domingo, 5 de agosto de 2012

Desagravio público a Harvey Dent

Mi top cinco de la galería de villanos de Batman es, empezando por el cinco: Anarquía (que pena que haya tan poca bibliografía), Hush (un poco más de tiempo y será un nuevo clásico), Joker (seguro ya tas renegando de que no esté primero), Ra’s al Ghul (es que este broder piensa en grande) y Harvey Dent (obvio pez won, si está en el título). Pero aguanta, antes que le metas el “¡¿Whaaaaat?!, déjame explicarte.

En primer lugar, hay que aclarar que como buen fan de Harvey, de ahora en adelante trataré de introducir en cada párrafo una referencia al número dos (sí sé, super friki). En segundo lugar, voy a escribir predominantemente sobre la personalidad Dent, y tangencialmente sobre Dos Caras (¿viste como le metí el par?). 

Para empezar, hay que confrontarlo con los dos que lo anteceden en la lista, que son los pesos pesados.
Es cierto que no tiene el daño del Joker (ya decía Morrison en Arkham Asylum, que este es una persona distinta cada día) y que lo sitúa como el caos por antonomasia, frente al orden por antonomasia que es Batman. Tampoco tiene el alcance y misticismo de Ra’s. Pero Harvey tiene una simbología particular que se construye constantemente en el paralelismo de las dos grandes etapas de su biografía ficticia, el antes y el después a los hechos de The Long Halloween (El largo Halloween), las cuales dividen el universo mismo de Batman. Siempre que te encuentres con Harvey/Dos Caras, tienes que confrontarlo necesariamente con el momento en el que solo existía el primero. Esa es la gracia.


Antes de ser uno de los principales enemigos de “Bats” tuvo un profundo protagonismo en la historia personal del héroe y, por tanto, en la construcción de lo que luego terminaría siendo este (me refiero a la personalidad oscura, huraña y paranoica que es canónica en Batman). De hecho, fue parte de la batifamilia incluso antes que el propio Gordon, apenas después que Alfred. Harvey Dent fue el segundo en el selecto círculo familiar de un tipo que desconfía de su propia sombra... y le cambió la vida (¿qué tal?, esa no la tenías). Mirad incrédul@s:
  • Fue funcionario del sistema de justicia (fiscal de distrito). Que no sería gran cosa si no fuera: porque era un abogado honesto (hard, ¿no?) y porque nos estamos situando en Gotham, que para resumir es como Lima pero con el Joker (el del desfile militar no cuenta). Harvey era un hombre de familia que se la tenía jurada a cada mafioso y político corrupto en esta ciudad de shit, en donde si eres un buen hombre solo tienes dos opciones: estás muerto o estás agonizando. 
  • En este contexto, el buen Harv fue el primer cómplice de Batman en la ciudad. Acuérdate que al principio Gordon se vio obligado a perseguirlo. Él, como abogado que era, arregló al toque con Bats y más rápido que inmediatamente empezaron a joder a medio mundo. No solo cruzaban información, sino que incluso se cuidaban las espaldas. La viñeta en que Batman está escondido en la oficina de Harvey mientras este es interrogado por Gordon, lo dice todo (Batman: Año Uno). Además de friki me voy a poner pretencioso y decir que en puridad, este fue el primer dúo dinámico. 
  • Fue miembro de la primera “sociedad” heroica de Gotham: Bats, Gordon y él. En contra del primer gran desafío en la baticronología, la mafia de la dupla de familias Falcone/Maroni. Pero no solo eso, sino que era la pieza más importante de la cruzada. Harvey se había dedicado a establecer todas las conexiones incriminatorias posibles, la única forma legal de bajárselos. Pero como la calle estaba dura, se requería que Gordon y Batman presionaran la red criminal, y para armar una estrategia de ataque la información era esencial. Solo así podían golpear los eslabones más débiles en el momento indicado para tener resultados. 
  • Pero la obsesión de Harvey por la justicia, a nivel de ser un funcionario honesto en Gotham, no era gratuita. La causa profunda que luego motivó su quiebre fue una extrema culpabilidad por las palizas que le daba su viejo por absolutamente nada, y que a veces dejaba a la suerte de una moneda que luego Harvey descubriría que tenía dos caras. No obstante, él optó por canalizar sus represiones a través de sus estudios de derecho y su fe ciega en que la justicia llega. Luego Dos Caras simplificaría la cuestión: todos son culpables. 
  • En el momento cumbre de su trayectoria (de ambas: personal y profesional), cuando estaba a punto de ver los frutos de todo su sacrificio y ser recompensado por todas sus frustraciones, irónicamente ante un tribunal de justicia, su vida se arruina. A pesar de haber seguido el sistema, de haber doblado el sistema sin romperlo (junto con Gordon y Batman), de haber puesto a Gilda y a él en la línea de fuego; nada cambió para bien, solo se puso peor. Y aún así, al final, luego de convertirse en criminal, se entregó para ser juzgado.
  • Esta suma de cosas hacen que Harvey represente dos grandes momentos en el universo de Batman, que son materia de la mitología que hace complejo y define al personaje, y que se evidencian en cada buena historia, en las que valen la pena: 
    • La primera es la tragedia que “bautiza” a Batman, el primer fracaso de su carrera como tal, no contra el crimen sino contra el mal en sí mismo. A lo largo del tiempo, el héroe nunca deja de repetir que una vez, ese psicópata asesino de masas fue su amigo, nunca deja de darle la mano cuando ve la oportunidad de salvarlo, incluso si es que se trata de una mera ilusión. Y así será siempre, porque si hay algo que tiene este héroe es una culpa sublimada con la que se tortura y alimenta, con la que se quiebra y reafirma (como alguna vez lo hizo Harvey). Este enemigo en especial es el inicio de eso, no en Bruce, sino en Batman. Dicho sea de paso, es también una de las razones por la que el Batman de Azzarello en Knight of Vengeance (Caballero de la venganza) no ha asesinado al Joker, a pesar de haber asesinado a todos los otros criminales (tenía que decirlo). 
    • La segunda es que el nacimiento de Dos Caras divide por completo la historia de Batman (en su cronología ficticia), marca el inicio de su “adultez”. El breve periodo anterior a esto, Batman se enfrentaba a una amenaza más o menos situada en el mundo de lo real/posible, la mafia. Los eventos de El largo Halloween introducen el mundo autónomo/fantástico en donde la amenaza son la galería de freaks que todos conocemos, comandados en ese momento por Dos Caras, y que termina de darle forma a la cruzada del héroe contra la malignidad del caos.

Por todo esto es que no puedo evitar tener una desazón con el rol de Harvey en la mejor película de la trilogía de Nolan (que además es la segunda), que probablemente es la mejor película superheroica de todos los tiempos. Por ello es que, personalmente, lo consideraba un “cabo suelto” en mi "crítica" al set completo de pelas. 

Pero no reniegues, ya sé que es una exquisitez y que estoy hablando a un nivel de frikitud level omega. Después de todo, Harvey tuvo un rol significativo en el Nolanverso, y de ninguna manera hubiera pasado que sea un calco del comic. Hay que aclarar que de las dos formas de entender este desagravio, yo apunto simplemente por el “me hubiera gustado que…”, no por el “hubiera sido mejor si…”. Porque al final causa, fan es fan. Tenía que sacarlo de mi sistema poniéndole el feeling respectivo. ¿Qué te puedo decir?, “I believe in Harvey Dent”.

Bibliografía básica para creer en Harvey Dent, en orden de lectura (todo está disponible en Lima, en español*):

Batman Annual 14: Eye of the Beholder (El ojo del observador): si bien esta historia luego fue revisada por El largo Halloween, las causas profundas de que la psiquis de Harvey esté dañada se mantienen como parte de la continuidad. 

The Long Halloween (El largo Halloween): origen de Dos Caras por antonomasia. 

Two-Face: Crime and Punishment (Dos Caras: crimen y castigo): se explora la lucha interna de Harvey contra su propia condición psicológica. 

Face the Face (Cara a Cara o Batman: un año después): previamente a esta historia la psiquis de Harvey había sido estabilizada y su rostro reconstruido. 

*El primero y el tercero son parte de una colección del diario El Clarín de Argentina, que se puede encontrar en la librería Contratcultura. El segundo lo sacó Perú.21 y todavía puede encontrarse en diferentes quioscos. El cuarto está en Crisol, medio caro.

5 comentarios:

cruzaguet dijo...

Donde puedo encontrar (en Lima, como indicas) la de el largo halloween. He buscado en algunas, y no tuve suerte. Si conoces y ayudas te lo agradecería.
Buen post. Saludos.

silamud dijo...

Si lees portugués. Tengo una edición brasileña

AarónV dijo...

Gracias por comentar. Los números de El largo Halloween los he visto en los quioscos del centro de lima: Uruguay con Wilson, 28 de julio con Wilson, Colmena con Wilson. También puedes encontrar algunos en las tiendas de la cuadra 2 del Jr. Cotabambas, al lado del Parque Universitario. No sé si en la tienda que está en la estación central del Metropolitano tb puedas encontrar algunos números; al menos el último día de la feria del libro, el stand del Comercio solo tenía Marvel. Espero haber ayudado.

Max Pinedo Paredes dijo...

Y qué opinas del Batman: Jekyll & Hyde, de Paul Jenkins? A mí me gustó mucho, siniestro como buen título de Batman.

AarónV dijo...

Voy a aprovechar para recomendar algunas otras historias de Harvey/Dos Caras: Long Shadows, Dark Victory, Secrets origins special 1, Faces. Lo siento,particularmente Jekyll and Hyde no me gustó: lo de todos tenemos dos lados me pareció muy fácil, lo del hermano muerto muy desesperado, lo de Batman ignorante de todos los antecedentes de Harvey muy forzado, y otros detalles.