sábado, 30 de junio de 2012

Grant Morrison en Action Comics


Tengo una confesión que hacer. No me agrada el Action Comics de Grant Morrison.

Recuerdo que hace meses Gianco me comentó que no le agradaba mucho Superman, pero que el giro que le había dado Morrison en el nuevo Action Comics era de su agrado, y que ahora se encontraba leyendo este titulo. Yo he sido un fan del hombre de acero por años pero desde la llegada de los nuevos 52 mi interés en los comics del kryptoniano se había reducido a un gran cero a la izquierda, sin embargo, confío en el criterio de Gianco para los comics, entonces decidí darles una chequeada.

Habiendo leído los 10 números disponibles hasta el momento debo decir que, personalmente, no soy fan.

Ahora, debo excluir de la lista el número 9 ya que considero que es uno de los mejores comics de Superman que he leído recientemente, algo que espero poder tocar más a fondo en una futura entra,  pero al ser un número que no trataba de Clark Kent no puedo considerarlo como realmente un número acerca de Superman.

Y creo que ha eso se reduce el hecho que no me agrade demasiado la versión de Clark Kent que escribe Morrison actualmente, el solo hecho que, pese a ser historias increíblemente buenas y entretenidas, no son de Superman.


O por lo menos no como yo lo entiendo.


En estos nuevos comics se nos presenta a un Clark Kent mucho más joven y comprometido con defender al hombre común. Este Superman es extremadamente idealista y no duda en usar la fuerza para apoyar su causa, definitivamente, mucho más "joven idealista rayando hacia extremista" que el héroe clásico y usualmente tranquilo como usualmente ha sido interpretado. Este Clark esta enfermo del estado del mundo y de la sociedad, y esta dispuesto a hacer todo lo posible para traer abajo a todas las personas que el cree están mal. Y su idealismo y ganas de ayudar a veces le impiden ver que los problemas del mundo son mucho más complejos de lo que cree; un ejemplo es cuando se queja de que no ayuden a combatir el hambre mundial, porque no rescatan a personas siendo torturadas o asesinadas alrededor del mundo, porque no luchan contra dictadores en otros países, contra políticos corruptos en lugares lejanos de sus respectivas ciudades; solo para que sus compañeros de la liga de la justicia le respondan que no pueden entrar en otros países y deben respetar las leyes. Superman, desanimado, se va.


Ahora, puedo identificarme con eso. Creo que cualquier persona puede identificarse con esa idea, con ese fuego interno de querer hacer un cambio en el mundo pero no tener las herramientas para lograrlo. Y más de uno habrá pensado en que cambios podría hacer en su país si tan solo pudiera pararse y hacer algo extraordinario. Y también puedo identificarme con la ira y repulsión hacia el estado del mundo, hacia las injusticias y el cuestionar constante las autoridades que vemos como "no haciendo nada" por los demás.
Todo eso esta bien y es extremadamente identificable e interesante.

Pero no es mi idea de Superman. Para mi el personaje representa ideales mejores que los de agarrar la justicia con tu propia mano, mucho mejores que intimidar a los demás y tratar de cambiar a la sociedad a la fuerza. El Superman actual es un hombre en una cruzada por la verdad y justicia, y eso es muy admirable, pero simplemente, no me agrada su capacidad rápida para tornarse violento y agresivo. No es para mi.
Es una idea muy simple realmente, y es algo por lo cual siempre solía defender mi fanatismo con el personaje.

Actualmente buscamos héroes imperfectos para sentirnos identificados con ellos, pero aún así necesitamos un héroe mejor que nosotros para sentirnos inspirados por este.

Espero que eventualmente este joven Clark Kent crezca para ser el Superman clásico, hasta ese momento, seguiré leyendo las historias, pero siempre con un sabor amargo en la boca, no disfrutando completamente la aventura en mis manos. 

Simplemente, no es lo mismo.


6 comentarios:

Gregory House dijo...

A mí me encanta el Action Comics actual, bien entretenidos. Más bien, tras leer estos números revisé los primeros que salieron del hombre de acero, allá por los años 30, y se parecen mucho a lo que Morrison está haciendo ahora (guardando las distancias de época, claro).

Jorge Orlando dijo...

¿Por qué Superman tiene que ser de una manera y no de otra? ¿Por qué tiene que ser un personaje perfecto o moralmente impecable? ¿Existe algún dogma de fe que así lo indique?

Yo creo que puede gustarte o no gustarte el Superman de Morrison, pero decir que "no es Superman" es, creo yo, un exceso.

Elghinn dijo...

Difiero contigo Jorge Orlando. Creo que los personajes que ya tienen sus años en el fondo guardan una esencia y como lo dijo LJ, Superman no es de ser impolsivo que entra en rabia, si ahora lo hace, te cambia la idea base del personaje.

Tampoco digo que este mal, como suelen hacer al crear tantas tierras, estan buscando atraer a la gente, con lo cual este no es el "Superman Original" por asi decirlo (al que creo se refiera LJ) si no es otro de otra tierra que no comparte la misma base en su totalidad.

Gianco dijo...

Siempre es interesante analizar las acciones de los personajes. Son seres ficticios por definición, lo que indicaría que pueden comportarse de cualquier forma. No obstante, siempre deben seguir ciertos patrones lógicos establecidos por el universo que los rodea. Ahora que el universo DC ha sido rebooteado, acaso han cambiado esas reglas? Por la actitud de Superman, se podría decir que sí...

LJ-90 dijo...

@Gregory: Oh, admito que son recontra entretenidos. De hecho, los leo porque me entretienen bastante (Y luego del fiasco que me pareció Grounded, esto es bienvenido) Simplemente doy mi punto de vista, que este Superman no tiene aquel "feeling" de antes. Y sí, Morrison esta recreando el Superman de la Golden Age, y también me parece un buen enfoque. Y por lo que he leído Morrison poco a poco esta incorporando ideas de diferentes epocas del personaje en el comic, entonces, veremos a donde lleva esto.

@Jorge Orlando: Bueno, traté de dejar en claro que no era Superman como yo lo entendía, y que no era el Superman de hace unos años. Dije que no es mi idea de Superman, en ningún momento quise dar la noción de que simplemente porque no es de mi agrado deje de ser Superman. Y si deje esa idea relucir en el texto, no fue mi intención. Todo depende del punto de vista al final, y el Superman de Morrison esta basado en otra epoca del personaje, pero por lo que he leído del A.C #11, Morrison esta haciendo un amalgama de diferentes épocas del personaje, y eso me llama bastante la atención. Al final, veremos a donde lleva todo esto. Eso sí, el #9 es el número con el mayor "feeling" al Superman antiguo, y por eso, es mi favorito.

@Elghinn: Eso es a lo que iba. El Superman que escriben ahora tiene su esencia un poco cambiada (todavía es idealista y desea que el mundo sea mejor, y eso es bueno). Y bueno, entiendo que traten de atraer diferentes personas con este enfoque en el personaje, solo espero que con el tiempo Morrison logre evolucionar poco a poco a este personaje, que pase de tratar de solucionar el mundo el solo a darse cuenta que a veces, ser un símbolo e inspiración es tan útil como golpear al próximo supervillano que se aparezca.

MED MSA dijo...

En lo personal, me ha encantado. Me parece una buena alternativa al Superman en ocasiones excesivamente institucional que se ha visto en determinados momentos. Por otra parte creo que un personaje debe responder en alguna medida al momento en que se escribe. Un Superman más cotidiano, que responde no solo a la injusticia explicita, sino a la estructural, puede resultar inspirador. El problema de que un heroe se aprisone entre los limites de la institucionalidad es que a la larga termina transmitiendo una suerte de conformismo. En ese sentido el joven Superman de Morrison puede entenderse como un crecimiento