viernes, 10 de mayo de 2013

El Cómic Digital Llegó Para Quedarse


¿Digital o Impreso? ¿Accesibilidad o Nostalgia?

De un tiempo a esta parte la compra de cómics digitales se ha visto incrementada, representando un mercado importante para las editoriales. Ya no sólo viven de sus cómics impresos, si no que ahora las versiones digitales les han dado nuevos bríos a la industria.

Basta escuchar (o leer en este caso) las palabras de Hank Kanalz, vice presidente de productos digitales de DC, quien dice: "Hemos visto un crecimiento de tres dígitos en la venta de cómics el 2012". O si no están convencidos, Marvel, a través de David Gabriel , vice presidente senior de ventas, mencionó lo siguiente: "Algo interesante ha pasado este ultimo año. No solamente hemos visto un incremento importante en la venta de cómics digitales, hemos visto una repuntada interesante en la venta de cómics impresos - ningún formato está dañando al otro. Hemos escuchado a varios minoristas decirnos que la venta de cómics digitales esta atrayendo nuevos y desaparecidos fans a sus tiendas, algo que es grandioso escuchar". A este punto quería llegar.



¿Es posible que la venta de cómics digitales potencie la venta de cómics impresos? Yo creo fervientemente que sí. La explicación del por qué, es simple, y yo lo veo reflejado en mi comportamiento como consumidor asiduo a los cómics. ¿Qué es lo que hago yo últimamente  Pues bien, mantengo una cuenta en comixology.com, el más grande portal hoy por hoy de cómics digitales, cuyo comienzo fue incipiente, y hoy es un monstruo realmente. Lo que hago yo es comprar algún cómic que me llame la atención, ya sea por el guionista, por el artista, o porque he leído algunos reviews positivos sobre el cómic. Si este primer número me atrapa y sé que es una serie que voy a seguir de manera regular, inmediatamente me mando a traer la versión impresa o si no espero un poco y me compro el TPB. Entonces, es una manera muy eficiente de depurar las compras de cómics que uno haría, evitándose la molestia de traerse el cómic  tenerlo impreso y darse cuenta que no es lo que uno esperaba. Obviamente, comprar el cómic digital tiene un costo similar a la versión impresa, pero bien vale el dinero que se invierte para conocer mejor qué cómics valen la pena y cuáles no.

Por otro lado, no podemos negar que para los que aman las tramas, sin darle mucho peso a lo bien que se siente tener el material impreso, esta alternativa se da muy bien. Por ejemplo, por mis ansias de querer leer Underwater Welder de Lemire, no pude esperar a que llegue el cómic desde estados Unidos y lo conseguí por comixology, lei el cómic, me encantó la historia, y no necesité el impreso. En definitiva tener nuestros cómics al alcance de un click es sumamente ventajoso, además en algunas oportunidades hay ofertas que no son nada despreciables, puedes conseguir muchos números de series interesantes a 0.99 centavos de dólar. O hay muchas veces en que hay comics gratis, principalmente los número 1 de series importantes. Y sobre cómics gratis, lo que me pareció una iniciativa recontra rompedora, fue una evento que Marvel llamo los #1, que consistía en inscribirse previamente para luego recibir un código que te permitía descargar miles de números uno de las series de Marvel, nuevas o antiguas. Y son precisamente este tipo de iniciativa, ofertas, descuentos o promociones, lo que jala la atención de nuevos fans del noveno arte o de aquellos que se habían alejado de este maravilloso mundo. Otro punto a favor son los reviews, ya que tenemos la posibilidad de descargarnos sin costo alguno, avances de algunos cómics, lo que refuerza mucho más el análisis previo a una decisión de compra.


Ya depende de cada uno qué es lo que quiere, y también cuál es el perfil de consumo que tengamos en lo que a cómics se refiere, y si es que el material que queremos conseguir está disponible en versión digital. Por ejemplo, no vas a encontrar casi nada o nada de CraigThompson en comixology, es más, quería leer como sea Jupiter's Legacy de Millar y Quitely, pero tampoco está en comixology, y es que leí que Millar ha prohibido tajantemente que sus títulos propios sean publicados simultáneamente de manera digital, para que sean publicados o puestos a la venta en formato digital tienen que pasar cuatro meses de su publicación impresa. ¿Cuál es el motivo que mueve a Millar a trabajar de esta forma? No lo sé, pero a mi ya me hizo pedirme la edición impresa.

Lo que sí puedo asegurarle es que el futuro está en los cómics digitales como una alternativa más que viable para hacernos con nuestros cómics preferidos, este es un fenómeno que en lo que a series se refiere ya viene siendo evidente, por ejemplo Netflix, ha hecho en mi caso que deje de comprar algunas series en polvos azules.

¿Qué opinan ustedes de esta movida digital en el noveno arte? 

9 comentarios:

Guido Cuadros F.A. dijo...

Hola Angello:

No me parece que querer comprar cómics en formato físico sea una cuestión de nostalgia. Simplemente hay quienes preferimos apreciar el arte del cómic de esa manera. Agarra cualquier álbum europeo por ejemplo (generalmente de dimensiones bastante mayores al clásico comic-book gringo) y te vas a dar cuenta que es muy distinto tener el tomo entre tus manos y los ojos cerca del papel que mirar el arte frente a una pantalla. Además que aun hay muchas cosas respecto de la estructura y composición de las páginas, tamaño, visión holítisca (por ejemplo en páginas dobles) que aun no se resuelven del todo con los formatos virtuales.

Además, aquellos que ven el libro como ''algo viejo'', parecen no comprender que el libro (creado hace 500 años) es un artefacto de una alta tecnología y practicidad. Así como es, el libro es útil, fácil de maniobrar, etc. El único problema sería el que ''acumula espacio'', pero bueno eso será problema para algunos. Y también, estos snobistas tecnológicos, se empeñan en anunciar la ''muerte del libro'', no entiendo por qué. ¿Acaso la aparición del automóvil hizo que desaparezca la bicicleta? ¿O la aparición de los aviones hizo que desaparecieran los autos? Distintas tecnologías pueden existir en una misma época, porque no son del todo iguales pese a que en principio sirvan al mismo propósito. ¿Montar bicicleta acaso es ''nostalgia''?

En todo caso para los ''nativos digitales'' (aquellos nacidos hace poco y que desde su niñez se han acostumbrado a leer todo por internet y no han cogido la costumbre de leer libros) será seguro tedioso rodearse de tomos y tomos de papel y preferirán leer todo virtual (acá también hay un tema de la ''velocidad'' a la que se han acostumbrado a vivir, y ala de considerar todo como entretenimiento desechable: ''leo y punto, ya lo leí para que lo quiero tener''). De paso que -como es su costumbre- entre viñeta y viñeta revisan su facebook y conversan con sus amigos.

Volviendo al tema, el uso de los cómics virtuales tiene sus indudables beneficios como los que mencionas (específicamente es muy bueno leer al menos un primer capítulo de una obra de la que no estamos muy convencidos primero en formato virtual, y así elegir mejor las compras o desecharlas). Pero acá el tema económico que mencionas es cuanto más radical: no se trata de que las versiones virtuales sean mas baratas (mencionas puras alternativas ''legales'') sino que son gratuitas. En portales como THE PIRATE BAY encuentras casi cualquier cómic publicado en el mundo totalmente gratis, el mismo día de su publicación. Y ya no recurren a simples scaneos, sino que ''clonan'' las ediciones digitales. Por tanto no se presentan problemas de definición de imagen.

Este punto de la gratuidad -que no has tocado- es algo importante a a tener en cuenta cuando se tratan estos temas. Definitivamente el futuro traerá muchos nuevos fenómenos respecto de la lectura virtual (también hay que analizar el tema de los cómics hechos DIRECTAMENTE para ser leídos virtualmente, que no es lo mismo que un cómic hecho para ser impreso del cual también se hace una edición digital), pero creo que el libro va a seguir existiendo, por el simple hecho de que es un artefacto práctico y cómodo, ideal para recibir el mensaje de los autores.

Jose Antonio "Chiqui" Vilca dijo...

Estamos sincronizados, justo estaba por escribir sobre el tema. Yo he quedado atrapado por Private Eye, este loco proyecto del guionista de Y Last Man, y un genial dibujante español. Acaba de salir el numero 2, y el chiste es que sale digitalmente, a la vez en español, ingles y catalan, entras a la pagina de ellos, y puedes pagar de 0 a lo que quieras por el. Yo amo el papel, la sensacion, su portabilidad, y particularmente, sera por que suelo leer muchas veces los comics que tengo en fisico, que me parece que tengo mas recuerdo de ellos. Lo digital ya sea legal o ilegal, ha generado un gran consumo de lectura, y creo que podriamos hacer un paralelo con una gran especie de bibloteca o blockbuster (me refiero a la cadena de alquiler de video) a la que accedemos y luego como dices tu en algunos caso buscamos conseguir el comic en version impresa. Otro gran filon de la historia son los llamados nuevos formatos y los libro objeto. Creo que el panorama esta mas que interesante, e incluso van apareciendo formatos hibridos, comics con video, sonidos, animaciones, etc. Es bizarro el caso del manga, que muchos lo pintan y "animan" para colgarlo en Youtube y que tenga un feeling mas al anime. Igual en nuestro caso en el Peru, las nuevas editoriales, y el gran aumento de importaciones ya sea en ingles o en español esta haciendo que crezca el numero de lectores, y ese creo es el principal objetivo. Luego ya que cada uno elija que quiere leer.

Jose Antonio "Chiqui" Vilca dijo...

Estamos sincronizados, justo estaba por escribir sobre el tema. Yo he quedado atrapado por Private Eye, este loco proyecto del guionista de Y Last Man, y un genial dibujante español. Acaba de salir el numero 2, y el chiste es que sale digitalmente, a la vez en español, ingles y catalan, entras a la pagina de ellos, y puedes pagar de 0 a lo que quieras por el. Yo amo el papel, la sensacion, su portabilidad, y particularmente, sera por que suelo leer muchas veces los comics que tengo en fisico, que me parece que tengo mas recuerdo de ellos. Lo digital ya sea legal o ilegal, ha generado un gran consumo de lectura, y creo que podriamos hacer un paralelo con una gran especie de bibloteca o blockbuster (me refiero a la cadena de alquiler de video) a la que accedemos y luego como dices tu en algunos caso buscamos conseguir el comic en version impresa. Otro gran filon de la historia son los llamados nuevos formatos y los libro objeto. Creo que el panorama esta mas que interesante, e incluso van apareciendo formatos hibridos, comics con video, sonidos, animaciones, etc. Es bizarro el caso del manga, que muchos lo pintan y "animan" para colgarlo en Youtube y que tenga un feeling mas al anime. Igual en nuestro caso en el Peru, las nuevas editoriales, y el gran aumento de importaciones ya sea en ingles o en español esta haciendo que crezca el numero de lectores, y ese creo es el principal objetivo. Luego ya que cada uno elija que quiere leer.

Angello Tangherlini dijo...

Me refiero a leer material impreso como algo nostálgico debido al hecho de que poco a poco la tecnología, lo digital, va alcanzando los niveles de consumo de lo impreso, sin embargo hay gente como chiqui, como tu o como yo que va a seguir comprando cómics o libros impresos y lo hacemos porque así siempre lo hemos tenido en nuestra mano, y aunque algunas veces consumamos productos Digitales, algo nos moverá a seguir consumiendo papel y tinta, y eso tiene algo de nostalgia.

Angello Tangherlini dijo...

Respecto a las opciones gratuitas, tenemos dos fuentes de comics piratas. La primera es la clásica versión escaneada, que es definitivamente un bodrio a la vista, es frustrante querer leer un comic así, y obviamente el arte no se aprecia en lo absoluto. Ahora, las opciones que mencionas, que son las pirateadas de las versiones digitales, pues, digamos que tampoco son iguales, idénticas a las versiones legales, la definición no es tan buena. Además estas opciones realmente hacen daño al cómic, porque promueven que lo que no debería salir de una pantalla de computadora, sea impreso y comercializado.

Angello Tangherlini dijo...

Concuerdo con Chiqui en que el asunto es que se el número de lectores de este medio (el cómic) aumente y sea más valorado. Como bien dices, esto es un tema evolutivo, tanto en la forma de hacer cómics como en la forma en que se comercializan, no podemos pretender que el cómic, como expresión artística y como medio de comunicación se mantenga estático, obviamente se encuentra susceptible a la evolución, y querer cerrar los ojos o voltear el rostro ante ello es no querer aceptar la realidad.

Alberto Cordova dijo...


Creo que la novedad es que la gente está pagando por ellos, los comics digitalizados en formatos CBR o CBZ o incluso PDF tienen una larga data en la Internet, es cuando las grandes compañías se sacaron la venda de los ojos y vieron que había un público que consumía y que demandaba el acceso a las versiones digitales que el mercado se ha expandido.

Personalmente no estoy de acuerdo que un comic digital deba costar como uno impreso incluso si se distribuyen en simultáneo, es decir tiene que haber una ventaja comparativa para que los consumidores no tengan que esperar descuentos de $1 o $0.99 de títulos que ni siquiera son actuales y posiblemente ya estén pirateados.

Otro problema que presenta la distribución de comics digitales es que las compañías no digitalizan todo su material, es decir tienen una lista especial que solo relanzan en TPB o ediciones de lujo para coleccionistas, esto a la larga conducirá a una mayor piratería si es que no se le da la misma importancia a un consumidor digital que a uno de publicaciones impresas.

También está el detalle de los derechos de copia en los formatos digitales (DRM) que limita el número de copias para todo tipo de productos (libros, música y ahora comics). En comixology puedes adquirir tu versión digital pero no puedes regalar esa misma copia a un tercero, el acceso siempre tendrá que ser de su portal y desde su navegador (el cual es muy básico y no permite manipular el tamaño de las imágenes), similares cosas pasan en iTunes o en el Kindle pero al final los consumidores siempre encontrarán soluciones alternativas para lo que las compañías piensan que es un uso indebido de tu propio producto.

Aceptemos las ventajas de las versiones digitales y no las menoscabemos con restricciones de copias o formatos únicos (.m4a) todo eso genera más piratería por no confiar en el consumidor.

En unos años el público consumirá más digital dado su practicidad y acceso quedando las versiones impresas como TPB o ejemplares de lujo dado que el público lo vera como eso un material de colección para poner en tu estante. Incluso las compañías pondrán más esmero es la parte artística luciendo las portadas como auténticas piezas de arte.

Angello Tangherlini dijo...

Alberto, gracias por tu comentario. Concuerdo contigo en varios puntos. Primero, es obvio que la estructura de costos de la cadena productiva de comics digitales es diferente a la de comics impresos (la diferencia está en la impresión y el papel obviamente), por ello, los precios no deberían ser los mismos, los comics digitales deberían ser más barato. Aunque de hecho, en comixology, el precio de los comics va disminuyendo mientras mas nos alejemos de la semana en que fueron publicados, pero concuerdo contigo en que deberían tener un menor precio de arranque. Ahora, me imagino que no lo hacen porque perderían una cantidad significativa de ventas en material impreso, e imagino que las editoriales aun no estarán preparadas para ello.

Respecto a la cantidad de material que las editoriales ponen en versión digital, ahora el catálogo es bastante amplio. Más bien, lo que menos hay es TPBs.

No concuerdo contigo en el tema de la piratería. Mencionas que esto se da porque las empresas no confian en su consumidor, y la verdad, eso no tiene nada que ver con la piratería. La piratería es un fenómeno económico que se aprovecha más bien de la confianza que tienen las empresas en los consumidores, obteniendo beneficios mediante la oferta de mejores precios y menor calidad. Por ello, creo que la piratería del cómic va más allá de las restricciones de formato.

Alberto Cordova dijo...


Tienes razón en ello, la piratería es un tema bien complicado que atenta contra los autores y la misma industria, mi replica va por los “derechos de copia” con que las empresas restringen los productos digitales pero con ello no quiero justificar la piratería.

Me agrada saber que ahora se puede publicar comics directamente en digital y pedir al consumidor lo que crea justo (The Private Eye de Brian K. Vaughan) espero que esto permita que muchos autores que trabajen en el mainstream puedan encontrar un nicho para explayar sus demonios creativos.

La publicación directamente en digital ahorrará costos a fututo pero me preocupa la avalancha de publicaciones que genere, ya sé que hay blogs y sites que recomiendan lo mejor del año pero el público siempre querrá escuchar a las editoriales dado que ellos si leen cada producto que lanzan y por tanto su opinión será más objetiva.

En resumen el futuro del comic se presenta prometedor, los autores tendrán que arriesgarse más por publicar cosas propias y encontrar su público, esto quizás genere una baja en el género superheroico pero el comic es un medio tan versátil que posiblemente genere más géneros y fórmulas que siempre nos dejen en vilo para el siguiente número