viernes, 19 de abril de 2013

Feliz cumpleaños atrasado Superman

En honor al hombre de acero, me gustaría dejarlos con este post del recuerdo, uno de los primeros que escribí en el blog y uno de los que más atención jaló en sus inicios. ¿El título del artículo, se preguntan?

... "Supeman no es un Lorna"

Enjoy!

--------

Superman es uno de mis superhéroes favoritos. Y como seguidor fiel de su ideología, siento que tengo una responsabilidad hacia su legado. Verán, por algún motivo y durante muchos años, a Superman se le ha tachado de ser... muy cándido, muy bonachón. Tal vez es el peinado de colegial sacado de los cuarentas. Tal vez son los anteojos de abuelo. La verdad es que hoy en día, la percepción hacia Kal-El ha cambiado drásticamente. Cuando la gente hable de él, ya no se habla de un titán o un semidiós.

Se habla de un lorna.

(Este homre usa sus calzoncillos encima de sus pantalones)

Superman, lamentablemente, se ha vuelto un sonsón. Un superhéroe demasiado bueno para su propio bien. Come todas sus verduras y nunca lastimaría ni a una mosquita. Sus morales lo han traicionado. Al ser tan bueno, puro y blanco, se ha vuelto muy sinsabor. Demasiado blah. Ha dejado de interesarnos.

Por eso es que el resto de nosotros, meros mortales, preferimos a Batman. Es oscuro, se mueve en las sombras. Es más ‘cool’. Preferimos ver a Bats luchar con sus demonios internos que ver a Superman sermonear a algún malhechor. Por un lado, Superman vuela por los cielos y sonríe. Aburrido. Por el otro, Batman sale por las noches y amenaza ladrones. Chévere.

Pero la verdad es esta. Superman no es un cualquiera. Es el último hijo de Krypton de la casa de El. Es el hombre del mañana destinado a vivir en el hoy para siempre. Es la palabra de Nietzche hecha verdad. Es alguien que puede viajar hasta la luna, y desde ahí ver el atardecer en todo un hemisferio. Puede ver como las células de tu piel mueren mientras habla contigo y nunca dirá nada (Sería descortés de su parte).

Superman es un mito y es eterno. El ser que todo lo puede.

Y sin embargo, este es su mayor defecto. Al tener prácticamente los poderes de un dios, Superman puede vencer a cualquier villano. Pero como dice Umberto Eco, esto lo ubica ‘en la preocupante situación narrativa de ser un héroe sin adversario, y por tanto sin posibilidad de desarrollo.’ Este es el dilema del hombre de acero y algo que todos sus escritores se preguntan ¿Qué obstáculo le podemos dar a Superman? ¿A qué adversario suficientemente grande se puede enfrentar?

Por esta razón es que toda aventura de Superman funciona mejor cuando la sacamos de su contexto ordinario y le damos circunstancias y enemigos inimaginables. Mientras sean más distorsionados, mejor. Por eso es que las historias del Silver Age funcionan tan bien:

- Estrellas de mar gigantes que controlan tu mente
- Policías Científico-Fascistas del futuro
- Villanos que convierten a los héroes en piezas de ajedrez.

El mundo de Superman siempre es más divertido cuando se ve inmerso en lo maniático, lo desequilibrado, incluso lo chiflado. Basta pensar en Bizarro, Mister Mxyzptlk y el Superman Compuesto para tener una idea de lo que estoy hablando. Y tal vez el mejor ejemplo de todo esto es el Allstar Superman de Grant Morrison y Frank Quitely.


En doce números, Morrison creó la versión definitiva del hombre de acero. La premisa es elegante y simple. Superman está contaminado por radiación solar y va a morir. En el poco tiempo que le queda realizará las 12 tareas hercúleas y salvará al mundo por última vez.

En este lapso lo vemos responder la pregunta imposible: ¿Qué ocurre cuando la fuerza indetenible se encuentra con el objeto inmovible? Su respuesta es lógica y sencilla. ‘Se rinden’. En otro número viaja al pasado incognito para conversar con su padre y acompañarlo en el momento de su muerte. En otro, crea un universo miniatura para ver cómo sería un mundo sin él. ¿El resultado? Un mundo alterno en el que unos artistas de nombre Siegel y Shuster crean un personaje de comics, también llamado Superman. Así es, Morrison propone que Superman creó nuestro mundo y que su mitología es tan grande que se filtró hasta nuestra conciencia colectiva en la forma de una idea. El hombre no existirá, pero su idea es eterna y vivirá para siempre.

Finalmente, en el último número y antes de morir, Superman sueña con Jor-El, su padre kryptoniano. Paseando sobre ríos de lava, el fantasma de su padre empieza a hablar del efecto que tiene en la humanidad. ‘Les has dado un ideal al cual aspirar, representas sus más grandes aspiraciones. Ellos crecerán, se tropezarán, se caerán, se arrastrarán… y maldecirán... y finalmente se unirán contigo en el sol, Kal-El.’

Y esta es la verdadera esencia de Superman. Es alguien que nos inspira a ser mejor en cualquier cosa que hagamos. No pelea por el estilo de vida americano. Él pelea por el estilo de vida humano. Es el inmigrante perfecto que representa lo mejor de la humanidad y que lucha por cada uno de nosotros.

Pero no puede salvarnos a todos.

Alex Ross dijo que Superman es el símbolo fallido de Jesucristo y está muy en lo cierto. Es el ser que todo lo puede y que sin embargo, se rehúsa a imponer sus valores sobre nosotros. En su mente, a pesar que es mil veces más inteligente y fuerte que cada uno de nosotros, él no tiene ningún derecho a cambiar nuestras vidas. Solo hace lo que cualquiera de nosotros puede hacer. Inspirar grandeza a través de sus acciones.

Superman es el Prometeo moderno. El ser que voló hasta el sol y que trajo el fuego para la humanidad. Se ha convertido en un mito y como sabemos, todo mito es inconsumible. Es un personaje de ficción, de eso no hay duda. Pero eso no significa que no sea real. Toda idea es real. El hecho que no podamos tocar o medir una idea no implica que no exista. Superman respira y está junto a nosotros.

Si no me creen, pregúntenle a Barack Obama

6 comentarios:

rnz dijo...

Buen post.
Leo hace tiempo tu blog pero es la primera vez que escribo.

Interesante. En el último trailer de The Man of the Steel citan algo muy parecido.
"Les darás a la gente de la Tierra un ideal para que se esfuercen, correrán detrás tuyo, se tropezarán y caerán pero con le tiempo se reunirán contigo en el sol"

Pd: Supes siempre fue mi superhéroe favorito.

Anónimo dijo...

Personalmente pienso que en lo unico que han fallado en las peliculas de superman.,es en tratar de enfrentarlo al pelado luthor.como si fuera un enemigo peligroso para el mundo.Pero el personaje en si de Superman esta muy bien definido.y en ningun momento da la apariencia de un tonto.hasta un chibolo se da cuenta que esta fingiendo esa apariencia al ver la pelicula.Trasmite mas bien ser mas mosca que cualquiera.Es definitivamente mil veces mejor que Batman. y de la ultima pelicula del murcielago ,por favor no me hagan reir!! es una autentica MADRE! gimiendo cuando el malo lo golpea,y con una voz que parece el pato donal resfriado.en fin una porqueria total!! y peor aun cuando enfrento al wason..me dio verguenza ajena! Asi que no comparen a Superman con esa tonteria de batman por favor!!

gustarzinger dijo...

jajajajaja

que pajaaaaa

...menos mal ya lei superman allstars gracias a peru 21 y me parecio un gran comic, y si pues, me reivindico al queso que pensaba era superman.

El Team dijo...

Wow genial post, Superman tambien es mi personaje favorito entre todos los superheroes.
Morrison tambien declaró una vez que escribir para este personaje era demasiado complicado y aun asi logró crear la genialidad de All Star Superman. creo que ahi radica lo interesante de sus comics, yo prefiero encontrarme con comics geniales como este en donde uno nota que se han roto el coco pensando como hacer una historia de un personaje que lleva mil pies delante de cualquiera, para eso hay que pensarlo bien.

Hank dijo...

muy bueno, tengo pendiente desde que lo mencionaste en tu blog hace tiempo el all star, y ahora en mayo vas a hacer uno por el cumpleaños de batman?

Anónimo dijo...

osea que por que no te gusta superman,no pones mi comentario?..pense que eras imparcial tio con las opiniones,pero ya veo que eres igual que guido c. te caiste tio!