseña no usas el término "Novela Gráfica" ni una sola vez... ¿es deliberada esa ausencia?

Raschid dijo...

Ey, Benjamín, excelente retomar el contacto por esta vía y para hablar de lo que, realmente, importa !

Y muchísimas gracias por todo el "inside" o el "detrás de cámaras" para las buenísimas gestiones de la llegada de Carlos Trillo (seguramente Cairo me apana, pero, para varias generaciones de lectores y creadores locales, su llegada era como el concierto de Paul Mccartney haciendo la analogía entre el comic y el rock). Sí imagino muy bien la relación entre Doeyo y Trillo, porque, en su breve paso por Lima, se hizo querer, incluso después de su partida en sus correos, se acordaba de la gente y enviaba saludos. Un maestro como creador y persona, caray.

Excelente también los aportes de los tres conceptos respecto a "Exit Wounds" que no he tratado en la reseña, porque sería más Trillo que de mis ideas, pero también sospecho que no me acordaría con el nivel de precisión que has señalado Benjamín (la cita además del momento íntimo entre los personajes es correcta, Benjamín).

Ahora bien, tal vez, por motivos de extensión (estoy tratando que las reseñas sean sintéticas y precisas), no he reforzado mucho el contraste entre la lectura de Trillo (buena parte del comic argentino se basa en esta noción de "aventura") y la que he intentado introducir que se desmarca de esta posible lectura en el tratamiento particular de Modan al auscultar las sensaciones contenidas producto de las "heridas de salida" del atentado al posible padre de Koby y al posible amante de Numi. Ambos también están "lesionados" a su manera y ya no dependerá del vínculo perdido con el difunto, sino del que puedan construir ambos (si así ocurriese) lo que cada uno podrá, tal vez, auscultar sobre sí mismo a futur. En este sentido, es muy rica en matices sobre nuestra interioridad dependiendo de la ubicación que adoptemos como lectores al situarnos en qué personaje, en qué secuencia, en qué sentimiento, etc.

Raschid dijo...

Bueno la dejo allí, por el momento, Benjamín... un gustazo !

Y, Billy, sí el trazo remite a Tintin, pero es un poco más estilizado y lo hace más dudoso (como los sentimientos contenido de los personajes s tal vez). Y también tienes razón hay una película con el mismo nombre por allí y es del (sí, es cierto) "versátil" Steven Seagal.

Jesús, en realidad, la ausencia del término "novela gráfica" es, más bien, por motivo de la extensión del texto. Estoy tratando de hacer reseñas de una página de A4 (para que sean menos pesadas a la lectura y más sintéticas para el formato blog) y probablemente no usé la palabra para economizar términos. Un abrazo !

Jesús Cossio dijo...

Normal, Raschid, decía lo de Novela Gráfica porque me parece el término no es de mi agrado y creo que es un feliz recurso no usarlo cada tres frases como ahora estilan dibujantes y críticos.

Benjamín Corzo dijo...

Hola Raschid, un gustazo hablar otra vez contigo. Ya parece franela pero en mi generación nos enseñaron a respetar a la gente de la que se debe (puede) aprender y de tí podemos aprender mucho. Por eso tambien mi referencia a Trillo, un maestro en todo sentido.
Pienso que como aquí recien estamos comenzando no deberíamos poner por delante lo poco que sabemos y hemos hecho. Por el contrario me parece que estamos más para aprender y eso supone una actitud respetuosa con verdaderos maestros como Trillo. Poner por delante lo poco que sabemos y hemos hecho, aunque parezca contradictorio, nos llevaría a la paralisis y hasta el retroceso. Sigo sosteniendo que Argentina y sus referentes es un buen ejemplo a seguir. Por eso cuando voy allá me acerco a sus mejores autores con la modestia del que sinceramente quiere aprender y mejorar.
Un abrazo Raschid y que sigan las reseñas. Hanblaré con Gianco para que te otorgue el espacio de 2 hojas A4.

Raschid dijo...

Sí, Benjamín, tienes razón.
Hay que combinar las experiencias aleccionadoras de otros espacios con mayor tradición en la historieta y agregar el "plus" local para innovar sobre esa base (y, por ejemplo, no tratar de repetir casi hasta el cansancio la búsqueda de un contexto creador prolífico como lo fue la aparición de los superhéroes en el comic de los EE. UU. entre los 30 y 40)

Y no te la agarres con Gianco por el tema de la extensión, ya que es un reto personal, más bien, y luego de publicada la reseña ya luego la seguimos aquí en los comentarios... je !

Raschid dijo...

Sí, Benjamín, tienes razón.
Hay que combinar las experiencias aleccionadoras de otros espacios con mayor tradición en la historieta y agregar el "plus" local para innovar sobre esa base (y, por ejemplo, no tratar de repetir casi hasta el cansancio la búsqueda de un contexto creador prolífico como lo fue la aparición de los superhéroes en el comic de los EE. UU. entre los 30 y 40)

Y no te la agarres con Gianco por el tema de la extensión, ya que es un reto personal, más bien, y luego de publicada la reseña ya luego la seguimos aquí en los comentarios... je !