martes, 10 de julio de 2012

Before Watchmen: Un pequeño análisis

Bueno, sí. Hmmmmm... no se bien cómo decir esto. Denme un segundo para tratar de encontrar las palabras. Hmmm... ok, listo. Lo tengo.

BEFORE WATCHMEN ES HORRENDO.

Bueno, puede que esté exagerando un poco. Pero la verdad es que he leído los primeros números de Minutemen, Ozymandias, The Comedian, Silk Spectre y Nite Owl y han logrado lo impensable: han desmoronado lo que existía previamente. Así como Zune lo hizo con Microsoft, Before Watchmen ha logrado diluir el valor de la marca. De ahora en adelante, siempre que Watchmen y su valor como obra surjan en una conversación, alguien por ahí dirá "Hey, ¿Pero qué hay de Before Watchmen?", comentario al que todos responderán en unísono "MANTENTE ALEJADO".

¿No me creen? Veamos. Tratemos de comentar los títulos, uno por uno. (Les advertiría sobre spoilers, pero bah, a quien engaño.)

MINUTEMEN

Empecemos por el mejor de los títulos (por lejos). En realidad no tengo nada malo que decir sobre este comic. Darwyn Cooke es un artista sumamente capaz que nuevamente deja en claro lo hábil que es. Lo interesante del comic es la forma en que desecha rápidamente el estilo narrativo de Alan Moore en las primeras páginas para abrirse campo en un terreno de nostalgia americana de mitad de siglo pasado que maneja sumamente bien. El comic tiene altas dosis de energía y a diferencia del resto de títulos en este post, se contenta con entretener y ser una pieza de lectura divertida. No apunta a nada más y por consecuencia, no falla.

No obstante, debo decir también que no estamos viendo nada nuevo de parte del creador de DC: The New Frontier. Es más, mi única queja es el conflicto moral que representa la producción de este comic. ¿Acaso no hay nada más que Cooke preferiría estar haciendo en este momento? Es decir, el artista se alejó de títulos del universo DC por un motivo. Estoy positivo que preferiría estar haciendo proyectos más personales como las novelas de Parker.

THE COMEDIAN

Lo peor de este comic es que sabemos lo hábiles que son los creadores. Brian Azzarello y JG Jones son creadores sumamente capaces que han hecho en el pasado trabajos decenas de veces mejores que este. No se ustedes, pero este comic se siente como una caricatura de lo que vimos en el Watchmen original. Tenemos a un sádico que está involucrado con el gobierno norteamericano de los sesentas y que funciona como herramienta para causar dolor. No hay nada de información nueva aquí. En todo caso, estamos profundizando en detalles insignificante que más que nada pareciesen venir de un fanfiction de Watchmen. ¿Qué aporta a la historia el saber que The Comedian tuvo sexo con una Marilyn Monroe drogada para de ahí asesinarla con píldora? No mucho en realidad.

Azzarello en particular es un escritor que sabe manejarse muy bien en este tipo de historias (lean 100 bullets). Lamentablemente The Comedian #1 palidece en contraste. Hmmmm.... ahora que lo pienso, me gustaría mencionar un capítulo en particular de 100 Bullets en el que el personaje principal visita a un Joe DiMaggio anciano en el hospital y hablan de la década de los 60s y lo que esta representó. Acabo de googlear y veo que es el número 27. Háganse un favor y lean ese comic. Les aseguro que va a ser mejor que cualquiera de los números de The Comedian.

SILK SPECTRE

¿Qué puedo decir sobre este título? En realidad no me parece malo. Más bien, creo que tiene algo peor... y es que me resulta totalmente insípido. Entiendo y agradezco la intención de Conner de narrar todo en cuadrículas de 9 paneles y de aportar un estilo que refleje la nostalgia que siempre definió al personaje (como la toma del globo de nieve roto en el suelo). Pero la verdad es que lo que tenemos ante nosotros es la historia de una relación conflictiva entre una madre y una hija, ambas incapaces de reconocer lo parecidas que son.

Entiendo a lo que apunta Cooke en su labor como guionista. Busca establecer un símil entre ambos personajes y hacer de ellos una parábola sobre cómo a medida que más queramos alejarnos de nuestro destino, más nos acercaremos a este. Lamentablemente, la verdad es que hemos visto esta historia cientos de veces en el pasado en una variedad de formatos. Al igual que el resto de títulos, este es solo un vistazo al pasado de un personaje para narrar un aspecto de ellos que ya conocíamos. No obstante, se agradece la cita de "Don’t Say Goodnight And Mean Goodbye" que sale al final. Y es que es una canción muy bonita.

OZYMANDIAS

¿Querían un comic de Watchmen que se sintiera como un comic ochentero? Aquí lo tienen. El primer número en la historia de Ozymandias, escrito por Len Wein, tiene un énfasis en la narración que (no se ustedes) termina cansándome para la quinta página. Imaginen un comic cargado de imágenes estáticas - no obstante, bellas gracias a Jae Lee - que parece narrar cada una de las acciones que están ocurriendo. Y es que Wein es de la vieja escuela en la que las páginas del comic se solían cargar con texto describiendo todo lo que ocurría en el panel, dejando que para el final el lector se termine autocuestionando si es que no sería mejor leer toda la cosa en prosa.

Quizás lo peor de este comic en particular es el hecho que Len Wein fue el editor del Watchmen original y que el usarlo como escritor es una clarísima jugada por parte de DC para tranquilizar a los que estuvieron en contra del proyecto al decirles "Tranquilos, tenemos con nosotros al editor original de la serie". Irónicamente, a Ozymandias le faltó un mejor editor. Alguien que le dijese a Wein "Alto, estás cargando este comic con mucho texto. Si lo puedes mostrar, no lo digas."

Comentario aparte merece el arte de Jae Lee que hace algo sumamente simpático al ubicar a Ozymandias siempre en encuadres centrados (haciendo clara referencia al ego del personaje y cómo siempre se ve a sí mismo como el centro de atención). También es interesante ver la composición circular que utiliza en casi todas las páginas y el claro simbolismo de los tentáculos y las sombras.

NITE OWL

El peor de todos. Y por lejos. Está más que claro que a J. Michael Straczynski le importan dos pepinos este proyecto. El diálogo es redundante, los personajes son caricaturas de los que conocíamos y en vez de profundizar en el personaje de la serie original, el autor termina convirtiéndolo en un ser plano sin dimensiones.

¿Lo peor de todo? Parece que nadie le dijo a Straczynski que Nite Owl es un personaje completamente distinto a Rorschach. Y es que ahora, Dan Dreiberg ya no es el hombre que conocíamos. El es ahora un hombre que fue abusado en el pasado, que no tiene remordimientos en lastimar a las personas y que decide dejar morir a su padre frente a sus ojos sin levantar un dedo para ayudarlo. Lo único que le faltaba era decir 'Hurm...'

Pero no se preocupen. Cuando Rorschach al final del comic, lo único que hace es decir 'Hurm' cada 5 segundos como si se tratase de su catchphrase. Así es, como lo leen. Rorschach es relegado al sidekick chistoso.

No se ustedes, pero bueno. Hurm...



10 comentarios:

Guido Cuadros F.A. dijo...

No tengo que leer una página de estos cómics para saber de antemano que se trata de BASURA PURA, bastaba ver el concepto del proyecto y a los involucrados para darse cuenta de ello. No me ''soplo'' ni dos páginas de esa basura, no tengo tu aguante Gianco.

Gianco dijo...

uno tiene que hablar con pruebas pe chochera.

Gianco dijo...

Habiendo dicho eso, el único que pienso seguir leyendo es el Minutemen.

silamud dijo...

Recuerdo que en la película se insinuaba que El Comediante era el que disparó contra Kenedy. Parece que trataron de humanizarlo y mostrar que luego de la decepción que significó la muerte de el ex presidente se volvió tal como lo conocemos

Zoortecho dijo...

Eso de The Comedian teniendo sexo con Marylin Monroe, detalle sin mucho aporte para la historia que quiere contar Azzarello, me hace recordar a Mark Millar en la miniserie de Jenny Sparks (personaje de Stormwatch y The Authority).
Para los que no lo han leído, en ese cómic Millar hace que Jenny Sparks ("el espíritu del siglo XX") conociera a personajes como Hitler y Einstein, e influyerá en sus destinos (super tirado de los pelos).

LJ-90 dijo...

Hurm.
Yo voy a ojear Minutemen, y quería saber que tal iba Rorschach.
Bueno, veremos que tal.

THE BOY dijo...

epa aun faltan las otras 2 series, pe jaja, mas bien que tales son las novelas de parker

Gianco dijo...

jajaja, como dije al comienzo. Puede que esté exagerando (ok lo admito!), pero a no ser que algunos de estos comics cambien su rumbo en 180 grados, estamos ante algo bien nefasto (en especial Nite Owl).

Sobre lo de Parker, solo he visto The Hunter y para qué, me encantó lo hizo Cooke. Es más, se notaba su hambre de querer experimentar con nuevas técnicas y hacer algo distinto a lo que nos tenía acostumbrados. Leer The Minutemen (que es un muy buen comic) es un poco como verlo regresar a sus épocas de The New Frontier. No lo más emocionante ya que uno no puede evitar pensar que es una especie de regresión para el artista.

THE BOY dijo...

e leido criticas a su trabajo en minutemen en la cual decian que el prinicpal problema es la falta de interes que te genera, no hay un WTF al final y que el autor piensa que ya en si la idea de BEFORE watchmen va vender sola y se va dar el tiempo para desarrollar su trabajo, en fin , mas bien ahora se suma al carro before sandman , pero eso si, con el autor original

Anónimo dijo...

Admiro el comentario de Guido..concreto,claro y directo.Y tenemos que respetarlo por supuesto ya que todos somos libres de expresar nuestra opinion y no dejarnos llevar por franelismos,mermeleos o penosos afanes de figuretear.,pues bien..te tomo tus palabras Guido para dar mi opinion sobre "1899 Cuando los tiempos chocan",No tengo que leer una pagina de ese comic para saber de antemano que se trata de BASURA PURA,basta ver el concepto del proyecto y a los involucrados para darse cuenta de ello.No me "soplo" ni dos paginas de esa basura,no tengo tu aguante Guido.PD:Nunca escupas al cielo tio,.casi siempre te cae en el cacharro. ATTE:V.Terranova