viernes, 26 de octubre de 2012

Lo mejor del 2012 (hasta ahora)

Gente, ¿Cómo va el día? Es viernes y ya se están preparando los motores para el fin de semana. Para ir ayudándolos en su procastrinación de la tarde, les paso el siguiente artículo que escribí y que salió publicado en la revista Dosis. Ojalá les guste.


Lo mejor del 2012 (hasta ahora)

Se aproxima el final del año y el 2012 no deja de sorprender con títulos interesantes e innovadores en una diversidad de géneros y estilos. A continuación, un pequeño muestrario de lo más atractivo del año.

Hawkeye

Sin lugar a dudas, el mejor comic de superhéroes que dejó el 2012. Matt Fracion ha puesto de cabeza el cliché del superhéroe para narrar la historia de Clint Barton, una persona que no puede volar, que no es invencible y que no tiene la fuerza proporcional de una araña. ¿Su habilidad? Dispara flechas. Tenemos así un comic en el que el protagonista balancea su vida de aventuras con llevar su perro al veterinario y discutir con su casero por el pago del alquiler. Puede que suene aburrido, pero sorprende al ser un ventarrón de aire fresco para un género tan manoseado como lo es el de las capas.

No obstante, la verdadera estrella es David Aja, el dibujante. Y es que el español ha encontrado un estilo minimalista enfocado 100% en diseño y balances de blanco y negro para presentar las escenas de acción de formas innovadoras. Desde cortar un segundo en milésimas hasta detallar los movimientos de un rostro en 360º, Aja siempre está más que dispuesto a presentar un festival gráfico de grandes proporciones. Y en una industria en la que el 95% de comics parecen haber sido creados por robots en modo automático, se agradece el esfuerzo.

No cambies nunca

David Sánchez es uno de los autores más interesantes que han aparecido en los últimos años en la costa europea. El español de 35 años ha irrumpido en la escena, creando historias enfocados duramente en problemas de identidad, muerte y sexo. Y no, no me refiero a sexo como el acto sexual. Me refiero a sexo como la exploración de nuestros órganos internos que muchas veces definen quiénes somos y cómo la ausencia o alteración de estos puede generar serios problemas en nuestras psiquis. El hecho que su estilo parece ser un híbrido entre Charles Burns y Daniel Clowes es solo un plus.

En No Cambies Nunca, Sánchez ha elaborado un laberinto que desde un punto de vista narrativo, no es lineal y deja muchas preguntas abiertas. Las tres historias entrecruzadas de una científica que juega a ser dios, de un médico que se hace cargo de un bebé monstruoso y de una relación amorosa en declive, se mezclan para crear una atmósfera sumamente inquietante. El resultado – comparado muchas veces a David Lynch - es una sensación perturbadora y a la vez adictiva que se quedará impregnada en la mente del lector por un buen tiempo.

The underwater welder

¿Qué podemos decir de la última novela gráfica de Jeff Lemire que no se haya dicho? ¿Que es una obra maestra de misterio de las que no se ha visto en años? ¿Que examina temas de nostalgia y pérdida de la inocencia con un trazo estilizado que por momentos busca emular el lápiz suelto de Hugo Pratt? Lo que tenemos aquí es a simple vista, la historia de una mujer que se prepara a dar a luz y su esposo, un soldador submarino que empieza a tener visiones de su padre en el aniversario de su muerte.

Pero si nos detenemos por un segundo, el comic se muestra a sí mismo como un interesantísimo estudio de las costumbres de la clase obrera. No solo eso. Lemire ha construido una telaraña que tiene como eje central el género del misterio, pero que de él emanan temas de vida, muerte, memoria, realidad, padres y los tesoros que escondemos de nosotros mismos, enterrándolos en nuestro subconsciente. No por nada Damon Lindelof lo llamó "el mejor guión de la Dimensión Desconocida que nunca se produjo".

Crónicas de Jerusalén

El trabajo ganador de Angouleme en este último año es un huracán creativo de proporciones épicas. Guy Delisle es uno de los pocos cronistas importantes que hay en el mundo de los comics y sus vivencias en la ciudad santa es una ventana a choques de culturas, opiniones y lo irónico que es que haya tanto odio en el lugar en el que nació la frase “ama a tu prójimo”. Jerusalén es una exploración a las complejidades que la ciudad trae consigo y de cómo cristianos, judíos y musulmanes construyen sus vidas en espacios cercanos bajo la constante amenaza de ver todo derrumbado por la brisa más ligera.

Pero si lo meditamos bien, el verdadero protagonista de la obra es la barrera de Cisjordania. Y es que el muro que divide a Israel de Palestina es una fuerte metáfora para la separación de vidas que hay entre las personas a cada lado del muro. Al final, el mensaje es claro. Todos creamos barreras a nuestro alrededor, aislándonos de nuestros prójimos ya sea por temas religiosos, políticos o sociales. El mundo está lleno de barreras.

2 comentarios:

renso dijo...

¡Felicitaciones, Gianco!¡Buen Artículo!. Anteriormente en Arcadia Mediática hemos traído Cronicas Birmanas de Guy Deslile, a ver si pedimos el Jerusalem.

Nos vemos.

Renso

Guido Cuadros F.A. dijo...

Hola Gianco, permíteme un cherry. Tengo un tomo de THE UNDERWATER WELDER recién llegado de USA, en estado completamente nuevo. Lo vendo a 100 soles, incluye delivery gratuito a varias zonas de Lima. Interesados escribir a: guidocuadros@gmail.com
gracias.