lunes, 2 de diciembre de 2013

Los mejores comics del 2013 - Puestos 20 al 11

Aquí vamos de nuevo. Lo mejor del año en dos entregas. Procedemos rápidamente a evaluar nuestros títulos favoritas de los últimos doce meses. Como de costumbre, unas breves aclaraciones. En primer lugar, aún no leo los siguientes títulos que muy bien podrían entrar en la lista: Lost Cat, Maria M, Today Is the Last Day of the Rest of Your Life, TEOTFW y varios más.

En segundo lugar, como siempre aclaramos que nos arrepentimos de no haber leído todo lo que quisimos haber tenido en nuestras manos y que toda lista es subjetiva e inútil automáticamente en su propósito. Con este listado, a lo que más puedo apuntar es a que busquen y disfruten alguno de estos títulos por su cuenta. Con eso, me doy por más que satisfecho.

Bueno, sin más ni menos los dejo con los mejores comics del 2013, puestos 20 al 11. Y atentos a las próximas semanas que se viene la segunda entrega. ¡Empecemos!


20) NOBROW 8


De más está decir que en los últimos años, Nobrow se ha convertido en la antología de comic e ilustración de más alto nivel que hay en habla inglesa. No es broma. Quiero pensar en otros ejemplos que puedan hacerle la competencia, pero no se me ocurre ninguno. Quizás MOME, pero ya cerró sus puertas hace buen tiempo. Otro podría ser Kramer’s Ergot, pero seamos honestos. Los últimos números son una sombra de la gloria del pasado. ¿Lapin quizás? Pero nah, no cuenta. Ya murió y es en francés. En fin, mi punto es que en el presente, no hay libro que se compare a Nobrow. Lo que tenemos en nuestras manos es una demostración de las posibilidades del comic como medio artístico. Como dice Zainab Akhtar, Nobrow es un "caleidoscopio de estilos artísticos, ideas y enfoques. Algunos podrán sentirse abrumados, pero la verdad es que todo elemento ayuda a dar profundidad, convirtiéndola en una de los pocas publicaciones merecedoras de lecturas continuas".

La antología en sí tiene un aire visceral que arranca desde la primera página, algo que seguro se debe a la naturaleza del volumen. Y es que cada número de Nobrow tiene un concepto distinto, y este último lleva como temática, la “histeria”. Tomemos por ejemplo las ilustraciones que componen la mitad del libro. Ya sean los elefantes color neón de Emannuelle Walker o el cerro de mujeres amazónicas, apiladas una sobre otra de Rebecca Dart, todas vienen cargadas con una energía gutural y atrevida hasta decir basta. Y como si fuera poco, al igual que cualquier otro producto de la editorial, este volumen merece una ovación de pie ya que el cuidado de diseño e impresión es impecable. Desde la portada de MAX en la que un hombre se encuentra cara a cara con la sombra de dios, sabemos que se trata de algo importante. Y no, no decepciona en lo más mínimo.

19) BATTLING BOY – PAUL POPE


¡Por fin! El libro que tomó años en ver la luz ya está aquí. Pope canaliza los espíritus de Kirby y Moebius a través de sus manos para narrar las aventuras de Battling Boy, un niño que desciende del Olimpo para batallar contra monstruos y demostrar su valor. Si bien la premisa es trillada a más no poder, Pope demuestra que la verdadera magia está en los pequeños detalles, en la forma en la que los paisajes cobran ángulos imposibles y las políticas de un mundo abstracto invaden la mentalidad del pueblo. Es un comic para niños, que no quepa duda alguna, pero uno no puede evitar sonreír al pasar las páginas. Y es que este comic, más que cualquier otro en esta lista, tiene HARTO corazón. El comic es dinamismo puro, acción a la vuelta en cada rincón y por si fuera poco, hace alarde de manejar un ritmo impecable. A estas alturas, Pope ha demostrado ser uno de los dibujantes más enérgicos y audaces que hay. En Battling Boy simplemente lo vemos relajarse un poco y divertirse con la historia de un niño que aterriza en el mundo para pelear y conocerse a sí mismo. El resultado es altamente gratificante (un plus, un spin off de Battling Boy basado en Aurora West será dibujado el próximo año por otro autor en esta lista).

Finalmente, un pequeño comentario. El libro podría estar más alto en la lista pero lamentablemente el final se siente demasiado apresurado. Es más, podríamos decir que no hay final, más bien una especie de corte. Se entiende que es el primer volumen en una saga de aventuras, pero un cierre más conciso habría ayudado.

(click abajo para seguir leyendo)


18) ALTER Y WALTER O LA VERDAD INVISIBLE – PEP BROCAL


Sucede que es la primera vez que veo el trabajo de Pep Brocal y si tuviese que describirlo en pocas palabras lo llamaría vanguardista, ilógico y altamente divertido. En Alter y Walter encontramos el trabajo de un autor con una indiscutible huella personal, alguien que ha visitado el mundo de lo absurdo y que ha sabido plasmarlo al detalle en el lenguaje de comic. Dentro de Alter y Walter encontraremos una travesía hacia la conciencia misma, repleta de seres antropomórficos, paisajes del subconsciente y... Steve McQueen. La historia sobre un hombre que tiene un accidente de auto y se ve obligado a pasar la noche en un hotel en medio de la nada (del cual le resulta imposible salir) es un punto de partida para examinar nuestros miedos y pasiones, pero mayor aún, nuestras constantes preocupaciones con definirnos a nosotros mismos, encarar nuestros sueños de infancia y ver qué tan bien encajamos en la idea del “qué queremos ser cuando seamos grandes”.

No obstante, ese es solo un aspecto del libro. El otro, mucho más divertido y presente en cada vuelta de esquina, es el enfoque extraído del teatro del absurdo. Tenemos en nuestras manos una especie de híbrido entre la Fiesta de Cumpleaños de Harold Pinter y el Ángel Exterminador de Luis Buñuel. Alter y Walter que muy bien podría ser clasificada como una “comedia de amenaza” ya que tiene también esa sensación de peligro inminente, llena de interrogantes imposibles de despejar y que funciona no por el QUÉ cuenta sino por el CÓMO lo cuenta. Solo nos queda esperar con atención el próximo trabajo de Brocal quien dicho sea de paso, maneja un despliegue plástico adictivo que solo logra dejarnos con ganas de más.

17) SO LONG SILVERSCREEN – BLUTCH


El cine ha muerto. ¡Larga vida al cine! O al menos esa es la declaración oficial de Blutch, quien ha decidido convertir su última obra en una sublime y concienzuda ponderación del cine como vehículo artístico. El francés - uno de los artistas europeos más influyentes de los últimos 20 años - hace uso de comics cortos, monólogos y hasta corriente de conciencia para transmitir el amor y frustración que siente hacia el sétimo arte. Y digo frustración porque lo que tenemos frente a nosotros es una declaración a pecho abierto sobre todo que está mal con el cine.

No obstante, es innegable que el trayecto artístico de Blutch ha sido definido por lluvias torrenciales de imágenes, sean estáticas o en movimiento (El pequeño Christian, Peplum). El cine ha moldeado su vida y es por eso que los pasajes en este libro están protagonizados por Burt Lancaster, Tarzan y Ava Gardner. El resultado es entonces una deliciosa contradicción, una carta de amor/odio dedicada a la relación entre el artista y su obra. ¿La comercialidad del trabajo arruina su propósito artístico? ¿Cómo equilibra un director de cine su visión con presupuestos de producción y marketing? Al final no recibimos respuesta definitiva. Pero lo que obtenemos es más satisfactorio: una introspección lírica y destructivamente imaginativa sobre nuestros íconos y cómo todo lo que amábamos de niños puede ser corroído por el cinismo de la adultez.

16) EL HEROE VOL 2 – DAVID RUBIN


Lamentablemente leí el volumen 1 del Héroe muy tarde y no llegué a incluirlo en lo mejor del 2011. Para los no familiarizados, en la saga de El Héroe, lo que Rubín ha hecho es tomar la leyenda de Hércules, filtrarlo por el lente de Jack Kirby y destilar una revisión del mito cargada de energía y garra. La historia es conocida, todos la hemos leído en el colegio. No obstante, esta versión sobresale por la manera en la que Rubín descontextualiza la historia y sus personajes, mezclándolos con elementos de la cultura pop y tecnología del siglo veintiuno. En este comic, no hay presente ni pasado, no hay necesidad de ser fiel al tejido histórico. El tiempo es una ilusión y todas las épocas parecen combinarse en un solo instante. Cuando vean a un joven Heracles escuchar un mix en su iPod o a Perseo aterrizar en una Harley Davidson lo entenderán.

En este segundo volumen, lo que tenemos al frente son los últimos años de vida del Héroe. Hércules ya realizó la mayoría de sus tareas y lo único que le queda por conquistar es la muerte. El tono es mucho más sombrío y el argumento está cargado de momentos trágicos y violentos que conducen la intensidad del primer volumen por nuevos senderos que no dejan de ser menos interesantes. Puede que “lo único” reprochable sea el epílogo en el que el autor rompe la cuarta pared para sacarnos de la historia misma y ser testigos de un nuevo capítulo en su vida. Y digo “lo único” entre comillas, porque la verdad es que lo que tenemos en las manos es uno de los trabajos más potentes y dinámicos que he leído en los últimos años. El trazo de Rubín es ultra ágil, conduciendo con suma destreza el ojo del lector página por página. Y ni qué decir del ritmo que emplea y su paleta de colores. Se entiende que Paul Pope lo haya reclutado para realizar el spin off de su Battling Boy. Si tan solo más comics de superhéroes fuesen así…

15) NEMO: HEART OF ICE – ALAN MOORE Y KEVIN O’NEILL


En este último volumen ambientado en el universo de La Liga de los Caballeros Extraordinarios, Moore y O’Neill rescatan aquel elemento tan importante que caracterizó la serie allá a comienzos de la década pasada y que luego pareció disiparse: el sentido de aventura. Y es que a pesar que siempre se ha mantenido un estándar alto de calidad, es innegable que las últimas colecciones de la liga tenían un espíritu un tanto más académico. Nada de malo con ello, pero confieso que a veces se extrañaba una simple aventura que apunte a deslumbrar y entretener. Y en ese aspecto, Nemo: Heart of Ice sí que cumple.

Consideren tan solo la premisa de este libro: Janni Dakkar, la hija del capitán Nemo, emprende una carrera hacia el Ártico en la que se enfrentará a criaturas infernales de tiempos antiguos. Como dicen algunos, es Julio Verne mezclado con H.P. Lovecraft y entre nosotros, es tan absurdo y divertido como suena. Como de costumbre, hay cientos de referencias literarias, pero a diferencia de otros volúmenes, la historia no se ve abrumada por ellas. Más bien, todo lo opuesto. Uno como lector tiene la sensación que Moore debe haber estado sonriendo de oreja a oreja mientras escribía (la manera gráfica que idea para retratar lo que es sufrir un desplazamiento temporal es brillante). Toda idea fluye libremente y encaja a la perfección con otra, sin obstruir nunca el camino ni desviar la atención del lector. Excelente comeback del maestro, quien al parecer se divirtió tanto que ya anunció nuevo volumen para el próximo año. ¿El título? Las Rosas de Berlín. Apúnteme con una copia.

14) VERY CASUAL – MICHAEL DEFORGE


Hace unas semanas, Ng Suat Tong escribió un ensayo totalmente sardónico sobre Michael De Forge llamándolo “el mejor dibujante de su generación” en tono de burla. En él, desacreditaba su estilo, refiriéndose a sus trabajos como “pelusas inconsecuentes. Comics aparentemente transgresores que lo único que hacen es reciclar los colores de Kirby, Umezu e Hino”. No obstante, es precisamente esto lo que lo convierte esta pelusa inconsecuente en algo tan atractivo. Y es que para sorpresa de muchos, DeForge es uno de los pocos que ha irrumpido en la escena con un estilo totalmente formado, lleno de influencias del mundo de diseño, comic y literatura. Su lápiz es como una esponja, absorbiendo todo lo que ve a su paso y reproduciendo un esperpento (sí, dije esperpento) fantástico, lleno de colores primarios, fluidos corporales y horrores visuales del más alto calibre.

Very Casual es una colección de varios trabajos de DeForge, historias que deambulan entre lo absurdo y lo abstracto. Tenemos el cuento de unos venados alienígenos por un lado y una oda simbiótica a Spider-Man y Steve Ditko por otro. Puede que no haya elementos de narrativa clásica (una sola historia que vaya de A a B con personajes completamente desarrollados) pero lo que DeForge ofrece está en otro plano. Es una visita surrealista y escalofriante a una imaginación sin trabas. Tan solo consideren la historia del hombre que nace con un torso exactamente idéntico a Snoopy visto de espaldas, que es atormentado toda su vida y que solo encuentra confort cuando un accidente de auto destruye su cuerpo. Escrito así, no tiene nada de sentido. Pero cuando lo lean se darán cuenta que funciona a la perfección dentro de la lógica maniática del autor.

13) HEADS OR TAILS – LILLI CARRE


Lilli Carré es uno de los tesoros más preciados del comic norteamericano. Sus personajes desafortunados, protagonistas atrapados en los vaivenes del destino, son excelentes puntos de partida para un universo en el que nuestras voluntades son solo la mitad de la ecuación. Y si bien con 'La Laguna', Carré ya se había cimentado como una de las voces más elocuentes del panorama contemporáneo del medio, en Heads or Tails demuestra que el cuento corto también es su fuerte. Ya sea la historia de un hombre imposibilitado de tomar decisiones, condenado a vivir su rutina diaria planificada al milímetro o la de una mujer que llega una noche a su casa para encontrar a una copia suya durmiendo en su cama, Heads or Tails pinta un mundo que funciona bajo su propia lógica, uno totalmente distinto al nuestro y que sin embargo no deja de tener un cierto aire familiar.

Consideremos por ejemplo “The Thing about Madeline”, el cuento de la mujer que encuentra un duplicado suyo durmiendo en su cama. Si bien uno pensaría que el atractivo está en ver cómo alguien suplanta nuestra identidad, lo que Carré ha hecho es mucho más interesante, poniendo el énfasis en una introspección mismo voyeur a nuestra vida vista desde afuera de la ventana. ¿Estamos al tanto de la manera en la que nos comportamos? ¿Qué pensaríamos de nosotros si no nos conociésemos? El resultado es altamente divertido y la gráfica versátil y altamente estilizada de Carré ayuda a que el libro se sienta como una especie de lluvia de colores y pensamientos. Definitivamente una de las voces más importantes de su generación.

12) KITARO VOL 1 – SHIGERU MIZUKI


Listo. Este es. Por fin lo encontré: el autor a recomendar cuando alguien me pregunte qué leer luego de Tezuka. ¿Su nombre? Shigeru Mizuki. En Kitaro, su obra más famosa y longeva, el renombrado autor nos ofrece una dosis de magia y diversión para todas las edades. Nuestro protagonista es un niño tuerto que vive en un pantano, amigo de demonios fantasmales (los yokai) y encargado de castigar a personas malvadas y seres que atenten contra su buen humor. ¿Mencioné que era tuerto? Bueno, en realidad tiene dos ojos. Es solo que el segundo, más que ser un ojo, es la personificación de su padre en forma ocular, quien frecuentemente se desprende de la cuenca para tener sus propias aventuras. Como dirían algunos… solo en Japón.

Y no se ustedes, pero a mí me fascina. Mizuki no tiene ningún reparo en adornar ni “poner bonitos” a sus personajes para congraciarse con el público de Disney. En Kitaro, la crudeza espiritual siempre está latente y cuando unos villanos son enviados en un bus al infierno, la historia no corta para regresar al final feliz de los buenos. Al contrario, termina con los villanos llorando en el infierno, sabiendo que van a pasar el resto de la eternidad rodeados de fuego y ceniza. ¿El bonus? Aprender bastante sobre el folklore japonés, el sistema de creencias y cómo es que tienen una especie de dios para cada tipo de actividad diaria. El resultado es fascinante.

11) MARBLE SEASON – GILBERT HERNANDEZ


El último libro de Gilbert Hernandez como solista es una oda a la infancia y brilla por hacer algo que muy rara vez he visto condensado de manera tan perfecta: lo que es ser un niño. Les hago ahora a ustedes, queridos lectores, una pregunta: ¿Recuerdan lo que es ser un niño? ¿La forma en la que se movía tu cuerpo? ¿Lo ligero que eras ante la gravedad? ¿Los ángulos desde los que veías el mundo? ¿Los miedos irracionales? ¿Empezar a jugar y terminar en llanto? Gilbert al parecer si, y en Marble Season trae todos estos recuerdos a flote con una inyección de adrenalina. Todo viene de un porrazo y en cuestión de segundos, volvemos a ver el mundo a través de la imaginación y no el conocimiento.

Lo genial del libro es que en sí, solo se trata de eso: de pasar el día con niños pequeños, jugando en las calles, haciendo travesuras, experimentando cosas nuevas, etc. La habilidad más grande de Hernandez es la de traer vida propia a todo personaje que crea, sin importar si solo aparece en una página o en cien. Todos tienen una voz y todos tienen una historia. Miren sus posturas, sus manos, sus ojos; todos tienen algo que contar. Y bueno, el estilo caricaturesco de Hernandez calza perfecto en esta situación. Si el uso de personajes con poco detalle en el rostro sirve para que el lector pueda ubicarse a sí mismo en sus zapatos, entonces en Marble Season, todos los niños funcionan como esponjas que nos permiten absorber nuestros recuerdos olvidados y plasmarlos en estas hojas. En cierta forma, nos guste o no, estamos leyendo nuestros propios recuerdos. Los reto a que lean el libro y no vean a alguien que conocen encapsulados en este mundo. No saldrán defraudados.

6 comentarios:

Junior larrea dijo...

Excelente lista Gianco,lo que más me gusta es la diversidad ya que se incluye el manga.

Justo leí una separata de Lilli Carré asi que me parece genial que este incluida.Espero la segunda parte!


Junior

elvis dijo...

Interesante, me animé a leer algunos. Espero llegue la segunda parte antes que acabe el año.

Junior larrea dijo...

Gianco,

Aun no lo veo el comentario sue poste, es la seguda vez que pase en donde comento y no aparece uno de mis comentarios.

Espero tu respuesta,

Saludos,

Junior

Gianco dijo...

Gracias chicos y mil disculpas por la demora en responder. En unos días viene la segunda parte. saludos!

Anónimo dijo...

En unos días ; _ ;

angel dijo...

y donde están los mejores del 10 al 01 ??????