viernes, 1 de octubre de 2010

Una visita a L'Association

Si, si, ya se... He dejado de postear frecuentemente. ¿Qué les puedo decir? Luego de casi dos años de tener un blog (Jebús... ¿Van a ser dos años?), a veces las energías se desgastan un poco y bueno, siéndoles perfectamente honesto, escribir sobre comics y cultura pop deja de ser tan emocionante como lo fue en un inicio. Pero es natural me imagino, como todas las cosas en el mundo. Súmale a eso el hecho que la vida real a veces se cruza con los quehaceres del universo virtual y presto! tienes una receta perfecta para dejar el blog de lado.

Pero no crean que me estoy despidiendo ni nada por el estilo. Simplemente quería explicar el por qué de mi ausencia - o mejor dicho, ligera ausencia - en los últimos días. Y ni se preocupen, ya que lo que nunca se irá es el amor por los comics que uno tiene, algo que simplemente te sigue a todos lados.

Y prueba de esto, es este pequeño foto-reportaje que le hice a L'Association, la editorial de comics - perdón, BDs - francesa.


Say what?! Así es. Mientras el Ciudadano POP se encontraba en su camino a Asgard, paró por un día en París y visitó una de las mejores (o quizás la mejor) casa editorial de comics francesa. En caso desconozcan el trabajo de L'Association, tan solo digamos que fue fundada por Lewis Trondheim, David B, Killoffer, etc. y que ha publicado excepcionales libros como La Guerra de Alan, La Ascensión del Gran Mal, Comix 2000 y nada más y nada menos que Persepolis.

Ahora, no se por qué, pero al parecer no muchos hablan de los cuarteles generales de L'Association en internerd. ¿Por qué? No tengo la más mínima idea. Los blogs siempre se refieren a las oficinas como si se tratasen de cuarteles escondidos, pero la verdad es lo que lo único que tienen que hacer es entrar y tocar la puerta. (al fondo a la derecha como indica el cartel de arriba)


Dentro, esto es lo que vemos. Una gloria. No es por nada, pero esta es la idea que tengo en mi cabeza sobre cómo debe verse una editorial de comics. Cosas interesantes en cada esquina y un claro respeto por el medio en general.


Si volteas inmediatamente a la izquierda, esto es lo que ves. Un fierro cruzado en el techo con un letrero que dice 'peatones' y los restos de cajas de madera, de seguro los contenedores donde llegaron los BDs que aún ni salen a la venta.


Sigue caminando en la misma dirección y verás al igual que yo, muchos de los trabajos más experimentales que has visto en tu vida. ¿Lo más sorprendente? Desconocía el nombre de cada uno de estos artistas. ¿No es genial eso? ¿Saber qué tienes kilómetros y kilómetros de artistas por conocer?



Ahora, algunas personas creen que las oficinas de L'Association son un espacio cerrado donde no le abren la puerta a nadie. La verdad es que... (aunque probablemente no debería decirles esto)... es falso! Hasta tienen un espacio dedicado a la venta de comics! Incluso tienen secciones especiales con libros a 50% de descuento. Me imagino que simplemente no tienen el deseo de promocionar el lugar en ningún lado. Mejor para el resto de nosotros ¿no?


Miren esa genial pintura en la foto de arriba. Creo que es de Killoffer, pero podría estar equivocado. ¿Algún interesado en corregirme?


Abajo, más y más libros. Casi todos los números de Lapin! Guibert! Daly! Thomas Ott! (La única cosa que faltaba era dinero en mi bolsillo)



Vista más amplia del espacio de ventas. Les pregunté si podía comprar el afiche de La Ascensión del Gran Mal que está pegado en la pared (el azul). Marie, la chica que me atendió, me dijo en un perfecto tono francés... : 'Non'.



La nota anecdótica del viaje. ¿Cómo supe que esto era una editorial francés? Bien entré a las oficinas, uno de los que estaba presente, Jacques, empezó a tocar la guitarra y a tomar un poco de vino... Comics, música y vino. C'est la vie.


El comedor de L'Association. Por lo que vi, la jarra de café debe haber sido llenada cada hora. Hay una seria adicción al café en Francia, les digo.


Abajo, la gente trabajando en publicar algunos de los mejores ejemplos de arte secuencial. Marie es la del fondo, díganle hola.


Y para terminar, esta extraña cabaña estaba postrada en medio de la oficina. A su alrededor, decenas de dibujos de varios artistas que han pasado por L'Association. Vi algo de David B y hasta algo de Menu. ¿Lo más extraño? La entrada tiene la forma de una llave gigante. ¿Por qué? Es un misterio, al menos por ahora. Pueden ver una mejor foto de la choza en Fantagraphics.


... y esa fue mi visita a L'Association. A la salida, encontré a Jacques fumando. Me mostró una serigrafía excepcional de Blanquet (parte de una serie de 50, autografiada) y estuve a un pelo de comprarla. A un pelo, les digo. ¿El único inconveniente? Ya había gastado casi todo mi presupuesto en Un Regard Moderne. Compré un Lapin para mí y un libro de Killoffer para un amigo. Jacques tuvo la amabilidad de regalarme los catálogos del 2009 y 2010 (que acababa de llegar de la imprenta). En fin, será un motivo para regresar. Los dejo con una foto de mi botín de guerra franchute.


¡Ah! Y lo mejor de todo, el código de barras que viene en todos los libros de L'Association.


¿Quieren saber qué es lo que dice? Me robo la traducción de Entrecomics:

Aunque L’Association rehusa imprimir códigos de barras en sus libros, dado que son antiestéticos y éticamente desagradables, se ve forzada a aplicarlos a sus pulbicaciones por razones logísticas mediante etiquetas adhesivas, que son malignas, onerosas y molestas. Nos gustaría señalar, sin embargo, que estas etiquetas han sido estudiadas para que tengan un pegamento que no desfigure las cubiertas de los libros, y es por tanto deber del lector retirarlas del libro tras comprarlo, y destruirlas con rabia y júbilo mientras canta en voz baja “La humanidad no será feliz hasta que el último burócrata sea colgado con las tripas del último capitalista”.

Genial, ¿no? Au revoir!
.

5 comentarios:

Mar dijo...

Lo mismo has abierto la caja de Pandora, pero ¿cómo resistirse a entrar si estás por allí?
;)

Muchas gracias!
Besitos

Jesús Cossio dijo...

buenisimo lo de del codigo de barras!

Manuel dijo...

pucha que paja ver todo el material que tienen a la venta... y por allí veo que tienen material de Le Dernier Cri y de los sudafricanos de Bitterkomix, supongo deben tener de otras editoriales más (por allí veo un cartel ilustrado por Crumb - que en realdiad es de un catálogo - de otra editora francesa, Cornelius).

Me pregunto si aun les quedarán tendrán el volumen de Comix 2000 por allí? (me arrepiento no haberlo comprado cuando tuve oportunidad).

Gianco dijo...

Mar, es definitivamente una parada obligatoria si uno está cerca.

Manue, en efecto. Habían varios libros de Cornelius y otras editorias.

saludos!

Anónimo dijo...

necesidad de comprobar:)