domingo, 8 de febrero de 2009

Conversaciones con Cairo - ¿La responsabilidad del comic? - Parte 2

Hace dos semanas posteé la primera parte de la discusión que se viene llevando a cabo con Conrado Cairo en su blog vltracomics. La pueden leer aquí. ¿El tema? La responsabilidad y el propósito de artistas en el mercado actual. ¿Cuál debe ser la meta de aquellos que dibujan comics hoy en día? ¿Es alguien que trabaja para Marvel o DC con fines comerciales, un verdadero artista? O incluso mejor, ¿es el comic arte? Es una discusión valiosísima. Sigan leyendo.

----------

Gianco: No se la verdad. Entiendo tu punto de vista en que el comic underground y el Marvel/DC no tienen ni deben ‘fusionarse en un todo armonioso’. Son 2 entes que viven y respiran por separado - a pesar que a menudo son los creadores indie o alternativos quienes crean las mejores historias de superhéroes (El Hulk de Kochalka o el Superman vs. Bizarro de Pekar por ejemplo).

(Hulk vs. La Lluvia por James Kochalka)

Pero el enfoque aquí, creo que es la diferencia contextual que existe en el Perú y otros países donde se leen comics, sea USA, España o Argentina. En mi opinión, el comic underground y alternativo sale como natural respuesta al saturado ouput comercial de los 60s. Artistas como Dan O’Neill o el mismo Pekar que de pequeños eran ávidos lectores del Hombre Araña y de Superman crecieron para convertirse en fundadores de la contracultura. Hicieron trabajos que sorprendían porque antes que nada, eran experimentos y no comics. Su enfoque era romper la estructura cansada de la época, creo yo.

En USA y otros lugares, ya había una base, un cimiento. ¿Pero acaso ha habido siquiera una base en el Perú?
¿Existe una cultura de comics? A lo mejor somos como las primeras personas que vieron la primera película de los hermanos Lumiere. Vemos el tren y corremos ahuyentados sin entender lo que estamos viendo. El comic es un medio completamente distinto que requiere el funcionamiento de distintas partes de nuestro cerebro. Pon Jimmy Corrigan frente a alguien que nunca ha leído un comic y lo más probable es que no entienda nada. 


A lo que voy, es que no estoy seguro si existe una cultura de comics en el Perú. ¿Cuántos niños leen comics? ¿Cuántas personas menores de 15 años conocemos que hayan leído un comic? ¿Cualquier tipo de comic? La verdad, creo que nunca he visto a un niño leer un comic en la calle (sin contar tiras cómicas ni condorito, claro). Nunca desde los 70s/comienzos de 80s hasta… los comics de Perú 21. ¿Es algo bueno o malo? De cierta forma, al publicar decenas de miles de historias de superhéroes a 2 soles, se está creando una generación de lectores. Niños que están absorbiendo y absorbiendo historias de capas y spandex.

Es verdad que no somos nadie para decidir qué publicar y qué dar al público. Mencionas que como en todas las artes,
‘el acercamiento debe ser natural y espontáneo’. Muy cierto. El comic es un arte, eso nadie lo discute. Pero lamentablemente, siempre y cuando un fanzine o novel gráfica tenga un precio y un código de barras en alguna parte, va a ser de igual manera un producto comercial. Una oferta que satisface una demanda.

(Portada de Zap Comix por Victor Moscoso)

Creo que al final habrá artistas que se preocupan solo por crear arte. Perfecto. Pero a lo mejor también habrá personas que deseen promover el comic y ‘educar’ (que horrible suena esa palabra) a las personas para que en algún futuro remoto sean capaces de levantar un comic de Victor Moscoso sin huir gritando del tren. Y al menos para nuestro país en que no existe una cultura de comic, la verdad que no me parece algo reprochable.

Conrado Cairo: Excelente comentario Gianco, especialmente porque me permite estar en desacuerdo con casi todo lo que dices. Veamos: es cierto que había una motivación reactiva fuerte en el underground comic cuando apareció. Era obvio que quería hacer algo que no se había hecho antes, y llevarle la contra al modelo establecido por el comic tradicional. Pero, como era el espíritu de la contracultura no reformar sino revolucionar, los undergrounders iniciaron un camino al margen del sistema de producción e hicieron algo tan simple como ir mucho más allá de la proclama y demostrar en los hechos que absolutamente cualquier cosa podía decirse en el comic FUERA de ese sistema de producción.

(Pekar dibujado por Crumb)

No pretendían subvertirlo desde dentro, ingenuamente. Creían en que los cambios verdaderos y perdurables no se hacen de a pocos ni pidiendo permiso. Hasta ese momento (en Norteamérica y en el mundo) para leer comics, y para crearlos, había que obedecer a la tradición. El underground comic no esperó a los cambios, los hizo. Eso es lo que hacen los creadores independientes de hoy. Especialmente en nuestros días, cuando en nuestro rincón del mundo sabemos lo que está pasando allá afuera, no podemos alegar que ese mundo ha cambiado para otros y no para nosotros. Sabemos que, desde hace casi medio siglo, el comic es fundamental e irreversiblemente distinto a la pobre oferta del mainstream comic.

Los americanos todavía asisten a esa lucha entre arte y entretenimiento (en el campo del comic), entre creadores independientes y asalariados de la industria, mientras que nosotros, para quienes no existe una industria editorial y menos todavía una industria del comic, sólo tenemos la opción de la total independencia. Y eso sólo puede ser bueno (si supiéramos aprovecharlo). Puestos frente a la elección entre volver a las " bases y cimientos" del comic tradicional, o ir por un camino en el que se abren todas las posibilidades de expresión libre, a cuál llamarías la elección más inteligente? En todo caso, como dice el dicho, "no puedes destocar una campana".

(X-Men por Jim Lee)

Una vez que el underground echó abajo las puertas, proponer que volvamos al modelo productivo del pasado es pedir que se destoque la campana. Estate tranquilo: no existe en el Perú una cultura del comic, eso es cierto, y lo he venido diciendo en el blog. Ni cultura, ni tradición, ni historia propia. ¡Usemos eso en nuestro beneficio! Es mucho más posible que alguien que nunca ha visto un comic en su vida esté dispuesto a dejarse llevar por alguien como Chris Ware y su Jimmy Corrigan. A "entenderlo." El problema del lector complaciente es que está mal acostumbrado. Ha estado expuesto a (y acondicionado por) una oferta limitada. Es la visión paternalista de la industria la que sentencia que el lector "no entiende nada".

Dices que nadie discute que el comic es arte. ¡Yo lo discuto! Lo he discutido en el blog.
El comic NO ES UN ARTE, así como la guía telefónica no es literatura sólo porque tiene muchas letras y es un libro grueso. El comic alcanza categoría de arte en esas escasas ocasiones en las que, quien lo crea, es conciente de cuales son sus capacidades y potencialidades para la expresión libre y original. El arte no sucede accidental ni naturalmente. Es una elección voluntaria de parte del artista. No podemos llamar al comic arte sólo porque somos aficionados a él.

(Jimmy Corrigan por Chris Ware)

En cuanto a que todo libro, comic-book y fanzine tiene un precio de tapa, pregúntate: ¿Cuántos creadores independientes recuperan el dinero que invierten en imprimir sus comics en fotocopia? Ninguno. ¿Dejan de crear? No. Lo siguen haciendo durante años, como si la única razón para seguir en el asunto fuera, justamente, que nunca van a ganar un centavo haciendo comics. Los afortunados que son (en el primer mundo, por supuesto) invitados a publicar en una editorial establecida (alguien como Seth, en Drawn & Quarterly) es muy probable que nunca puedan renunciar a sus empleos rentables en la ilustración o la enseñanza. Lo suyo, hacer comics, no es un empleo. Como no lo es publicar, o hasta hacerse famosos, para los escritores de literatura. O los poetas. ¿Viven de escribir poesía? No, pero sus libros también tienen precio de tapa. O sea que por ahí no va la cosa. En el otro extremo, pregúntate si los equipos de producción en el mainstream comic lo harían si no fuera por la exclusiva razón de que aspiran a ganarse la vida haciendo eso.

Deja que el lector se eduque solo. O que muera bruto. Prefiero lo segundo ( es muy divertido ).

----------

(Continuará...)

No hay comentarios: